FIRMAS Salvador García

Modelo turístico | Salvador García Llanos

Los datos que se van conociendo sobre la pasada temporada veraniega en el sector turístico en nuestro país confirman que se ha producido una desaceleración. Después de la fiesta de récords (afluencia, ocupación, gasto…), la recuperación de mercados competidores (aquellos célebres turistas prestados) ha puesto de nuevo las cosas en su sitio: la estabilidad en países ribereños del Meditarráneo ha sido, junto a una política de precios competitivos, un mensaje positivo para muchos clientes, especialmente los ansiosos de conocer nuevo y exóticos destinos.
Tales datos contrastan el descenso en las llegadas con el incremento del gasto: no es mala renta. Eso es lo que se perseguía, especialmente por parte de empresarios, y las estadísticas indican que se ha avanzado en ese concepto.
La evolución y las tendencias de los mercados refrescan nuevamente el debate sobre la necesidad de modificar el modelo turístico. La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, ha declarado en hosteltur.com que estamos más cerca.
-España es un país con vocación turística -ha dicho- y en este nuevo entorno tiene que seguir el camino de la sostenibilidad ambiental, territorial y económica. Entonces, ¿es el número lo más importante? No. Lo más importante es el gasto por turista y en este sentido vamos a intentar captar al turista que aprecia el servicio y la diferenciación. El modelo va en este sentido, un turismo sostenible, que sea duradero y equilibrado entre visitantes y residentes. Que los visitantes tengan una buena experiencia y los residentes, calidad de vida.
Sobre el papel, nada que objetar. Ideas claras y objetivos evidentes al calor de la experiencia. Pero, ¿está el sector preparado para afrontar una nueva estrategia, en concreto la del turismo sostenible a medio plazo? De la respuesta de la secretaria de Estado se desprende que será necesario trabajar mucho y con mucha imaginación para que el proceso pueda culminar favorablemente.
Estamos trabajando todavía en ello, ha declarado Oliver. Nos encontramos con una estrategia de turismo caducada desde 2015, estamos arrancando. Se tiene que hablar con el sector, con las comunidades autónomas… Vamos a marcar una hoja de ruta y lo haremos próximamente, posiblemente en enero. Nos planteamos un turismo respetuoso con el medio ambiente, equilibrado y que siga siendo una fuente de riqueza para nuestro país. Se tiene que trabajar el producto turístico, para que sea atractivo y se pueda disfrutar en todas las temporadas. Vamos a intentar diversificar destinos y productos y aplicar las nuevas tecnologías a la gobernanza turística para que sea más sostenible, para conocer más a nuestros clientes y aprovechar mejor nuestros recursos.
Un modelo duradero y equilibrado: este es el gran objetivo, sobre todo para que los nativos y visitantes se desenvuelvan en unas estimables coordenadas de calidad de vida. La captación de turistas que aprecian tanto los rasgos diferenciales de un destino como la prestación y calidad de los servicios se convierte, desde luego, en una meta para cualquier destino que se precie.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario