Cabildos Motor POLÍTICA SOCIEDAD TRANSPORTES Y COMUNICACIÓN

DÍA MUNDIAL CARRETERAS | “Las colas se acaban con carreteras suficientes seguras y sostenibles”

EBFNoticias | Con carácter anual se celebra el Día Mundial de la Carretera el día 11 de octubre, para significar su importancia capital como infraestructura básica en el equipamiento social, económico y territorial. El día elegido corresponde al aniversario de la inauguración del Primer Congreso Mundial de la Carretera celebrado en París en 1908, hace exactamente 110 años. Las carreteras vertebran el territorio, unifican, son protagonistas en nuestras vidas y en nuestra sociedad, destacando la importancia de las infraestructuras de transporte terrestres. Este mismo año también se desarrolló el pasado 5 de abril, el Día Internacional de la Conservación de Carreteras en varios países del mundo, donde se analizó específicamente la importancia de la conservación de carreteras en la reducción de emisiones.

Oscar Izquierdo Presidente de FEPECO resalta “que es necesario conseguir una red viaria más segura, eficiente, sostenible, de mejor calidad y mayor capacidad. Lo que tiene que ejecutarse para vertebrar la isla, es improrrogable, con el fin de unificar el territorio y poner las estructuras básicas, que son las carreteras, que garanticen una actividad económica estable, duradera y eficiente en la creación de riqueza social y empleo”.  Asimismo matizó que “en el caso concreto de Tenerife, la escasez de vías de alta capacidad genera problemas importantes de fluidez en la red de carreteras existente, a todas luces, deficiente, obsoleta e ineficaz para el tráfico que sostiene. Hay una sobresaturación, que impide la movilidad y la conectividad, lo que hace que estemos permanentemente colapsados”.

Los beneficios económicos y sociales que genera la construcción de buenas carreteras son cuantiosos, traduciéndose en reducciones de los costos de los vehículos, en tiempo y contaminación del medioambiente, facilidades en el desplazamiento de las personas y en consecuencia menos accidentes y más impulso económico de las zonas que atraviesa. La red vial es imprescindible para el crecimiento de cualquier territorio, si falta o no es acorde a la demanda socioeconómica, se produce el estrangulamiento de su desarrollo presente y futuro. La carretera merece ser valorada y la no inversión o no ejecución de  obras ahora, conduce a perdidas en la productividad general de la economía y a gastos mayores en el futuro.