Sin categorizar

EMPRENDEDORAS | 4 consejos de supervivencia cuando llegas a un lugar nuevo (basado en el Libro Orange Is The New Black)

EBFNoticias | Edith Gomez | Foto: gananci.com | Seguramente has escuchado hablar de ese título por la afamada serie de Netflix que lleva el mismo nombre: Orange Is The New Black. Esta fue estrenada a mediados del año 2013 y desde el lanzamiento su popularidad ha subido como la espuma, logrando gran cantidad de fans que se identifican con los polémicos personajes cuyas vivencias han sido narradas por 5 temporadas (en junio se estrena la sexta).

Lo que muchos no saben es que dicha serie está basada en las memorias escritas por Piper Kerman llamadas Orange Is The New Black: My year in a women’s prison (en español, Naranja es el nuevo negro: mi año en una prisión para mujeres). Y para las personas que han tenido la oportunidad de leerlo saben que lo relatado en ese libro y lo demostrado en la ardiente serie de Netflix distan mucho entre sí. Por supuesto, esto no es nuevo. Puedes ver este listado de películas de emprendedores, que también han sido basadas en historias reales.

La mayoría de veces, cuando se trata de series o películas basadas en la vida real, los creadores de la misma le agregan elementos al guion para hacerlo más atractivo y comercial para las masas. Por eso no sorprendió cuando Jenji Kohan -la creadora de la serie- presentó Orange Is The New Black con elementos de ficción vagamente fundamentados en la historia de Kerman.

Sin embargo, la historia del libro es bastante interesante y presenta a través de una narración entretenida y digerible la experiencia y los principios que hicieron que Piper Kerman saliera airosa de la complicada experiencia de haber pasado 11 meses en una cárcel federal estadounidense más los 2 meses finales repartidos en otras prisiones distintas. Dichos principios pueden ser aplicables cuando te encuentras envuelta en una nueva situación la cual no estás muy clara de cómo enfrentar:

Observación: durante sus primeros meses en la cárcel, la observación fue clave para poder adaptarse de la manera más sana -dentro de lo que cabe-. Miraba con detenimiento el comportamiento de las otras y aprendía por imitación de la manera más discreta posible.

Cuando eres la nueva en un lugar de trabajo, instituto o grupo de amigos, una de las cosas más sabia que puedes hacer observar el comportamiento de las personas a su alrededor. La mayoría del tiempo eso revela mucho más que sus palabras, las cuales pueden ser tergiversadas.

-Respeto: otro de los elementos que hicieron posible la supervivencia de Kerman fue el respeto profundo que sentía por las otras reclusas. A pesar de que hubiese momentos en que no las entendiera, no se sintiera identificada con ellas o no compartiera sus opiniones, usaba el respeto como bandera, lo cual le hizo ganarse el respeto de sus compañeras como resultado.

Para poder desarrollar el respeto hacia otros, aparte de la educación básica se requiere empatía, que seas capaz de ponerte en los zapatos de alguien más para entender y respetar las razones por las cuales actúa de una u otra manera.

-No rendirse: aunque al verse encerrada y lejos de todo aquello que conocía Piper tenía suficientes razones para deprimirse, no se dejó arrastrar por el aletargamiento y la resignación reinantes en ese lugar. Se mantenía en contacto con el mundo exterior a través de la lectura, enviando y leyendo cartas de sus conocidos, haciendo ejercicio para mantenerse en forma, entre otros.

Si te encuentras en un lugar en el que no te sientes en tu elemento, lo peor que puedes hacer es descuidar tu amor propio, tu personalidad, quien eres y lo que crees. Si lo haces, te verás envuelta aun más en ese ambiente.

Por supuesto habrá días duros en que tus nuevos colegas de trabajo no te tomen en cuenta o tus nuevos compañeros de estudio se rían de ti, pero la clave es mantenerse firme en el propósito de conservar la fortaleza para no perder tu esencia.

Determinación: la Piper real -la que sí fue a la cárcel y no a un set de televisión- cuenta en su libro que pasaron 6 años desde que se enteró que debía ir a la cárcel hasta que realmente fue. A pesar de estar asustada y muy nerviosa por no saber qué le depararía ese lugar, estuvo determinada a aceptar las consecuencias de sus acciones, con todo lo que pudiera implicar.

Si tienes conoces el propósito por el que estás en ese nuevo lugar y tienes la determinación de convertir esa experiencia algo positivo, por más obstáculos que puedas encontrar en tu camino, nada podrá quitarte la convicción.

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario