FIRMAS

Las Mujeres Ejemplares de La Biblia | José Antonio Cabrera Martínez

En esta Semana Santa, que el Mundo Cristiano Conmemora la Pasión y Muerte de Jesús de Nazaret, todos recordamos a los Apóstoles y Discípulos, que compartieron los hechos más destacados, del auténtico Viacrucis sufrido por Jesucristo.
 
Pero hay unas figuras ejemplares que estuvieron al lado del Nazareno en estos momentos finales de su vida terrenal. Fueron las mujeres, que La Biblia menciona con todo lujo de detalles en todos estos episodios.
 
Las mujeres, en aquella lejana época, no tenían gran consideración, con una sociedad machista, compuesta en gran medida por pescadores y pastores incultos, y con una religión cerrada a la participación femenina.
 
Sin embargo, Los Evangelios citan a numerosas mujeres, a los que Jesús, acogió, valoró y admitió entre sus discípulos, teniendo una presencia importante en muchos pasajes de su azarosa vida, de su pasión y de su muerte.
 
Los Evangelios, tanto el Antiguo como el Nuevo, mencionan a más de 150 mujeres, unas piadosas y otras pecadoras, pero todas nos pueden enseñar valiosas lecciones para la vida. De ellas unas 50 son figuras destacadas de la Biblia.
 
Dejando aparte a Eva madre de la humanidad, debamos citar a Sara la esposa de Abraham, Agar la sierva que concibió un hijo de Abraham, la Mujer de Lot su sobrino, Rebeca la mujer de Isaac, Lea la esposa de Jacob, Dina la deshonrada por Siquem, Maria la hermana de Moises, la anónima Hija del Faraón, Rahab la prostituta transformada, Acsa la hija de Caleb.
 
Débora una Juez de Israel, Dalila la enamorada de Sansón, Noemí la nuera de Rut, Rut la joven viuda, Ana la madre de Samuel, Mical la primera esposa de David, Abigail la tardía esposa de David, Betsabé la madre del Rey Salomón, la Reina sabia de Sabá, Jezabel la malvada esposa del Rey Acab, la Viuda de Sarepta protectora de Elías, la Viuda protegida de Eliseo, la Sunamita generosa, la Esclava de Naaman.
 
Josaba hija del Rey Joram, Hulda la Profetisa valiente, Ester Reina bella y decidida, la sufrida esposa de Job, Maria esposa de José y madre de Jesús, Elisabet la intachable, Ana la viuda Profetisa, Salomé madre de los apóstoles Santiago y Juan, Marta la hermana de Lázaro, Maria la hermana de Marta, 
 
la Mujer Samaritana que dio de beber a Jesús, la Mujer Adúltera que salvó de morir apedreada.
Dorcas una ayudante generosa, Priscila acompañante del Apóstol Pablo, Eunice madre de Timoteo, Lidia la hospitalaria, Safira mujer de Ananías, y Maria Magdalena un hermoso ejemplo de amor y perdón.   
 
Todas estas mujeres que mencionan tanto el Antiguo como en Nuevo Testamento, son dignas de ser reconocidas por su importante papel en la Historia Religiosa del Cristianismo, y que sirvan de ejemplo para las jóvenes generaciones femeninas, que tienen hoy más que nunca una importante y necesaria función religiosa y social.
 
Fuente: ASSOPRESS

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario