Canarias NACIONAL POLÍTICA SOCIEDAD Tecnología

TECNOLOGÍA | La Agenda digital de Canarias avanza en su acceso a la banda ancha y la mejora de sus competencias

EBFNoticias | Tras la celebración del Consejo de Gobierno del pasado lunes, el consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, Pedro Ortega, se ha reunido hoy en Madrid para poner sobre la mesa ministerial las necesidades de Canarias en materia de infraestructuras de comunicaciones, entre las que está solicitar al Estado el pleno acceso de banda ancha para los habitantes de la Isla de La Graciosa tras lo acodado este mismo lunes en Consejo de Gobierno celebrado en la octava isla.

El Gobierno de Canarias busca soluciones para que la agenda digital canaria abarque el desarrollo de las infraestructuras de comunicación garantizando, entre otras cosas, un acceso universal a la banda ancha de muy alta velocidad a precios asequibles en todo el territorio canario y la mejora de la formación en competencias digitales.

El consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, Pedro Ortega, y el Secretario de Estado para el Avance Digital, Francisco Polo Llavata, mantuvieron en la tarde de este miércoles, 23 de enero, una reunión sobre la situación actual del desarrollo de las infraestructuras de comunicación de las Islas en la que Pedro Ortega expuso que Canarias debe avanzar y para ello es necesario ejecutar los fondos destinados en la convocatoria de banda ancha del gobierno autónomo, así como la inclusión en los fondos estatales de un mayor radio de actuación para Canarias., debido principalmente a la existencia de fondos estatales suficientes para atender las necesidades de financiación para la promoción del despliegue de redes de acceso de muy alta velocidad en toda la Comunidad Autónoma de Canarias.

Respecto a la banda ancha, para el período 2019-2020, el Gobierno de Canarias ha propuesto una convocatoria de 1,79 millones para llegar con la banda ancha a aquellos lugares donde no llegan los operadores y que beneficiaría a 10.600 habitantes de un total de 120 núcleos.

Paralelamente el Gobierno canario está trabajando para que en la consulta pública de zonas blancas que está en marcha también pueda ser objeto de actuación con fondos estatales en unos 819 núcleos que le han propuesto ‘blanquear’ y poder llegar a 116.529 habitantes.

Con estas medidas se pretende atenuar la brecha digital existente en Canarias, debido en parte a que la nueva regulación del mercado mayorista de la banda ancha por la CNMC ha tenido el efecto inmediato de concentrar las inversiones de los operadores en la zona competitiva al tiempo que las frenaba en el resto del territorio, acentuando las diferencias en el despliegue de tecnologías de acceso de nueva generación entre zonas rurales y ciudades.

Sin embargo, el pasado 20 de diciembre de 2018 la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información recibió el informe del Ministerio sobre el proyecto del Gobierno de Canarias sobre medida de subvenciones para el fomento del despliegue de redes de banda ancha de muy alta velocidad en Canarias para 2019-2020.

El Informe del Ministerio consideraba la no existencia de complementariedad suficiente entre la medida de ayudas diseñada y las ayudas del PEGA-NGA de esa Secretaría de Estado, debido principalmente a la existencia de fondos estatales suficientes para atender las necesidades de financiación para la promoción del despliegue de redes de acceso de muy alta velocidad en toda la Comunidad Autónoma de Canarias.

Asimismo, el Gobierno de Canarias advierte que el resto de hipotéticos impedimentos a la complementariedad serían fácilmente salvables estableciendo algún criterio para delimitar el ámbito de actuación de cada una de las medidas como, por ejemplo, se hizo en la anterior convocatoria mediante el uso de umbrales poblacionales.

Respecto a la Mejora de Competencias Digitales de Canarias, el consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, Pedro Ortega, consideró que es una prioridad reforzar las actuaciones que se están realizando desde la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información para despertar vocaciones, que complementan la formación reglada, al tiempo que realiza una importante labor de concienciación no sólo en los jóvenes sino también en padres, madres y educadores de las ventajas pero también de los riesgos que las nuevas tecnologías suponen.

Por ello, indicó el consejero que «consideramos un elemento estratégico que debe estar contemplado en la Agenda Digital para Canarias con una dotación de fondos destinados a tal fin que nos permita extender el alcance del programa CODECAN, tanto en el número de contenidos y materias a desarrollar como en el número de beneficiarios.

Desde 2010, el Gobierno de Canarias a través de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, adscrita a la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, puso en funcionamiento el Programa para el Fomento de las Competencias Digitales en Canarias – CODECAN – como un instrumento necesario para potenciar las capacidades y conocimientos de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, principalmente, en los sectores más jóvenes de la población, favoreciendo la igualdad de género así como la inclusión de colectivos con minusvalías físicas o psíquicas.

Durante estos ocho años, CODECAN ha desarrollado las competencias digitales de los más jóvenes y no tan jóvenes en materias como electrónica, programación, impresión 3D, internet de las cosas, ciberseguridad, audiovisual y expresión oral. Paralelamente, y también dentro del programa CODECAN, se ha desarrollado una línea de fomento de uso responsable de los servicios de la Sociedad de la Información a través de la realización de charlas a padres, madres y educadores, así como a los propios jóvenes las cuales se han visto complementadas con la elaboración y divulgación de tres series de vídeos cortos que buscan trasladar ese uso responsable a la población.

En 2018, se movilizaron alrededor de 90.000 € que le permitió desplegar un total de 90 talleres, la mayor parte desarrollados en centros educativos, bibliotecas y museos públicos.