Ciencia

MUSEOS | Cosmocrónicas del eclipse total de Luna de mañana lunes

EBFNoticias | El Museo de la Ciencia y el Cosmos presenta una nueva edición de su sección digital Cosmocrónicas. Se trata de un trabajo de astrofísico y responsable de Didáctica de dicho centro, Oswaldo González, en el que informa de que durante la madrugada de mañana lunes 21, tendrá lugar uno de los dos eclipses de luna que se podrán observar desde el territorio nacional durante el presente año. Se trata de un eclipse total de luna.

Esta sección del Museo de la Ciencia y el Cosmos de Museos de Tenerife se hace eco de cuestiones relacionadas con el Universo, la Astronomía y la Astronáutica, tanto históricas como actuales. Especialmente, intenta explicar, de manera sencilla y práctica, los fenómenos astronómicos más cotidianos y del momento, algunos de ellos observables por todos a simple vista o con pequeños instrumentos, dando las indicaciones adecuadas para su perfecta y amena observación.

La noche del domingo, 20 de enero, hasta el amanecer del lunes 21, existe la oportunidad, desde todo el territorio nacional, de visualizar (durante más de cinco horas) todas las fases del único eclipse total de luna que tendrá lugar durante el presente año. Se trata de uno de los dos eclipses lunares que se podrán ver este año desde Europa, puesto que el otro será sólo parcial, el 16 de julio.

La hora de comienzo de la fase penumbral será a las 02:36 UT, que en invierno coincide con la hora local canaria. Esta fase del eclipse es difícil de observar, pues la disminución del brillo de la Luna llena es casi inapreciable a simple vista. Si la persona que lo observa estuviera situada en la superficie de la Luna, estaría viendo cómo la Tierra eclipsa parcialmente el disco solar.

Lo interesante empieza con el comienzo del eclipse parcial, a las 03:34, cuando el satélite de la Tierra se va introduciendo poco a poco en su sombra. A las 04:41 estará totalmente inmersa en dicha sombra durante poco más de 1 hora. A las 05:43 terminará esta fase de totalidad, para ir saliendo de la sombra hasta las 06:50 de la madrugada. La fase que queda, es decir, la fase penumbral, coincidirá con el crepúsculo en Canarias, por lo que no se apreciará.

El momento cumbre se producirá en medio de la totalidad, a las 05:12 UT, instante en el que el satélite de la Tierra estará lo más cerca posible del centro de la sombra terrestre. Es cuando más rojiza se verá, ya que, aunque esté dentro de la sombra terrestre, la atmósfera de este último, curva los rayos más rojizos provenientes del Sol y los hace incidir sobre la superficie lunar (refracción de los rayos solares). Que sea más rojiza o menos dependerá de la transparencia de la atmósfera terrestre, es decir, de la concentración de polvo y cenizas que tenga la atmósfera en ese instante.

Si la Tierra no tuviera atmósfera, la Luna desaparecería completamente. Solo se apreciaría un disco negro en la bóveda celeste en el que no habría estrellas.