INTERNACIONAL Justicia NACIONAL Sanidad SOCIEDAD

SALUD | Los afectados por las prótesis de cadera ASR de Johnson & Johnson dispone de nuevas pruebas contra la compañía

Los pacientes defendidos por el despacho de Emilio Ortiz cuentan con nuevas vías para su caso, al constatarse por investigaciones de índole internacional que la certificación de calidad de estas piezas no son tan rigurosas como se planteaban

EBFNoticias | Los 40 pacientes afectados por las prótesis de cadera ASR de Johnson & Johnson avanzan un paso más en la recopilación de pruebas para llegar a exigir la retirada de sus prótesis defectuosas -que en muchos de los casos que aún tienen- y la indemnización económica que les permita reparar el daño que han ido sufriendo durante todos estos años. Por este motivo, resalta el letrado Emilio Ortiz (en el centro de la foto), comprobar cómo investigaciones y noticias de ámbito nacional e internacional refrendan lo que este bufete lleva denunciando años supone un apoyo global para sus clientes y para todos los afectados.

Además, este despacho de profesionales adelanta que estos días ha tenido lugar un juicio en Puerto de la Cruz  contra la mercantil Johnson & Johnson por suministrar estas prótesis en centros de salud. En muchos de los casos, el etiquetado no contenía el mercado CE ni tampoco elementos que exige la normativa europea y nacional a nivel de identificación del producto.  Asimismo, Ortiz asegura que cuentan con pruebas documentales que apuntan a que la compañía conocía la sospecha que se iniciaba en Estados Unidos de este lote determinado y, pese a ello, continuó con la exportación y comercialización de estas partidas.

Camino legal

La actuación legal para los pacientes, 40 detectados de una estimación de 300 implantados en las islas, 3.000 en España se ha visto conclusa en agosto de 2017 al transcurrir los diez años de la acción para reclamar. Sin perjuicio de que el real decreto de consumidores y usuarios establece un limite para requerir de 10 años desde la implantación  primaria, lo cierto es que existen otras vías de reclamación.

Ortiz, destaca que la compañía se lucró continuando la implantación de prótesis de cadera cuando ya la investigación había comenzado. En 2008, dicha mercantil obtuvo mil millones de euros en ventas a nivel global. Las indemnizaciones se cuantifican en partidas de hasta 900.000 €  en caso de ganar la sentencia por cada demandante,  que ya cuenta con resoluciones judiciales a favor de los afectados. Sin embargo se debe aclarar que otras han sido desestimadas. Cabe destacar asimismo que el despacho ha obtenido varios premios por la tarea que están realizando.

Datos sobre las prótesis

Esta problemática mundial de prótesis médicas de toda índole se cobra 25.000 afectados en la  última década; es decir, ocho implantes defectuosos al día. En cuanto a las unidades explicitadas en esta nota, se distribuían mediante la filial Depuy de la macrocompañía americana Johnson & Johnson. Al inicio, estos pacientes no eran conscientes de su   situación a causa del silencio administrativo de la Consejería de Sanidad, hecho contrario a otras comunidades como Asturias. En este sentido, y por testimonios manifestados al despacho, los pacientes aseguran sufrir junto a las consecuencias físicas de estos materiales tóxicos, problemas de índole psicológico al sentirse como cobayas de laboratorio, por palabras textuales.

En cuanto a la experiencia en reclamaciones de corte médico, el despacho de abogados especialistas en derecho sanitario Emilio Ortiz,  logró la primera condena de Europa a favor de Margaret Adcok, a la que le han sucedido varias más. Se trata de una de las primeras pacientes víctima de una de las miles de prótesis defectuosas implantadas en el territorio nacional.  También ganó la sentencia de uno de los afectados en Canarias, el tinerfeño Bruno Zerpa. Un juicio histórico, en el que fue llamado a declarar el entonces presidente de la compañía, Enrique Álvarez. Dicha sentencia fue revocada, y hubo que acudir a segunda instancia. Actualmente, nos encontramos ante un recurso del Tribunal Supremo.

Síntomas

Los síntomas pueden traducirse en malestar general, dolores localizados en la zona de la implantación, cansancio, problemas en la piel…

Ortiz añade que “cada vez nos llegan nuevas cifras que nos desvelan el amplio alcance de esta grave situación, y el motivo de este avance por fases estriba en que hay administraciones que no han facilitado información”.

En el transcurso de los procedimientos judiciales se han conocido pruebas reveladoras. Testificaciones de responsables de la compañía, informaciones opacas sobre las implantaciones para hacer creer que las prótesis no son defectuosas. Además, se niega que existiesen circulares internas de las compañías advirtiendo de los defectos de diseño y fabricación. Asegura el letrado  que  “de no haberse ocultado esta información se hubiesen evitado que 93.000 personas en todo el mundo hubieran padecido estos problemas de salud, en muchos casos amputaciones funcionales o la postración en sillas de ruedas”.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario