Prensa SOCIEDAD Televisión UNIVERSIDAD

ARONA | La Universidad de Invierno inaugura su tercera edición acercando la educación universitaria a la comarca sur de Tenerife

EBFNoticias | El alcalde de Arona, José Julián Mena, ha inaugurado el acto en el que ha expresado que «los vecinos y vecinas de Arona han sido los que durante años tuvieron que hacer un importante esfuerzo para enviar a sus hijos e hijas a estudiar a la Universidad, contando con la posibilidad de que algún día pudieran tenerla cerca», por lo que ha asegurado que «décadas después, esta noche, el corazón de la Universidad late entre nosotros, un momento que vivimos con orgullo quienes sentimos Arona». Además, Mena también ha destacado que «fue la voluntad de hacer realidad ese anhelo de nuestro pueblo la que nos llevó a poner en marcha la iniciativa de la Universidad de Invierno de Arona, como foro de encuentro, de intercambio de ideas y de poner una formación pública y de calidad al alcance de todas y de todos.

El vicerrector de la Universidad de La Laguna, don Francisco Javier García Rodríguez ha transmitido que aún están abiertas las inscripciones, animando a la participación en esta edición, que ha asegurado que ya cuenta con un centenar de personas inscritas. El vicerector ha asegurado que «se trata de un proyecto más que consolidado, con tres años de andadura y del que nos sentimos muy orgullosos. No solo por acercar la universidad al sur de Tenerife, sino por la variedad de los contenidos que se ofrecen, a un módico precio, gracias al esfuerzo del ayuntamiento de Arona». Francisco Javier García también ha manifestado que «es un placer seguir haciendo latir el corazón de Arona y de la ULL juntos»

Un acto emotivo en el que la escritora y periodista Mara Torres ha captado la atención de todos los asistentes con su conferencia Vida real, vida imaginaria en la que ha explicado, a través de sus experiencias profesionales, la importancia de ser creativos y tener sueños, asegurando que «el mejor paso para conseguir las cosas es imaginarlas». Y puso un ejemplo reciente, como anécdota. Hace poco estuvo en el Observatorio Astrofísico del Teide haciendo la primera salida de su reciente programa. «cuando acabamos ese día, emocionados por aquel paraje volcánico tan impresionante a esas horas de la madrugada, le dije a gente de mi equipo que quería volver pronto a Canarias. A los pocos días me llegó la invitación de Arona y aquí estoy», indicó.

Durante la ponencia, Torres ha apoyado sus palabras con material audiovisual con el que ha relatado su paso por los informativos de TVE La 2 noticias, ofreciendo pequeños extractos con los que ha explicado el cambio que se ha producido en la televisión en 20 años y cómo se ha ido adaptando en su anterior canal, intentando siempre utilizar la imaginación para marcar la diferencia. «Después de 25 años de vida profesional como periodista y escritora, conociendo a muchísimos personajes del mundo de la cultura, la política, a empresa, etc., está convencida de que «todos han empezado soñando con alcanzar algún objetivo», añadiendo que «Hay muchas herramientas que pueden despertar la imaginación pero sin formación poco se puede hacer», manifestando que «En mi vida se ha dado mucho el caso de que la línea de la vida real se ha confundido con la línea de la vida imaginaria».

Sobre su anterior programa, en TVE, La 2 Noticias, destacó que había sido muy innovador. Recordó que su primer presentador, Lorenzo Milá, fue precursor cambiando los estereotipos de la imagen de los informativos al aparecer en pantalla sin corbata y con aire desenfadado.

La 2 Noticias, dijo, lo hacía un equipo de 10 personas con un presupuesto muy pequeño. «Éramos los proscritos de TVE a los que nadie hacía caso. Los jefes no nos saludaban», comentó.

Entre otros recuerdos rocambolescos de La 2 Noticias hizo referencia a una experiencia inédita que consistía en invitar todos los viernes a una persona que no fuera periodista para que ese día dirigiera el informativo. «Un día, dijo, le tocó al director de la Fura del Baus y nos puso en un gran compromiso al pedirnos que nos inventáramos una noticia económica en la que los bancos entregaban sus beneficios a los gobiernos para que redistribuyeran la riqueza entre la humanidad». «Era una forma de llamar la atención sobre la manipulación informativa y lo hicimos y funcionó muy bien aunque estábamos preocupados con la repercusión que podía tener», dijo.

Las cosas se pusieron, con la crisis, mucho peor y La 2 Noticias se quedó materialmente sin presupuesto. «Había que agudizar la imaginación y nos pusimos a tirar de imágenes de archivo y de agencias para hacer un informativo distinto y recordó, como ejemplo, la entrevista a un niño en campos de refugiados que contaba la guerra de Siria con mucha mímica y espontaneidad o el efecto de recurrir a los personajes de Barrio Sésamo para dar las noticias de la corrupción del caso Bárcenas. «La 2 Noticias siempre fue muy particular por la complicidad que ha  establecido con el espectador. Teníamos tiempo, eso es verdad, para darle la vuelta a las informaciones, y demostramos que las cosas se pueden contar mejor», indicó Mara Torres.

«Los últimos fueron años duros y estaba cansada. Decidí dejarlo y me iba a mi casa cuando me llamó la Ser y antes de que me ofrecieran nada les dije, solo acepto si me dan las noches, quería volver a aquella etapa, con un aire  nuevo por supuesto, pero solo quien trabaja las noches se da cuenta del gran potencial que tienen.»

Ahora se encuentra inmersa en este nuevo proyecto, El Faro, en la Cadena Ser, de hecho, comenzó su ponencia diciendo que acepta pocas invitaciones para participar en actos públicos porque termina muy cansada los jueves después de hacer, desde el lunes, cuatro programas temáticos de su nuevo proyecto radiofónico, en la cadena Ser, El Faro, líder de la  noche, que termina a las cuatro de la mañana y que le obliga a acostarse, entre pitos y flautas, sobre las siete de la mañana. «Yo tengo el horario cambiado», dijo, «y por eso necesito el fin de semana para recuperar fuerzas para seguir». Pero aceptó la invitación de la Universidad de Invierno de Arona, confesó, porque con todo lo que tiene que ver con formación «hago excepciones y me sacrifico».