FIRMAS Salvador García

Tasas de riegos y exclusión social en Canarias | Salvador García Llanos

La tasa de exclusión social y pobreza en Canarias ha alcanzado el 40 %. Solo se sitúa por detrás de Extremadura. En números absolutos, más de ochocientas cuarenta mil personas (de un total de dos millones de canarios), prácticamente sin diferencias por sexo, se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión, según el informe de la Red Europea de la Lucha contra esos dos factores. Este riesgo ha caído por tercer año consecutivo en España hasta el 26,6 %, aunque en términos absolutos supera los doce millones trescientas treinta y ocho mil personas.

El documento subraya lo concerniente al concepto ‘Privación Material Severa’, referido al número de personas que no pueden afrontar al menos cuatro de los apartados de consumo básico definidos en Europa. Lamentablemente, Canarias es la comunidad con mayor índice de personas que viven en esas condiciones. El índice alcanza el 13,6 %, el porcentaje más alto de todas las comunidades españoles, “dos veces y medio más elevada que la medina nacional y responde a un proceso de crecimiento que, con pequeñas interrupciones, se ha mantenido desde 2010”, se señala en el informe. Por ejemplo, en este mismo apartado se alude al número de personas que no pueden permitirse una comida de proteínas cada dos días, que no pueden mantener la vivienda con temperatura adecuada o a aquellas que se han retrasado en el pago de gastos de la vivienda principal.

Hay una consignación de personas (un 16 %) que no comen carne, pescado o pollo cada dos días, tamaño porcentual que multiplica por cuatro el registrado por la media nacional; y otro grupo de personas que acumula demoras en el pago de gastos de vivienda principal (un 20,2 %) que lo hace por dos y medio.

Otros datos que ponen de relieve las circunstancias que concurren en la convivencia de los canarios hacen referencia a quienes tienen dificultades para llegar a fin de mes. Según el informe, se ha reducido la tasa interanual en un 19,4 %, es decir, se ha pasado del 76, 3% al 61,5 %. Igualmente, se ha reducido el grupo de personas que llega a fin de mes con mucha dificultad, hasta el 46,5 %, diecisiete puntos menos. Son cifras, por cierto, que todavía están a bastante distancia de la media nacional.

El acceso a una vivienda digna sigue siendo un problema serio que aumenta el riesgo de exclusión. Influyen la subida de los alquileres, la falta de regulación del alquiler vacacional y la ralentización del parque público de viviendas. Todo ello hace que se haya incrementado el número de personas sin hogar, o sea, aquellas que pernoctan en la calle y las que no pueden acceder a una vivienda digna.

En definitiva, aunque se haya reducido el dato de pobreza en 4,5 puntos, según este informe, estamos con registros anteriores a la crisis. Un 30,5 % de la población canaria se ve afectado. Y son casi diez puntos porcentuales de la media nacional, solo inferior a Andalucía y Extremadura.

Y todo ello en fase de pujanza y recuperación económica. Algo sigue mal.

Add Comment

Click here to post a comment