ISLAS Sanidad Tecnología

LAS PALMAS | Hospiten Roca ofrece pruebas gratuitas para detectar glaucoma a mayores de 50 años

EBFNoticias | Hospiten Roca (Las Palmas de Gran Canaria) organiza dos jornadas de puertas abiertas para realizar pruebas gratuitas sobre glaucoma dirigidas a personas mayores de 50 años, dentro de su plan de responsabilidad social empresarial en el marco de la celebración del Día Mundial que tiene como objetivo concienciar sobre la importancia de su prevención.

Las pruebas tendrán lugar los días 18 de marzo y 1 de abril, en horario de 09:00 a 13:00 en las instalaciones de Hospiten Roca. La forma de detectar esta enfermedad es en una consulta oftalmológica, por lo que se medirá la visión, la presión intraocular y se observará la parte anterior y el fondo del ojo.

El glaucoma es una enfermedad ocular muy frecuente que afecta al nervio óptico, el que conecta el ojo al cerebro. La causa principal es el aumento de la Presión Intraocular (PIO) y si no se detecta a tiempo suele provocar la pérdida de visión. Los síntomas comienzan con una reducción de la visión periférica y continúa progresando hacia el centro. En muchos casos, se detecta cuando la enfermedad ya está muy avanzada, por lo que es fundamental realizar revisiones periódicas para su diagnóstico.

Actualmente, se estima que hay 60 millones de personas afectadas por glaucoma en el mundo. Esta enfermedad es la principal causa de ceguera irreversible en el mundo, y la segunda de todas las cegueras después de las cataratas. La pueden padecer todas las personas y a cualquier edad, aunque es más frecuente a partir de los 50 años. También se debe tener en cuenta algunos factores de riesgo, como los antecedentes familiares. Además, la probabilidad aumenta en personas con diabetes, miopía o hipermetropía altas o que hayan sufrido traumatismos oculares, y en las etnias africana y asiática.

El tratamiento habitual si se diagnostica un glaucoma, es realizar pruebas más específicas para confirmar su presencia y el paciente tendrá que acudir regularmente a consulta para controlar la evolución de la enfermedad, además de someterse  a un tratamiento que variará en función del tipo de glaucoma. Aunque el método más frecuente son los colirios antiglaucomatosos, se podría recurrir a láser o cirugía si fuera necesario.

No existe una cura para el glaucoma y la visión perdida no se puede recuperar. Sin embargo, la mayoría de los afectados conservan una vista compatible con la vida normal, siempre que se cumpla con un tratamiento adecuado. La frecuencia del glaucoma es tan alta que se calcula que en el año 2020 ya habrá 76 millones de personas afectadas y en 2040 la cifra ascenderá a los 111 millones.

Desde Hopiten se recomienda que para prevenir esta y otras enfermedades oculares, se realice una primera revisión oftalmológica a los cuatro años de edad, a la que seguirán controles rutinarios cada dos años en personas sin problemas visuales o cada año en las que sí los tienen.