FIRMAS

Santa Cruz, corazón de Canarias | José Manuel Bermúdez Esparza

Santa Cruz de Tenerife lleva a gala su condición de capital insular y de co-capital de la Comunidad Autónoma de Canarias. Así que, en buena lógica, aspiramos al mayor protagonismo posible en la celebración del 30-M, una fecha de exaltación tranquila pero orgullosa de todo aquello que nos define como pueblo.

Desde hace un par de años, especialmente, nos hemos involucrado al máximo en la organización de actividades que celebran la canariedad, al tiempo que ponemos la guinda al programa confeccionado con motivo de nuestras Fiestas de Mayo.

Esa apuesta tiene una doble vertiente. Por un lado, la expresión de las manifestaciones culturales, costumbristas y etnográficas del Archipiélago y, por otro, la celebración en torno a la personalidad política de Canarias como nacionalidad. Santa Cruz celebra que es parte del pueblo canario, que tiene identidad propia y personalidad jurídica e institucional. Celebramos, en definitiva, nuestra capacidad de autogobierno.

Nos unimos a la reivindicación de nuestras singularidades, pero a partir de unas expresiones culturales universales y de unos valores de idéntica dimensión. La música, el deporte o la gastronomía nos sirven para proyectar la idiosincrasia de una comunidad abierta, tolerante, hospitalaria, integradora y solidaria.

El programa que hemos preparado, que comenzó el pasado viernes y concluirá este miércoles, compendia todo ello y combina manifestaciones tradicionales con otras actuales. Tal y como es Santa Cruz, tal y como es Canarias: un territorio que respeta su pasado, pero que se proyecta al futuro como un lugar de mejores y mayores oportunidades para todos quienes viven en él.

Tengo que decir que ya el año pasado la respuesta ciudadana al programa de actos diseñado fue espectacular. Especialmente el día 30 de Mayo, Santa Cruz fue un hervidero de gente unida en la celebración del Día de Canarias. Y estoy convencido de que este año la afluencia será igual o mayor.

Santa Cruz, en línea con lo apuntaba más arriba, quiere exprimir al máximo esa condición capitalina para abanderar la fiesta de la canariedad y convertirse en el lugar donde todos los residentes en la Isla acudan para celebrarla en sana camaradería.

Este miércoles cerraremos en la ciudad un mes muy intenso desde el punto de vista cultural, recreativo, deportivo y de ocio, que ha permitido a los vecinos disfrutar de un amplísimo catálogo de actividades pensadas para toda la familia.

Pero quiero aprovechar estas líneas para recordar que la celebración de actos en nuestras calles no obedece al objetivo de entretener la vida de los chicharreros –al menos no solo– sino que responde fundamentalmente a la necesidad de mantener una ciudad dinámica. La generación de actividad económica y de empleo, que va asociada a toda la programación de actos en la calle, es la más importante motivación del Ayuntamiento.

No debemos olvidar de dónde venimos, de una feroz crisis que ha destruido puesto de trabajo y economías familiares.

Estamos recuperando terreno y las actividades de dinamización son básicas para que a ciudad cobre un nuevo impulso y se mantengan o se creen nuevos puestos de trabajo. Porque una ciudad viva y despierta es siempre una ciudad próspera.

Más si se trata de una capital como la nuestra.

Feliz Día de Canarias.
 

José Manuel Bermúdez Esparza, es Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario