MODA

LA OROTAVA | El Premio Artesanía y Patrimonio, a las mujeres artesanas bordadoras del traje típico orotavense.

EBFNoticias | El Pleno del Ayuntamiento de La Orotava acordó, por unanimidad, conceder el Premio Artesanía y Patrimonio Villa de La Orotava 2018, en su XV edición, a una representación de mujeres artesanas bordadoras del traje típico orotavense. La propuesta fue planteada por la Asociación Cultural Pinolere, se elevó inicialmente a la comisión informativa de Cultura donde también están representados todos los grupos que conforman la corporación municipal y se refrendó en la última sesión ordinaria. En representación del colectivo de féminas bordadoras, recibirán el premio: Mª de los Ángeles Escobar García, Candelaria Díaz Hernández y Elvira Sosa Hernández.

Este premio de Artesanía y Patrimonio “Villa de La Orotava” se entregará en el acto de inauguración de la XXXIII Feria Regional de Artesanía de Pinolere, que tendrá lugar el próximo 31 de agosto a las 12:00 horas en el recinto etnográfico del barrio del mismo nombre. La Feria, que se desarrollará desde este día hasta el 2 de septiembre, contará con más de 210 artesanos que mostrarán sus trabajos y productos artesanales. La muestra, que en esta edición también está dedicada a los trajes típicos, ofrece a la par gran variedad de arte, interesantes actividades complementarias y didácticas, actuaciones musicales y una variopinta gastronomía típica.

Bordadoras

Mª de los Ángeles Escobar García, más conocida por Angelita Escobar, es de la Villa de Arriba, y vive en la actualidad en la zona centro. Aprendió a bordar en el Colegio de la Milagrosa donde estudió. Tenía 13 años cuando hizo su primer justillo de maga. Ha bordado para Artesanía Reyes, La Casa de los Balcones y para particulares. Candelaria Díaz Hernández es del barrio de La Perdoma, aprendió el bordado fijándose en los demás. Impartió clases de bordado durante 25 años en Aguamansa, Bebedero, La Perdoma y Camino Chasna. Y Elvira Sosa Hernández, de la calleMeneses, se interesó desde pequeña por la costura, ya que su madre tenía un taller de bordado y calados. A los 12 años se bordó su ropa de maga y a partir de ahí se la confeccionó a toda su familia, poco a poco se metió en este mundo que le apasiona.

Los bordados en el traje típico

El traje típico de La Orotava fue creado en la década de los años cuarenta del siglo XIX. Fue tejido en Icod el Alto, ya que por los alrededores no había más telares, siendo el resto del traje bordado, calado y confeccionado en la casa Monteverde. Hoy en día se ha convertido en un traje símbolo, no sólo de La Orotava y su comarca, sino también de toda la Isla de Tenerife.

El traje de la familia Monteverde era un traje diferente a los de la época, así que se optó por modificarlo quitando algunas prendas y añadiendo otras. Entre ellas se eliminan la toca y el pañuelo de la cabeza, se añaden al mismo el remango, el delantal y las botas de botones y se transforma el sombrero, el justillo, la camisa, la falda y la capa.

A consecuencia de estos cambios, el nuevo traje era más caro y, por tanto, al alcance sólo de los más pudientes de La Orotava. Dado que la mayoría de la población usaba trajes típicos más económicos, resultó fundamental volver a realizar varios cambios en el traje, y entonces sí, se produjo el auge y expansión de todas las modificaciones que tuvo el traje desde sus comienzos.

El traje típico de La Orotava se conoce comúnmente por “el traje rojo”, por ser la tonalidad más abundante y llamativa del mismo, para diferenciarlo del traje típico de Santa Cruz que es “el traje negro”.

Premio Artesanía y Patrimonio

Desde el año 2004, y por iniciativa del colectivo cultural Pinolere, el Ayuntamiento de La Orotava instauró el conceder como institución este significativo premio que da un mayor reconocimiento a la importante labor de personas, entidades y colectivos del municipio en pro de la artesanía y el patrimonio, permitiendo mantener nuestras costumbres, tradiciones y antiguos oficios.  Así, en los últimos años se ha entregado este premio a La Hermandad de Labradores (2004); a los hermanos cesteros de Tienda Rica Modesto y Donato González (2005); a la caladora de La Perdoma Armenia González (2006); al escultor y alfombrista Ezequiel de León Domínguez (2007); a los Molinos y Molineros de la Villa (2008); al prestigioso cestero de La Florida, Norberto Luis Perdigón, en el 2009; en 2010 a los artesanos tallistas de la madera; en 2011 a las diez panaderías tradicionales del municipio y el pasado año 2012 a los zapateros tradicionales y en concreto a la zapatería Chávez, con los hermanos Pedro y Tomás Chávez Méndez (la de San Francisco) y a la zapatería Viuda de Santiago Bello (de las Cuatro Esquinas)  y sus actuales zapateros José Hernández Arbelo conocido como “Pepe El Zapatero” e Inocencio Iglesias Hernández, conocido como ‘Chencho’. En 2013 a Domingo Martín Machado, artesano de instrumentos musicales de cuerda y percusión. En 2014 se premió a la Revista El Pajar. Cuaderno de Etnografía Canaria, en 2015 y 2016 recayó en los artesanos Venancio González Hernández y Gonzalo Martín, respectivamente. Y en 2017 fue para la Asociación de Alfombrista de La Orotava.

Add Comment

Click here to post a comment