Sanidad

SANIDAD | La Candelaria introduce en Canarias la terapia radiometabólica para tratar tumores neuroendocrinos

EBFNoticias | El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, introduce en su cartera de servicios un nuevo tratamiento para el abordaje de tumores neuroendocrinos.

El servicio de Medicina Nuclear del centro hospitalario es el primero de la red del Servicio Canario de la Salud en ofrecer en las Islas esta terapia radiometabólica con 177Lutecio-Lutathera, un fármaco que actúa mediante la emisión radiactiva de partículas beta, de forma localizada, con el fin de disminuir lo síntomas causados por la enfermedad y reducir el tamaño del tumor. Esta opción terapéutica puede combinarse con otros tratamientos.

Tumores Neuroendocrinos y opciones terapéuticas

Los tumores neuroendocrinos (TNE) constituyen un grupo heterogéneo de tumores, reproducibles en cualquier órgano, como por ejemplo, las glándulas tiroides, paratiroides, suprarrenales, tubo digestivo, páncreas y pulmón, entre otros.

Su comportamiento clínico es muy variable: pueden ser hormonalmente activos o no funcionantes, o bien comportarse con un crecimiento muy lento o altamente agresivo. La cirugía es el único tratamiento curativo en los pacientes con TNE, pero en los pacientes con un tumor inoperable, enfermedad que reaparece o que se haya extendido a otros órganos (metástasis), existen pocas opciones terapéuticas.

La terapia con análogos de somatostatina marcados con elementos radiactivos, denominada terapia radiometabólica, se ha mostrado como una opción prometedora. El 177Lu-Lutathera por su emisión radiactiva de partículas beta resulta adecuado para su uso terapéutico.

El objetivo de este radiofármaco es disminuir o hacer desaparecer los signos y síntomas causados por la enfermedad, reducir el tamaño del tumor en las distintas localizaciones y, poder emplearlo en combinación con otros tratamientos.

Administración del tratamiento

El primer tratamiento con 177Lutecio-Luthatera tuvo lugar en la primera semana de junio de este año. Se realiza de forma ambulatoria, en el transcurso de 6-8 horas, y consiste en la administración por vía endovenosa del 177Lutecio-Luthatera y de una solución de aminoácidos (proteínas) que tiene por objeto minimizar la exposición de los riñones a la radiación.

Para conseguir el efecto terapéutico deseado son necesarias cuatro sesiones, a intervalos de 8 a 10 semanas. A corto, medio y largo plazo se realiza el seguimiento clínico mediante consultas, pruebas de laboratorio y de imagen.

El tratamiento con Luthatera puede considerarse un tratamiento seguro, con unos efectos secundarios severos muy poco frecuentes. Generalmente son de intensidad leve y se minimizan y se pueden prevenir mediante medicación profiláctica y sintomática.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario