Consumo ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo ISLAS Política Económica

ECONOMÍA | La Cámara de Comercio estima un crecimiento económico para este año en el 2,7%

EBFNoticias | Según se desprende de los datos publicados por el Instituto Canario de Estadística (ISTAC), en el primer trimestre de 2018 el PIB de Canarias creció un 0,5% y un 2,5% en el año, aumento inferior al nacional que fue del 3% para el mismo periodo. Una evolución de la que se desprende una desaceleración en el ritmo de crecimiento de la economía canaria respecto a trimestres precedentes. A pesar ello, de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife mantiene su previsión de crecimiento para este año en el entorno del 2,7%.

Esta es la principal conclusión que se extrae del último Boletín de Coyuntura Económica de la economía canaria, correspondiente al primer trimestre de 2018 que elabora la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife gracias al patrocinio de CaixaBank.

A pesar de esta desaceleración, desde la institución se estima que el crecimiento de la economía continúa siendo significativo y cada vez más equilibrado gracias a una progresiva recuperación del conjunto de actividades productivas que está permitiendo, también, un aumento del empleo en todos los sectores de actividad.

Entre los principales responsables de la mejora que aún se aprecia en el arranque de 2018, destaca el buen comportamiento del consumo propiciado por el incremento progresivo del empleo entre los residentes y por el aumento de gasto de los turistas. Así, el Índice de Comercio al por Menor (ICM) durante el primer trimestre del año superó en un 2,5% al del mismo periodo del año 2017, al igual que lo hizo el Índice de ocupación de este importante sector con un crecimiento anual del 3,1%, por quinto año consecutivo. Por su parte, la inversión siguió expandiéndose, en un contexto de recuperación de la confianza empresarial y de crecimiento en el número de empresas del conjunto de sectores productivos. La cifra de empresas inscritas en la Seguridad Social se sitúa un 1,8% por encima de las existentes el mismo trimestre de 2017.

Para el presidente de la Cámara de Comercio, Santiago Sesé, “la evolución favorable que ha registrado la economía canaria durante los últimos cuatro años ha estado apoyada por un extraordinario comportamiento del sector turístico debido, en parte, a los visitantes prestados por otros destinos competidores afectados por problemas geopolíticos, y por la incipiente recuperación de la industria y la construcción en los últimos ejercicios”. Asimismo, destaca que, “externamente, ha ayudado el tono expansivo de la política monetaria con continuas inyecciones de liquidez en el sistema, además de unas favorables condiciones financieras y un nivel de precios bajo, inducido por el buen comportamiento del precio de petróleo, derivando todo ello en un nivel de tipos de interés anormalmente reducido que ha beneficiado el desapalancamiento de administraciones públicas, empresas y familias”.

Un dinamismo de la actividad que se ha visto acompañado por una notable fortaleza en la creación de empleo, rasgo habitual de las fases expansivas de la economía, tal y como ponen de manifiesto los últimos indicadores referidos al mercado de trabajo.  Al cierre del primer trimestre de 2018 el número total de ocupados alcanzaba los 879.500, 69.800 más que un año antes; mientras que los parados ascendían a 228.400, 51.400 menos que los existentes a comienzos del año 2017, superando incluso los buenos registros del año 2007. Favorable comportamiento en el que ha influido positivamente el retroceso de la población activa (10.400 menos en el trimestre) y la buena dinámica económica regional permitiendo reducir en un 1,4% la tasa de paro canaria hasta situarla en el 20,6%, un 3,9% superior a la nacional (16,7%).

A pesar de los innegables avances, desde la Cámara se advierte que la economía canaria continúa presentando un grado notable de vulnerabilidad ante posibles perturbaciones, especialmente en un contexto en el que cabe esperar que las políticas de demanda proporcionen un estímulo cada vez menor al crecimiento. En este sentido se apunta que los desafíos son, si cabe, más importantes en un horizonte temporal más dilatado, en el que las políticas estructurales deben desempeñar un papel más activo para asegurar un aumento sostenido de la capacidad de crecimiento de nuestra economía y de los niveles de bienestar.

Entre las fuentes de fragilidad de nuestra economía, continúan siendo importantes: el elevado nivel de desempleo estructural que mantiene la tasa de paro en un inasumible 20%; el crecimiento de los destinos competidores con un nivel de precios inalcanzable para nuestro actual modelo de desarrollo turístico; y la elevada vulnerabilidad que tiene nuestro economía ante cualquier variación al alza del precio del petróleo, con repercusiones directas en los transportes y la energía, e indirectas en el conjunto de bienes y servicios que consumimos”.

Por eso, a juicio de su presidente, Santiago Sesé “el esfuerzo que la sociedad canaria debe realizar para consolidar y mejorar lo alcanzado es ahora más significativo que en el periodo de recuperación acaecida durante los últimos cuatro años ya que la expansión se ha visto sustentada por algunos elementos cuyos efectos tenderán a agotarse gradualmente. A medida que el impulso de estos vientos de cola se vaya desvaneciendo, deberán cobrar mayor relevancia las medidas internas que seamos capaces de promover y adoptar para continuar aumentando la inversión productiva y con ello la capacidad de crecimiento a largo plazo de la economía”.

Del mismo modo, continúa afirmando, “deberemos las carencias en el capital humano y tecnológico, que en estos momentos suponen un lastre para el crecimiento de la productividad. Además, seguimos teniendo un reto especialmente acuciante, como es la necesaria disminución del desempleo, particularmente elevado y persistente entre determinados colectivos, tales como los individuos más jóvenes y los más mayores, y los de menor nivel de cualificación”. Por lo que respecta al capital tecnológico, “es fundamental aumentar el gasto en I + D, fomentar la disponibilidad de financiación para la actividad innovadora y la digitalización de las empresas o mejorar la dotación de capital humano con las capacidades para adaptarse a los veloces cambios que están propiciando los avances tecnológicos.

Canarias deberá afrontar grandes retos políticos si quiere consolidar la recuperación de la economía

La economía canaria ha de afrontar importantes retos económicos que no son ajenos a los grandes desafíos políticos que tiene nuestra región. Para Sesé en estos momentos es importante, “consolidar, en el Estatuto de Autonomía y en la Constitución Española, nuestro estatus diferenciado ya recocido por Europa. Un régimen específico que en su parte económica aún está pendiente de aprobar su renovación, en un momento transcendental para el devenir económico de las islas”.

Además, continúa afirmando, “es importante conseguir que se aprueben los presupuestos generales del estado para este año, en los que se compensan, en parte, los déficits de financiación que históricamente ha tenido que asumir esta Comunidad Autónoma, restando con ello capacidad inversora y calidad en la prestación de los servicios públicos dirigidos a la población. Un reto anual que se debe anclar en el tiempo, desvinculando definitivamente la asignación de recursos que se reciben a través del REF”.

Del mismo modo, y a pesar del desapalancamiento de los agentes y del control de déficit por parte de las administraciones públicas acontecido en los últimos años, desde la Cámara de Comercio se muestra preocupación por el elevado endeudamiento que se ha acumulado a lo largo de esta crisis, pues, ante un previsible repunte de tipos, se podrían ver afectados tanto los agentes privados, incidiendo negativamente a la inversión productiva y en la morosidad; como el margen de la política presupuestaria futura”. En este sentido el presidente cameral apunta que “desde el sector empresarial creemos que existe margen para aumentar la eficiencia del gasto público y reorientar su composición hacia aquellas partidas con mayor incidencia sobre la productividad. Mientras que por el de los ingresos, se debería considerar una revisión integral del sistema tributario que favoreciera un mayor y mejor crecimiento a largo plazo”.

Demanda

El comercio minorista canario continúa durante el primer trimestre de 2018 registrando resultados positivos en el Índice de Comercio al por Menor (ICM) a precios constante, siendo este un 2,5% mejor que el de 2017, especialmente por el aumento del mes de enero, que mejora en un 3% el índice de hace un año. A nivel nacional el promedio trimestral del ICM también repuntó anualmente (2%), medio punto inferior al canario.

El Índice de Ocupación del Comercio Minorista, elaborado por el INE, muestra un aumento del empleo en el sector a una tasa anual del 3,1% en el primer trimestre. El promedio de afiliados a la seguridad social en la rama de actividad comercial durante el primer trimestre aumenta un 3,3% sobre la cifra del año anterior. A 31 de marzo, el número de afiliaciones del comercio canario alcanzó las 156.798, cifra que supone 5.542 afiliados más que hace un año. Atendiendo al número de parados inscritos en las oficinas de empleo, continúa el descenso iniciado en el primer trimestre de 2014, registrándose una caída media del 6,4%. El número de desempleados al finalizar marzo ascendía a 36.014 parados, 2.387 menos que hace un año.

Durante los meses de enero a marzo el número de matriculaciones de turismos fue de 13.084, un 29% menos que en el cuarto trimestre, pero un 6,6% superiores a las del mismo período de 2017.

El transporte de mercancías por vía aérea registra en los primeros meses del año un ligero descenso anual del 0,5% en Canarias y un incremento del 13,8% a nivel nacional y las mercancías transportadas por mar fueron un 3,3% superiores a las del mismo período del año 2017 en Canarias y un 6,2% a nivel nacional.

Los indicadores referidos a la inversión empresarial mostraron una evolución dispar en el periodo de análisis. Entre los cuantitativos, destacó el avance anual con que cerraron el trimestre las matriculaciones de vehículos de carga (7,4%).

La cifra de empresas inscritas en la Seguridad Social se sitúa un 1,8% por encima de las existentes el mismo trimestre de 2017. Sin embargo, las sociedades mercantiles creadas descienden en el trimestre un 14,6% respecto al año anterior y el capital suscrito cae un 78,5%. Al mismo tiempo, aumenta el número de quiebras, registrándose un 14,8% más de procedimientos concursales que hace un año.

Por lo que se refiere a la demanda externa, las exportaciones experimentan un descenso interanual del 7,3% en el primer trimestre y las importaciones caen entre enero y marzo a una tasa anual del 29,5%.

Según la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera realizada por el INE, el número de turistas extranjeros entrados en el Archipiélago durante el primer trimestre de 2018 asciende a 3.724.275, cifra que supone un incremento del 1,7% respecto al mismo trimestre de 2017. Este crecimiento anual es inferior al registrado a nivel nacional, que se cifró en el 6%. Del mismo modo, los datos de AENA publicados por la Consejería de Turismo ponen de manifiesto un incremento interanual de la entrada de turistas extranjeros (2%). Al mismo tiempo, el gasto turístico total, según la nueva metodología de la encuesta EGATUR que realiza el INE, fue en el primer trimestre en Canarias un 3,5% superior al de hace un año y el gasto medio diario por turista crece en este período un 4,5%, situándose en los 139€/persona/día en marzo.

Oferta

El Archipiélago registra en el primer trimestre del año un descenso de la producción industrial del 1,6%, según muestra la variación de la media trimestral respecto al mismo período de 2017 del Índice de Producción Industrial (IPI), mientras que a nivel nacional se registra un incremento del 0,7%. Este descenso trimestral tiene su origen en la caída de la producción de bienes de consumo no duradero (-9,5%) y en los bienes de consumo duradero (-0,6%). Por el contrario, suben los bienes de equipo (7,6%), bienes intermedios (0,8%) y la energía (0,5%).

 El promedio trimestral de afiliados a la Seguridad Social en el sector industrial aumenta un 4,3% respecto al mismo período del pasado año, registrando un total de 38.196 trabajadores a finales de marzo, 1.305 más que en 2017. Por lo que respecta al paro registrado en las oficinas de empleo, el promedio trimestral desciende un 7,7% en su comparativa con el primer trimestre de 2017, dejando la cifra en 8.635 desempleados en marzo, 666 menos que un año antes.

Los presupuestos de los contratos de obra de las distintas Administraciones Públicas licitados en el primer trimestre suben un 5,9% respecto al trimestre anterior y la tasa de variación anual registra un importante incremento del 100,8%.  Según la tipología de la obra, las de edificación disminuyen sus presupuestos en el primer trimestre (-27,6%) y registran un 15,9% más que lo presupuestado en el mismo período de 2017. Por lo que se refiere a las obras de ingeniería civil, experimentan una variación positiva respecto al cuarto trimestre (28,4%) y, sobre todo, en su comparativa con el mismo trimestre de 2017 (178,1%).

El sector servicios en su conjunto experimentó movimientos positivos en el promedio trimestral anual de su cifra de negocios (6,7%), un punto superior a la registrada a nivel nacional. El personal ocupado por el mismo alcanzó en Canarias una variación anual positiva en el primer trimestre ligeramente por encima de la nacional (2,5% y 2,4% respectivamente).

Los viajeros alojados en los hoteles canarios, contabilizados por el INE, aumentaron durante el primer trimestre del año un 4,1% respecto a los de hace un año, avance causado tanto por los viajeros residentes en el extranjero (2,3%), como, principalmente, por los residentes en España (15,7%). La estancia media en el trimestre fue un 4,4% inferior a la del primer trimestre de 2017 y el número de pernoctaciones descendió un 0,7%. El índice de ocupación cae 0,1 puntos y se sitúa en el mes de marzo en un 76,7%, por encima de la ocupación media nacional (53,6%). En cuanto a los ingresos por habitación disponible, superan en cada uno de los meses del trimestre a los obtenidos en 2017 (2,1% en enero, 2,8% en febrero y 4,4% en marzo).

El personal empleado en establecimientos hoteleros, contabilizado por el INE en su Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos, registró un aumento interanual del 3,4% en el promedio del primer trimestre. Los afiliados a la seguridad social en la actividad de hostelería, que engloba alojamiento y restauración, crecieron un 3,6% en su media trimestral respecto al año anterior y también el paro registrado en hostelería continúa la tendencia de descenso y, en el primer trimestre, cae un 2,2% respecto al mismo período del año 2017, retroceso inferior al nacional (-3,9%).

Empleo

Canarias registra, durante los tres primeros meses de 2018, cifras anuales históricas de creación de empleo (69.800 empleos) y de reducción de parados (51.400) en un primer trimestre de año. Incluso se han superado los registros del año 2007, en el que el mercado laboral de las islas estaba en su mejor momento.

Un histórico arranque de ejercicio que ha ido a contracorriente del comportamiento del empleo en el conjunto del país. De hecho, las islas registran una subida en el número de ocupados (7.700 personas) y un considerable retroceso en el número de parados (18.000 personas) durante el primer trimestre del año, en contra del retroceso del empleo y el leve aumento del paro registrados a nivel nacional. Favorable comportamiento en el que ha influido positivamente el retroceso de la población activa (10.400 menos en el trimestre) y la buena dinámica económica regional permitiendo reducir en un 1,4% la tasa de paro canaria hasta situarla en el 20,6%, un 3,9% superior a la nacional (16,7%).

La coincidencia este año de la temporada alta turística con la Semana Santa ha permitido alcanzar, en parte, estos buenos resultados, aunque no solo se aprecia una mejora entre las actividades relacionadas con el sector turístico, sino en el conjunto de los sectores económicos pues todos ellos han conseguido mejorar sus datos trimestrales y significativamente sus resultados anuales en términos de generación de empleo. La agricultura ha visto crecer su número de ocupados en un 16,7%, con 3.400 empleos más en un año; la industria también ha experimentado el mismo incremento en valores absolutos lo que le ha supuesto una variación anual del 10,2%; mientras que la construcción ha sido el sector con mayor incremento relativo, 18,4% que ha supuesto 7.400 empleos más en un año. Liderando el ranquin regional, como no podía ser de otra manera, se encuentra el sector de servicios con 55.700 empleos más que a comienzos de 2017, un 7,8% más que hace un año.

Al cierre del primer trimestre de 2018 el número total de ocupados alcanzaba los 879.500, 69.800 más que un año antes; mientras que los parados ascendían a 228.400, 51.400 menos que los existentes a comienzos del año 2017.

Canarias, con un 20,6%, es la sexta región con mayor tasa de paro, tras Ceuta (31,4%), Melilla (27,2%), Extremadura (25,9%) y Andalucía (24,7%). La Comunidad Foral de Navarra tiene la menor relación entre parados y población activa de toda España, con un 10,5%. En cuanto a la tasa de empleo, Canarias es la séptima Comunidad (la novena si consideramos las ciudades de Ceuta y Melilla) con menor relación entre ocupados y población de 16 o más años, con un 47,7%, 1 punto por debajo de la media nacional situada en 48,7%. La Comunidad de Madrid es la región con la tasa de empleo más alta (54,8%) y Ceuta registra la más baja (40,5%).

Atendiendo a los datos registrales, la cifra de paro registrado en Canarias desciende en el mes de marzo en 1.314 personas (-0,6%) y a nivel nacional cae en 47.697 desempleados (-1,4%). La tasa anual sigue mostrando un descenso del desempleo tanto en las Islas como en el conjunto del estado español, -7,4% y -7,6% respectivamente.

La media mensual de trabajadores afiliados a la Seguridad Social se sitúa en marzo en 787.965 personas, lo que supone un aumento mensual en la afiliación de 4.301 trabajadores (0,5%) y un incremento de 35.281 afiliados en el Archipiélago respecto a marzo de 2017, que se cuantifica en una tasa anual del 4,7%. En el conjunto nacional, la media de afiliados sube en 138.573, cantidad que representa un incremento del 0,8% y coloca el total de personas que cotizan a la seguridad social en 18.502.088 trabajadores, 592.081 más que hace un año, lo que supone un crecimiento a una tasa anual del 3,3%.

Véase detalle del informe en la Web   http://estudios.camaratenerife.com/

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario