ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo Política Económica

REPORTAJE | Tenerife debe prepararse para extraer los áridos que va a necesitar

EBFNoticias | Fotos canteras: Pixabay | Aunque la finalidad sea la rehabilitación del espacio que ocupa, lo cierto es que la apertura de la cantera de Los Pasitos y la explotación de la situada en Arico, junto a los productos procedentes del reciclaje, dan a Tenerife un respiro de alrededor de cinco años en cuanto a los áridos necesarios para acometer las obras tanto de las administraciones públicas como de empresas privadas. Cinco años que, sin embargo, deben servir para poner soluciones definitivas de cara al futuro de un sector que es la medida del desarrollo de cualquier territorio.

“El consumo de áridos es un indicador muy preciso del desarrollo de un país o región. En el caso de un territorio con un óptimo desarrollo socio económico, la estimación es que cada persona consuma cerca de 8 toneladas anuales de áridos.

Por eso, que en el caso de Tenerife el consumo sea de 1,7 toneladas por habitante al año, debe decir a nuestros representantes políticos que hay que trabajar duro para levantar este sector, aunque justo es reconocer la labor en este sentido de la Corporación del Cabildo Insular en la última legislatura” manifiesta Juan Luis Lorenzo, presidente de la CONCAP, que recuerda que se trata de un problema territorial: “Llevamos años hablando del Plan Insular de Ordenación del Territorio y del Plan de Residuos pero los áridos no están donde alguien quiera, están donde les ha puesto la naturaleza y hay que extraerlos de aquellas zonas que más cerca estén de los lugares de producción para minimizar el transporte por carretera porque un camión de 30 toneladas desgasta las vías como 10.000 coches y debemos evitarlo”.

Juan Luis Lorenzo, presidente de CONCAP.

Los medios de comunicación se hacen eco cada día de los proyectos de obra pública que van a acometer las diferentes administraciones en los próximos años pero cabe preguntarse ¿con qué áridos? Porque los que se resultan de los desmontes no siempre son suficientes ni tienen las características adecuadas. Es absolutamente imprescindible que el Cabildo marque las líneas de actuación con miras a más de esos cinco años que nos da de margen la cantera de Los Pasitos porque es un tiempo muy limitado. La Concap lleva desde 2002 clamando en el desierto  mientras otros, que ahora se rasgan las vestiduras, miraban hacia otro lado.

Cuando nadie hablaba de economía circular, ni de extracciones sostenibles, las empresas asociadas a la Concap reciclaban del orden de casi 30.000 toneladas de áridos cada día con los que se han realizado buena parte de las obras de esta Isla con materiales de óptima calidad debidamente marcados y certificados. En ese momento, el sector generaba en Tenerife más de 2.500 empleos, las empresas invirtieron en I+D+I millones de euros, se planteó al Cabildo reciclar todos los residuos de construcción, demolición y desmonte a coste cero acometiéndose además la limpieza de los barrancos y las escombreras ilegales, pero entre 2002 y 2013 todas las iniciativas de la Concap se estrellaron contra el muro de los responsables insulares previos a la Corporación actual a la que debemos reconocer su esfuerzo por poner soluciones.

Pero llegó la crisis y no sólo se paró todo, sino que las empresas que más habían invertido en I+D+I fueron las primeras en sufrir el ataque. Ahora hay que volver a caminar, hay que levantar esas empresas y seguramente otras nuevas, hay que reciclar para que la economía circular sea posible, pero hay que extraer y hay que hacerlo sin miedo, pero con respeto al medio ambiente y en eso está la Concap que aglutina al 90% de las empresas del sector.

Necesitamos restaurar nuestras vías, tanto las grandes autopistas como las carreteras secundarias y es urgente también que acometamos nuevas vías, como el cierre del anillo insular y para todo ello es imprescindible que se abran al menos 3 canteras en Tenerife: en el norte, sur y área metropolitana y que la Isla se prepare para un consumo de áridos cercano a las 8.000 toneladas diarias, incluyendo en esta cifra los productos procedentes tanto de la extracción como del reciclaje.

Por poner algunos ejemplos, en España hay 1.743 canteras y graveras. Sólo en Guipúzcoa, que tiene un extensión similar a la de Tenerife, hay 17 canteras y 30 en Cantabria. La de los áridos es una cuestión de primera necesidad y urgente porque de su solución, sin parches, dependen obras que se hacen con dinero público, la calidad de las viviendas, la estabilidad de miles de puestos de trabajo, el fortalecimiento de las empresas tinerfeñas y la formación de los trabajadores.

El término “árido” engloba a un conjunto de materiales comúnmente conocidos como arenas, gravas, gravillas, balasto, etc. Pues bien, a excepción de los materiales procedentes del mundo animal y vegetal (y excluyendo las aplicaciones que utilizan como materia prima los minerales metálicos, industriales y las rocas ornamentales) prácticamente todo lo que podemos observar a nuestro alrededor procede de una cantera de áridos o de una gravera. Se trata por tanto de materiales indispensables para el desarrollo de nuestra sociedad con la particularidad de que de que son bastante abundantes en la corteza terrestre pero no todos sirven para todo. De ahí que sea muy importante localizar dónde están los áridos que se necesitan y explotar aquellos que más cerca se encuentren de los lugares de consumo, con lo cual se minimizan los gastos de transporte, las emisiones de CO2 y el desgaste que éste implica en las vías públicas al realizarse con camiones de gran tonelaje.

 

 

 

 

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario