INTERNACIONAL NACIONAL SOCIEDAD Solidaridad

EL MAPA DEL ORO | Día Internacional de la Mujer

EBFNoticias | Àngel Alonso | Vaya por delante mi felicitación a todas las mujeres por su día internacional, por su lucha y su fortaleza, y es mi deseo, como el de casi toda la sociedad, que alcancen sus reivindicaciones lo antes posible… Pero no quiero incidir más en este mensaje, sobre el que personas más sabias y preparadas que yo han hablado mucho durante estos últimos días… Si les parece prefiero tirar de memoria y llamar su atención sobre un país, actualmente se podría considerar un Estado fallido, pero que hace cuarenta años era un lugar relativamente moderno, que vivía en paz con los usos y costumbres de su época…

Si se animan, les recomiendo que se den una vuelta por Google y vean cómo era Afganistán en los años sesenta y setenta… Seguro que cuando vean algunas de las fotografías de la época, primero pensarán que ha habido un error en el buscador por internet y, una vez comprobado que todo es correcto, les sorprenderá ver como las imágenes que están contemplando poco difieren de las escenas que podrían observarse en otro lote de fotografías de un país occidental de la misma época…

Es curioso, pero muchas de esas instantáneas tomadas en Afganistán en la década de los sesenta y setenta, podrían pasar por haber sido realizadas en la España de los mismos años. En ellas se puede apreciar escenas cotidianas normales en las que participan hombres y mujeres, y chicos y chicas, vestidos con ropa habitual en cualquier país europeo e incluso siguiendo los cánones de la moda de aquellos tiempos… Precisamente lo que llama la atención en las fotografías, es que se ven mujeres convenientemente “arregladas” y vestidas a la occidental, caminando solas por la calle, trabajando en una oficina y desempeñando su labor en una fábrica… Y se ven chicas jóvenes asistiendo a clases, divirtiéndose en una discoteca, tomando alguna bebida en la terraza de un bar o de compras por una calle comercial… Además, todas intentan ir guapas y algunas van… con minifalda…

El ambiente es de tranquilidad e incluso se palpa una buena dosis de dinamismo y de modernidad, en donde las mujeres están integradas en la sociedad y desempeñan sus actividades mezcladas con las personas del sexo masculino de forma natural y sin que nadie de la sensación de mostrar la más mínima incomodidad… Por aquella época hombres y mujeres estudiaban carreras universitarias, iban tranquilamente al cine o eran compañeros de trabajo en una fábrica… Por aquel entonces en Afganistán había una tradición de ley y orden, y un Gobierno capaz de gestionar un país y de acometer grandes proyectos en infraestructuras… La gente común tenía sueños y oportunidades para todos… El futuro estaba envuelto de esperanza y la creencia en una buena formación para abrirse paso en la vida… A finales de los setenta nada hacía presagiar que todo estaba a punto de cambiar…

Y cambió un 27 de diciembre de 1979, cuando tropas soviéticas cruzaron la frontera de Afganistán apoderándose de su capital, Kabul, en donde el presidente Hafizullah Amin es asesinado. La causa esgrimida por la Unión Soviética para la invasión, la ayuda solicitada por Afganistán debido a la guerra civil que se libra en su territorio entre los leales al Gobierno y los rebeldes (muyahidines). Pero la razón que podría ser más real, la enorme importancia estratégica que Afganistán tiene para los soviéticos, por constituir para ellos una especie de “puerta de entrada” al Golfo Pérsico…

Durante los nueve años que durará la intervención militar soviética, hasta abril de 1988, un importante número de jóvenes musulmanes, de la más diversa procedencia, se unirán a los muyahidines, apoyados y abastecidos por Estados Unidos, para combatir a los soldados de la Unión Soviética. Luego las luchas tribales por hacerse con el poder, para posteriormente ser todos sustituidos por el Gobierno de los talibanes, que se encargarían acabar con todos los derechos y libertades, y que terminarían devolviendo al país a laAlta Edad Media

En 2001, Estados Unidos y el resto de una coalición internacional entraría en Afganistán, derrocando a los talibanes, y tratando de reactivar, con no demasiada fortuna, la vuelta a una democracia ya olvidada y el retorno a unas libertades perdidas que, tras tantos años de guerra, ya apenas nadie recuerda… Una ausencia de derechos que incluso ha llegado a despojar a las mujeres de su básica condición de seres humanos y relegarlas a una mera propiedad de los hombres que pueden comprarlas a sus familias, aportando el precio estipulado bajo el eufemismo de dote, y que pueden hacer con ellas lo que quieran, incluso prostituirlas o matarlas…

Hoy es el Día Internacional de la Mujer y, aunque todas tienen sobradas razones para reivindicar y reivindicarse, no quería dejar pasar la oportunidad de, muy modestamente, en este día recordar a aquellas otras mujeres sin voz y, lo que es peor, sin esperanza…

Publicado bajo licencia de El Mapa de Oro

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Comentarios recientes