Agroeconomía Consumo ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo Gastronomía Política Económica SOCIEDAD

CONSUMO | La producción de leche de cabra y oveja aumentó en Canarias un 21% y la de carne un 19% de 2015 a 2017

EBNoticias | La producción de leche de cabra y oveja en el Archipiélago se incrementó en un 21,78% entre los años 2015 y 2017 al pasar de 40,9 a 49,9 millones de kilos, mientra la producción de carne experimentó un aumento del 19,59% en este periodo, pasando de 380 a 455 toneladas. Además, en el primer semestre de 2017 se registraron 48 nuevas solicitudes de altas de industrias lácteas (queserías) en las Islas.

Así lo anunció esta mañana de jueves el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, durante una visita a una explotación de ganado caprino y quesería artesanal en Punta del Hidalgo, Tenerife, en la que estuvo acompañado por el consejero del área Narvay Quintero, el director general de Ganadería, David de Vera, y el consejero delegado de GMR Canarias, Juan Antonio Alonso.

Clavijo explicó que estos datos de crecimiento en el subsector ganadero de las Islas, «muy importante para la economía canaria y una parte fundamental de nuestra identidad y tradiciones» son consecuencia de las acciones desarrolladas en los últimos años por el Ejecutivo como las modificaciones en las ayudas del Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias (POSEI), propuestas a Europa por Canarias en apoyo a las producciones locales y que han primado la producción sobre otros aspectos, al tiempo que han permitido, al eliminar los antiguos derechos de caprino-ovino, que nuevos ganaderos se beneficien de estas compensaciones.

Acompañado por su propietaria, Fátima Candelaria Sosa, que recibió formación se la Escuela de Capacitación Agraria de Tacoronte, el presidente recorrió las instalaciones de esta finca, una de las explotaciones regularizadas por el Ejecutivo canario a iniciativa de la dirección general de Ganadería. Ésta cuenta con una cabaña ganadera compuesta por 480 cabras y 8 ovejas y cuya producción lechera se destina a la elaboración quesos frescos, semicurados, curados y otros lácteos como yogur y requesón.

En este sentido el presidente comentó que «el Gobierno de Canarias sigue avanzando en la regularización de instalaciones ganaderas, un procedimiento complejo pero que, sin duda, se ha visto acelerado por la Ley del Suelo pero muy importante y que ofrece seguridad jurídica a las propietarias y propietarios de este tipo de empresas». Durante 2018 se han regularizado un total de 29 instalaciones de ganado en el Archipiélago.

Narvay Quintero explicó que esta explotación «es una muestra del trabajo que el subsector, con el apoyo de las administraciones, viene realizando para su profesionalización y modernización»; un sector productivo en crecimiento, que genera empleo y nos ofrece unos productos maravillosos». «Éstos son aspectos clave de la apuesta de este ejecutivo, que ha invertido más de 22 millones para la modernización de las instalaciones y trabaja para mejorar la formación de los ganaderos y ganaderas y la rentabilidad de las instalaciones», agregó.

Clavijo señaló que esta instalación y quesería «constituye un ejemplo de la evolución del sector primario en Canarias y de iniciativa empresarial, una empresa rentable que genera talento y economía desde hace 15 años y potencia las producciones locales de calidad reduciendo nuestra dependencia del exterior».

Esta finca es asimismo una de las instalaciones que se acoge a fondos del POSEI, programa de ayudas que supondrá para las ganaderas y ganaderos canarios 34,14 millones de euros para la campaña 2018. Durante el pasado mes de junio la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas efectuó el pago de un total de 21 millones en diferentes líneas de este plan que completaban a las cantidades abonadas desde comienzo de año correspondientes a la campaña 2017, y que en total han sumado 34 millones de euros.

En este sentido Clavijo destacó que el Ejecutivo canario, de la mano del sector, seguirá defendiendo en Europa la singularidad de Canarias como RUP , territorios alejados y fragmentados, que no pueden competir en igualdad de condiciones en un escenario de libre mercado internacional y que precisan de los regímenes surgidos para compensar los costes extra que asumen nuestros productores derivados de estas circunstancias».