FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Nueva estrategia turística | Salvador García Llanos

La noticia era la reunión en sí misma pues ésta había sido convocada al cabo de cuatro años. Es más, hubo personas y profesionales que confesaron desconocer la existencia del Consejo Español de Turismo (Conestur), un organismo creado en 2005 para sustituir al Observatorio del Turismo y al Consejo Promotor del Turismo, con un objetivo muy claro: lograr niveles más altos de participación y colaboración en las políticas sectoriales y en la promoción exterior. Administrativamente, el Conestur es un órgano colegiado, asesor y consultivo adscrito al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo cuyo titular ostenta la presidencia. Compuesto por cincuenta y cuatro miembros, procedentes tanto del sector público como del privado, esto es, representantes de la patronal, de las cámaras de comercio, de las organizaciones sindicales y profesional.
Pues se celebró a principios de esta semana, bajo la presidencia de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y las impresiones que han ido dejando algunos de los asistentes en diferentes medios son positivas. Por ejemplo, la Federación de Servicios de Comisiones Obreras (CC.OO.) hizo público un comunicado en el que pondera la acción del Gobierno en el sector, pese a la bajada del turismo internacional ya que se identifica con esa porfía genérica de más estancias de turistas y más ingresos por turismo.
La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, presente en la sesión, junto al director general de Turespaña, el tinerfeño Héctor Gómez, ha sido también muy explícita, tras destacar la cooperación y el trabajo conjunto entre las administraciones públicas y el sector privado. Admite que el sector turístico vive un buen momento “pero no podemos -dijo-caer en la autocomplacencia”, hecho que, de llevarse a la práctica, sería de lo más interesante pues se trata de seguir siendo competitivos mientras los mercados compiten ferozmente por la captación de clientes y las nuevas tendencias se van imponiendo casi a ritmo de vértigo en el cultivo de las ofertas propias.
Precisamente, uno de los asuntos que debatió el Conestur fue la promoción de nuevos productos turísticos que garanticen la sostenibilidad y la desestacionalización. Será, sin duda, uno de los contenidos de la Estrategia de Turismo Sostenible 2015 que se pretende aprobar en el primer trimestre del año entrante. Habrá que prestar mucha atención a esa acción estratégica que requiere, sobre todo, de pragmatismo, dadas las circunstancias a las que anteriormente nos referimos. Por supuesto, completar el Plan de recuperación o actualización de destinos maduros e impulsar la implantación de nuevas tecnologías, adaptando los actuales procesos de digitalización en los destinos turísticos para mejorar la prestación de servicios -incluso desde las administraciones locales- y satisfacer los niveles de exigencia de los clientes, son objetivos de la citada Estrategia que, en teoría, se encamina hacia un cambio de modelo productivo con bases sólidas y estables, las derivadas, en buena medida, de la experiencia del propio sector.
A ver si lo del Conestur, en efecto, no queda en meras intenciones.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario