Medio Ambiente SOCIEDAD Solidaridad TENERIFE

MEDIO AMBIENTE | Cruz Roja continúa implicándose para contribuir a paliar el problema de las basuras marinas

EBFNoticias | El Área de Medio Ambiente de Cruz Roja de S/C de Tenerife pone en marcha, por segundo año consecutivo, el proyecto “Voluntariado Ambiental en Costas”, que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica.

Partiendo de la problemática de la contaminación marina que existe en las costas de nuestro archipiélago, esta iniciativa trata de educar, sensibilizar e impulsar la implicación de la ciudadanía, tanto al colectivo adulto como al de menores de edad, para abordar este asunto de interés internacional, de forma que sean ellos y ellas quienes promuevan la conservación de los ecosistemas naturales y del litoral.

El jueves pasado, 11 de marzo, comenzó este proyecto con la realización de la ‘Formación en Basuras Marinas’, en la sede local de la Institución, ubicada en el barrio de Ofra, dirigida tanto al personal laboral y voluntariado de Cruz Roja como a la sociedad en general. La definición del concepto ‘basura marina’, su procedencia y composición, los microplásticos y las actuaciones para prevenirla y promover la mejora ambiental de nuestros océanos y costas, son algunas de las claves de esta actividad impartida por el director provincial del Área de Medio Ambiente de Cruz Roja, Juan Carlos Sánchez.

“Voluntariado Ambiental en Costas” cuenta con diversas formaciones en basuras marinas y talleres de educación y sensibilización ambiental, que se realizarán a lo largo del presente año, en la que podrán participar todas aquellas personas interesadas. Además, está previsto tres limpiezas de costas, que se llevarán a cabo en los meses de julio, agosto y octubre, en el Malpaís de La Rasca (Arona), Playa de Benijo (S/C de Tenerife) y Malpaís de Güímar, respectivamente.

El año pasado, Cruz Roja registró la participación de 1.192 personas, más de la mitad de ellas menores de edad, en las 16 actividades que se organizaron dentro de este proyecto medioambiental.

Hay que destacar que las principales basuras marinas encontradas en los últimos muestreos realizados por la Institución han sido: bastoncillos higiénicos, colillas, fragmentos de plástico, tapas y tapones de plástico, toallitas higiénicas, fragmentos de vidrio, cabos y cuerdas, envases de alimentos y bebidas, etc. Una parte de estos deshechos son arrojados por sumideros y desagües de los baños que llegan directamente al mar y a la costa, pero la mayoría han sido arrojados directamente en el agua o en las playas, o abandonadas en el medio urbano.

A todo esto, se le suma el problema de los microplásticos generados por el paso del tiempo y la actuación del sol, derivados de estas basuras de plástico, que son engullidos por los organismos marinos, pasando luego a la cadena alimenticia. Un problema que afecta directamente a la salud de las personas.

Cruz Roja circunscribe estas acciones en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de Naciones Unidas, en este caso concreto en el 14 de conservar y utilizar de manera sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible, así como en el 3 de garantizar una vida sana y promover el bienestar en todas las edades.

Desde Cruz Roja, Juan Carlos Sánchez, Director Provincial de Medio Ambiente y Salud, recomienda, para contribuir a cumplir con estos objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, “no tirar basura en el entorno marítimo-costero, pero tampoco en entornos naturales o vías urbanas expuestas al riesgo de verse arrastrada por la lluvia o el viento al mar, y no usar los inodoros como papeleras”.  Además, afirma que “este proyecto va a enfocado a los menores, pero también no descuida a los adultos, puesto que ellos son el presente y los responsables de dejarle un mundo mejor a los más jóvenes”.

Fotos Cruz Roja- Luis Camejo