Cultura Espectáculos

TEATRO GUIMERÁ | Este sábado, adaptación de la novela ‘La voz dormida’

EBFNoticias | El Teatro Guimerá acoge, a las 20:30 horas de este sábado día 9, la representación de la adaptación teatral de la novela ‘La voz dormida’, de la escritora Dulce Chacón. En ella, la actriz Laura Toledo encarna a la protagonista, Pepita, que narra una historia de posguerra en la que se enarbola la bandera de la dignidad y el coraje.

Esta adaptación realizada por Cayetana Cabezas se centra en uno solo, pero sin olvidar los restantes. La obra, que está dirigida por Julián Fuentes Reta, es un canto a la paz, a la libertad y a la justicia.

Previamente, el viernes 8, «se celebrará un encuentro, a las 19:00 horas, con Inma Chacón, hermana de la escritora, que centrará su charla en el tema de la mujer y el entorno a la figura de su hermana».

‘La voz dormida’ cuenta cómo un grupo de mujeres encarceladas en la madrileña prisión de Ventas se enfrenta a la humillación, la tortura y la muerte. Chacón comentó, en su día, que «es una historia de tiempos de silencio, donde se relata el sufrimiento de aquellas mujeres que perdieron una guerra y la agonía que vivían sin conocer cuál sería su final». La obra está documentada en historias reales, aunque la autora suavizó alguna de ellas e introdujo nuevos matices.

Las entradas, al precio de 24, 22 y 20 euros, se pueden adquirir en la taquilla del Teatro Guimerá de martes a viernes, de 11:00 a 13:00 y de 18:00 a 20:00 horas. También se pueden comprar por teléfono llamando al 922 609 450 o a través de la página web www.teatroguimera.es. Las personas con carné del Guimerá, jóvenes de entre 13 y 16 años, mayores de 65, familias numerosas y las personas con discapacidad a partir del 33 por ciento también pueden beneficiarse de diferentes tipos de descuentos.

Pepita Patiño, la cordobesa que inspiró la novela, narra su historia y la de otras compañeras de prisión. Una historia de amor y miedo que la escritora transformó en un alegato contra la represión de la posguerra con el objetivo de devolver la palabra y la dignidad arrebatadas a las mujeres del bando perdedor. Pepita Patiño murió a sus 91 años en Córdoba. Su historia se ha llevado a la narrativa, al cine y, ahora también, al teatro con motivo de su muerte con el fin de que su figura llegue a los máximos corazones posibles.

Cayetana Cabezas, que adaptó el texto a su versión teatral, opina que fue un privilegio y un reto comenzar a reconstruir la obra a partir de lo que, a su entender, sostiene la historia: el amor. «Dar voz a los ojos de Pepita contribuye a hacer el viaje del resto de los personajes, puesto que cada uno de ellos la construye y la forja».

Cabezas agrega que «la extraordinaria capacidad de amar de esta mujer y su manera de relacionarse con la gente que la rodeaba hace que ‘La voz dormida’ no sea solamente una historia de guerra y posguerra, sino una historia de amor que vence al tiempo y que, aunque no sale indemne, sí consigue hacerse fuerte ante las incansables vicisitudes de una de las épocas más convulsas y negras de la historia reciente de España».