FIRMAS Salvador García

El peso del turismo familiar | Salvador García Llanos

En vísperas de FITUR siempre se publican algunos informes específicos que revelan tendencias y conclusiones interesantes para contrastar la evolución del sector. En esta ocasión, se trata de la quinta edición del Estudio de Turismo Familiar en España, realizado por la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) en colaboración con la firma DNA Expertus Turismo y Ocio.
 
Siempre es bueno conocer la ficha técnica del trabajo para luego valorar su proyección y el valor estratégico en la planificación de los recursos. En este caso, han sido encuestadas más de setecientas familias en el marco de un proyecto denominado ‘Sello de Turismo Familiar’.
 
Procesadas las respuestas, algunas conclusiones son muy llamativas. Por ejemplo, el 92 % llevó a cabo al menos un viaje vacacional en 2017, un 1,1 % más que un año antes. Un 30,7 % de las personas consultadas respondió que realiza dos viajes al año. Y más de un 21 % hizo hasta tres salidas. El porcentaje de los que efectuó cuatro o más viajes llegó al 22,9 %, un 2,7 % más.
 
La consulta llevaba aparejada la pregunta de la época del año en que realizaban sus viajes. La mayoría de los desplazamiento se produce en fines de semana y puentes, hasta un 44 %. Después, están las vacaciones de verano, con un 33,2 %; las de Semana Santa, un 13,2 % y las de Navidad, un 9,5%. De estos datos se desprende que ha habido un repunte de los viajes internacionales.
 
El producto ‘sol y playa” sigue encabezando las preferencias de los viajeros aunque cae un 12,5 %, por lo que hay que estar atentos, igualmente, a los incrementos del 11,2 % para el segmento turístico de la Naturaleza; del 3 % en el gastronómico y del 1,4 % del turismo cultural. O sea, hay otros móviles y reclamos para desplazarse. Que tomen nota los destinos que dependen en gran medida del ‘sol y playa’.
 
Que los cuiden, desde luego, pero que atiendan a la diversificación.
 
Según el estudio, las familias españolas viajan más y gastan más. Tal es así, que cuando llega el momento de evaluar el impacto económico, se calculan en 2017 unos dieciocho mil quinientos millones de euros, un 7,3 % más que el año anterior.
 
Las preferencias para alojarse siguen siendo las de hoteles de categoría media-alta, seguidas de casas familiares y de amigos, apartamentos turísticos y casas rurales. Andalucía en todas las épocas del año y Aragón, en invierno, son las comunidades favoritas para las familias a la hora de encontrar destinos vacacionales. La tendencia a no repetir destino sigue creciendo. Y las familias, a la hora de ponderar los factores que inciden en su desplazamiento, sitúan en primer lugar la seguridad (englobando la buena organización del viaje y los exitosos resultados), seguida del alojamiento que, en anteriores ediciones del estudio, figuraba en primer lugar.
 
No menor interés tienen las conclusiones relativas a la planificación de los viajes. La gran mayoría de las familias, gasta un 35 %, viaja con reserva previa, gestionada desde los sitios web, junto a la adquisición de entradas y billetes para centros de ocio y medios de transporte. Precisamente, los web especializados en familias son determinantes a la hora de informarse y tomar decisiones, si bien las consultas directas a familiares y amigos -otra vez la importancia del boca-oído- se han incrementado notablemente.
 
En definitiva, el turismo familiar gana peso en el negocio turístico. Y sus preferencias son llamativas para estudiar a fondo, sobre todo, las estrategias promocionales.

Add Comment

Click here to post a comment