ANIMALES Ciencia NACIONAL SOCIEDAD

PERROS | Carlos Vich y las ventajas del tricograma como método de diagnóstico: “Por sus pelos les conoceréis”

EBFNoticias | Entre 1995 y 1996 Carlos Vich, después de terminar sus estudios en la Universidad Autónoma de Barcelona, pasó un año en la Clínica Veterinaria Papiniano con el Dr. Fabrizio Fabbrini en Milán y regresó a Barcelona convertido en veterinario dermatólogo. “Me miraban como a un extraterrestre”, confiesa con humor.

Lo cierto es que muchos creen que quienes velan por la salud de nuestros animales de compañía son veterinarios… y punto y más aún hace 25 años. La existencia de prácticamente las mismas especialidades que en la Medicina para seres humanos puede ser casi una sorpresa para las personas que no estén dentro de la Veterinaria e incluso habrá quien lo vea como un lujo. Nada más lejos de la realidad. En la Unión Europea hay 75 millones de perros considerados como mascotas. En Gran Bretaña hay 8,5 millones de perros, en Francia 7,2 millones, en Alemania hay 5,5 millones de perros, lo mismo que en España.  Lo cual implica que el 26% de los hogares españoles tiene al menos un perro y en casi el 10% hay un gato. Son animales que comparten su vida con nosotros, forman parte de nuestra familia y a su respecto nos preocupa que su salud sea óptima, que tengan un aspecto saludable y que su vejez sea también buena porque los canes y felinos también son ahora más longevos y también tienen un aspecto juvenil durante más años, exactamente igual que los humanos.

Una de las cuestiones que mejor plasma la salud del perro es su pelo. Su textura, brillo o calidad indican la salud de un perro al primer golpe de vista y eso es lo que va a analizar Carlos Vich en su ponencia del V Congreso de Animales de Compañía que celebra el Colegio Oficial de Veterinarios de Santa Cruz de Tenerife el 5 y 6 de octubre en Adeje bajo el título “Tricograma: el éxito en minutos”, así como en los talleres  “50 casos clínicos en dermatología canina y felina”.

El tricograma permite observar la estructura del pelo al microscopio, su estado fisiológico, sus raíces en crecimiento, en caída y, lo más importante, “permite detectar patologías, infecciones, parásitos, enfermedades genéticas, hormonales o malformaciones”.

Carlos Vich, que en 1996 fundó el Servicio de Dermatología Veterinaria Dermovet, que pasa consulta en más de 600 clínicas en España y Portugal, es un experto de referencia a nivel internacional que ha impartido más de 500 ponencias y escrito los libros “Dermatología felina”, “Dermatología canina”,  “Inmunodermatología clínica” y “Tricograma y citología cutánea: ¡la clave del éxito!”.

En el estado del pelaje y de la piel “se reflejan muchas enfermedades en páncreas, hígado, una nutrición inadecuada, carencias vitamínicas… por eso los resultados de las pruebas dermatológicas son de gran ayuda para los veterinarios”, manifiesta Vich. Su rapidez y fiabilidad permiten tomar muestras, diagnosticar y aplicar tratamiento en muy poco tiempo lo cual redunda en una mejoría rápida de los animales y mayor tranquilidad de sus familias.

Los problemas en la piel y pelo de los animales pueden tener origen en alergias, en parásitos o en un sistema inmunológico débil pero en cualquier caso su apariencia física, a diferencia de lo que ocurre con otras enfermedades y de forma análoga a lo que sucede con los humanos, es muy determinante y causa angustia a los propietarios ante el temor al contagio o al rechazo de otras personas.

Una de las cosas que más preocupan son los parásitos. Es cierto que las pulgas y garrapatas pueden transmitir enfermedades graves y también es cierto que pueden contagiarse al ser humano, aunque es difícil. Lo que sí es cierto es que hay que tratarlas con la máxima celeridad por las consecuencias para los animales. La straelensiosis que suele aparecer en perros de caza o pastoreo y en los gatos libres es una dermatosis que deja sin pelo y con costras el lomo del animal lo cual implica una apariencia desagradables como en aquellas dermatosis causadas por alergias o por demodicosis canina (sarna) que, pese a su mala prensa, “es una especie específica de los canes con lo que no hay riesgo de contagio, además de que debemos dejar atrás el estigma porque la sarna humana y la canina tampoco tienen que ver con la falta de higiene sino con un sistema inmunitario débil” y también están los piojos, igual de molestos que los que sufrimos los humanos pero sin posibilidad de contagio.

Carlos Vich que lleva 25 años dedicado exclusivamente a la dermatología explica que la dermatología veterinaria está en auge porque “el 50% de las visitas a las clínicas tiene su origen en problemas dermatológicos y es una especialidad en constante evolución tecnológica y científica. De hecho, se han identificado moléculas que causan los picores y moléculas que nos ayudan a tratarlos y, al mismo tiempo, existen antiparasitarios muy selectivos en los que se ha conseguido disminuir en gran medida los efectos secundarios”.

Si hay algo de lo que todas las familias de canes y gatos presumen es de sus pelajes y para mejorarlos y tenerlos en óptimas condiciones corren un sinfín de consejos y “recetas”: una de ellas es añadir a su dieta sardinas, la piel del salmón… “La dieta de los animales ha evolucionado casi tanto como la veterinaria. Los perros con casi omnívoros y los gatos carnívoros así que se les puede dar extras con omega 3 y 6 pero sin pasarse. Tengamos en cuenta que lamentablemente nuestros mares no están sanos y que la alimentación con pienso ha mejorado extraordinariamente en los últimos años. No hay color entre los piensos que hay hoy en día con los que había hace 20 años y los piensos actuales tienen esos aceites filtrados y depurados”.