FUERZAS DE SEGURIDAD ESTADO INTERNACIONAL SOCIEDAD Sucesos

SUCESOS | Desarticulada una organización dedicada al cultivo de marihuana para su exportación y venta

EBFNoticias | Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en el marco de la Operación ”Farmers-Bambusa” desarrollada en la Comunidad Autónoma de Madrid y la provincia de Badajoz, en los 25 registros simultáneos practicados han detenido a 22 personas como presuntos autores de delitos contra la salud pública, pertenencia a organización criminal y defraudación del fluido eléctrico. Además, se han desmantelado 8 plantaciones de marihuana y se han aprehendido 10.500 plantas y 250 kilos de cogollos empaquetados y preparados para su venta.

Los detenidos conformaban un grupo delictivo dedicado al cultivo de marihuana para su posterior tráfico a diferentes países europeos. Para abastecerse de marihuana la organización contaba, en la provincia de Badajoz, con un clan familiar cuyos miembros dirigían una red de invernaderos y cultivos indoor. La organización operaba desde la Comunidad Autónoma de Madrid estableciendo contactos con traficantes de Reino Uno, Francia e Italia principalmente, a quienes enviaban la droga mediante empresas de paquetería.

La investigación comenzó en enero de 2018, cuando agentes de la Policía Nacional recibieron varias denuncias, de vecinos de la localidad madrileña de Parla, en las que alertaban de la existencia de un piso en el que podría estar siendo almacenada marihuana en grandes cantidades. Fruto de las primeras investigaciones, se incautaron 109 kilos de cogollos de marihuana y 105.200 euros y se detuvo a cuatro ciudadanos de nacionalidad china, responsables de la guarda y custodia de la droga.

Dentro de las diferentes colaboraciones y coordinaciones entre Policía Nacional y Guardia Civil encaminadas a la lucha contra el tráfico ilegal de sustancias estupefacientes, agentes de la Comisaría de Parla, de la Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Nacional y de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Badajoz, descubrieron la existencia de un complejo entramado que operaba desde Madrid y Parla, compuesto por ciudadanos chinos que actuaban en pequeñas células que, a su vez, se encargaban de contactar con los receptores de diversos países europeos: Reino Unido, Francia e Italia, principalmente.