FIRMAS Salvador García

El logro de un instituto orotavense | Salvador García Llanos

Cuando no se apagan los ecos del éxito de la jornada feminista del pasado miércoles -la fecha del 8-M ya se une a otras de especial calado social-, llegan los alumnos de 1º de bachillerato del Instituto de Enseñanza Secundaria IES  La Orotava ‘Manuel González Pérez’, de La Orotava, y logran que su iniciativa de modificar una de las acepciones del término fácil haya prosperado felizmente. En efecto, la quinta de esas acepciones en el Dicicionario de la Real Academia Española (RAE) de la lengua, hace pocas semanas decía: “Dicho de una mujer que se presta sin problemas a mantener relaciones sexuales”. Ahora se define así: “Dicho de una personaque se presta sin problemas a mantener relaciones sexuales”. O sea, sustituir mujer por persona. La solicitud formal cursada ante la RAE ha sido atendida de modo que en la edición on line del diccionario ya puede leerse esa definición.
 
Un éxito, sin duda, del citado alumnado del instituto orotavense que no solo ha tenido la idea de liquidar una definición lexicográfica machista sino que ha perseverado lo suficiente en redes sociales y círculos escolares próximos como para apuntarse un logro de los que no abundan. “¡No somos fáciles, somos libres… No somos fáciles, somos iguales!”, saludaban los integrantes del curso en su cuenta de Twitter. Hasta difundieron un vídeo, en el que, por cierto, expresaban su rechazo. Más de siete mil visualizaciones reflejan el impacto que produjo.
 
Hay que congratularse de los resultados de la iniciativa. Tanto que se critica el desinterés de los estudiantes, su inhibición ante la realidad social en la que se desenvuelven, su desapego, es consecuente que ahora se diga lo contrario. Esos son los estudiantes con los que hemos soñado alguna vez: despiertos, predispuestos, sensibles e inquietos. Aquí no se han cruzado de brazos ni han mirado hacia otro lado: entendieron que el problema les era próximo y que podían dar una respuesta constructiva con la que identificarse; una convicción, en fin, que ha terminado siendo ejemplar. Hasta la RAE ha encontrado un aliado, acaso inopinado.
 
Dadas las circunstancias y los protagonistas, es un paso significativo a favor de la igualdad. Sin exageraciones. Primero, imaginación; después, trabajo bien hecho, allí en un universo, el de las redes sociales, del que se viene hablando a menudo de forma muy negativa. Aquí, su aprovechamiento y su utilidad han quedado de manifiesto.
 
Por la igualdad, contra el machismo. Hacia la primera, por el uso lingüístico. Esta noticia protagonizada por los alumnos del instituto orotavense suple todos los sinsabores creados no hace mucho con el absurdo de lasportavozas. La igualdad requiere de identificación, de concienciación y de pragmatismo. Aquí hay una prueba. Que tiene más valor aún cuando se ha sabido que el centro forma parte de la Red Canaria de Escuelas por la Igualdad y en el que, desde hace tres años, se estudia un ciclo formativo de grado superior denominado ‘Promoción en Igualdad’.
 
Queda dicho: un logro meritorio y significativo.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario