FIRMAS Salvador García

Un centenario a la vista | Salvador García Llanos

La historia señala que se han cumplido noventa y siete años de embarcaciones de la Virgen del Carmen. En 1921, el entonces párroco de la Peña de Francia, Antolín Fernández, impulsó la iniciativa convertida luego en tradición: al considerar inapropiado que los pescadores y marinos portuenses tuviesen que celebrar la festividad de su patrona en Los Realejos, hizo todo lo que estuvo a su alcance para que procesionaran las imágenes de la Virgen del Carmen  (del Buen Viaje) y de San Pedro González Telmo no solo por las calles del pueblo sino por su litoral a bordo de las embarcaciones entonces existentes. Esa fue la primera procesión marítimo-terrestre.
Desde entonces, se mantiene la tradición que el próximo 2021 cumplirá cien años.
Como los portuenses han vuelto a expresar el pasado martes su fervor y sus emociones, como se trata de una singular manifestación popular, como estamos ante uno de los grandes acontecimientos sociales del año, al que se suman gentes de muy distintas latitudes y dado que la proyección mediática del acontecimiento sigue en notable aumento, la proximidad del centenario de la embarcación hace que las instituciones, las cofradías y hermandades, los agentes sociales, en definitiva, vayan debatiendo y preparando una conmemoración que esté a la altura de las circunstancias. No siempre se cumple cien años así que ya pueden ir esmerándose en preparar la fecha de la forma más brillante y participativa posible. Es, además, un trabajo conjunto, de todo el pueblo, en el que hay que procurar, ante todo, evitar la instrumentalización del hecho religioso.
Hay mucho por hacer pues caben múltiples opciones: desde ediciones historiográficas a solicitudes de declaraciones de interés; desde trabajos de investigación de todo tipo a realizaciones de distinta naturaleza. Si se quiere algo sustantivo y participativo de verdad, todas las aportaciones deben ser tenidas en cuenta. Es la hora de sublimar los sentimientos, el fervor y la identificación.
Tres años por delante. En teoría, margen suficiente para intercambiar criterios e ideas y plasmarlas con el mayor consenso posible con tal de producir una solución satisfactoria. Pero atentos porque el margen se va acortando sin darnos cuenta y es necesario, supeditados a los contenidos de la programación y objetivos que se establezcan, concentrar afanes e imprimir un sentido operativo a lo que quiera que se vaya a hacer. 
Los portuenses ya vivieron, a principios de siglo, la conmemoración del 350 aniversario de la fundación de la ciudad. Ahora tienen ante sí la oportunidad de celebrar el centenario de un hecho singular como es la procesión marítimo-terrestre de las imágenes de la Virgen del Carmen y San Telmo, convertida en una cita multitudinaria que trasciende nuestras fronteras.
La invitación a trabajar está hecha. Dependerá de lo que los portuenses sean capaces de hacer. ¡¡Ánimo y suerte!!

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario