FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Sin biblioteca por las tardes | Salvador García Llanos

Constitución española de 1978, artículo 44.1: Los poderes públicos “promoverán y tutelarán el acceso a la cultura”.

Siempre es mala noticia que una dotación sociocultural no funcione, esté incompleta o se vea restringida durante largo tiempo. Por eso, que la biblioteca pública municipal Tomás de Iriarte, en el Puerto de la Cruz, tenga cerradas sus puertas en horario de tarde, tal como denuncia la representación institucional de Asamblea Ciudadana Portuense (ACP), es una contrariedad que los responsables están llamados a corregir cuanto antes. Causa: la falta de personal.
Ya ocurrió en verano: lo padecimos, como usuarios, personalmente. Puede que, dada la época, hubiera alguna mínima justificación. Pero ¿ahora? El período navideño también es apto para que escolares -y sus padres o tutores- dispongan de espacios donde disfrutar y aprovechar horas de asueto.
Este cierre vespertino implica, según el portavoz de ACP, David Hernández, que se produzcan disfunciones y se interrumpan algunos servicios bibliotecarios, como los préstamos, las consultas, las visitas escolares y las estancias en el aula infantil. También habla de la supresión de actividades de dinamización.
Saltan a la vista los perjuicios. A este cierre por las tardes, hay que añadir el de los fines de semana. El acceso de la ciudadanía a prestaciones importantes de educación, aprendizaje e información se ve seriamente restringido. El gobierno local no solo tendría que dar una explicación convincente sino afanarse en la búsqueda de alternativas, haciendo el esfuerzo que sea preciso para aliviar estos perjuicios o no dar lugar a ellos. Tiene que haber fórmulas, como tan fáciles a las que se recurre, sin control y sin exigencias, para cubrir plazas o necesidades en otros departamentos y en otras instalaciones. Hay que explorar la vía de convenios con otras entidades que no requieran de un gran desembolso para prever turnos de vacaciones o bajas de trabajadores y propiciar oportunidades, a sabiendas de que es una opción importante desde todos los puntos de vista. A la espera de subsanar, vía Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y consignación presupuestaria, las deficiencias que se venga observando y que terminan mermando o colapsando un servicio público.
El Puerto sin biblioteca por la tarde, ahora en Navidad, es un contratiempo. Y no habla a favor del Ayuntamiento el que eso suceda y no haya alternativas. Los responsables tienen que esmerarse. Y cuanto antes, mejor.
Foto: Puertodelacruz.com

Add Comment

Click here to post a comment