Llega tarde | Francisco Pomares

Nov 14, 2017 Sin comentarios por

El Partido Popular cree que “llega tarde” el informe de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Canarias que avala los tramites desarrollados por Santiago Negrín para la licitación del concurso de informativos de la Tele Canaria. Bueno, para algunos -como el PP- llega tarde, probablemente, porque la decisión sobre la actuación del PP en este asunto ya estaba adoptada. Para otros, como los socialistas, parece que no ha llegado tarde, sino en el momento justo, cuando han de decidir si se suman al PP y a Nueva Canarias en su intento de bloquear el Consejo Rector de la tele, o si pasan de este lío. Un lío que hoy enfrenta a muerte a un medio de comunicación -Canarias 7, que ha estado explotando los servicios informativos de la tele los últimos diez años- con la mitad de los otros medios de comunicación de Canarias, hartos de una situación de privilegio que permite a ese periódico una competencia primada con recursos públicos. Esa es la clave de toda esta guerra de medios que estamos viviendo: el intento de Canarias 7 de evitar que el concurso para los informativos se convoque, las empresas puedan presentarse y el contrato se adjudique. Todo lo demás es ruido.

Incluso los informes solicitados por unos (o publicados por otros) son puro ruido. El informe de los servicios jurídicos de la Comunidad Autónoma es uno más de los informes que avalan el comportamiento de Negrín, empezando por el primero de todos, el primero de los realizados por el letrado Martín Orozco, que sirvió para abrir el procedimiento. Por supuesto que todos sabemos que los informes jurídicos pueden decir lo que quiera quien los encarga. Si hay una disciplina maleable, esa es el derecho: hay informes rigurosos, informes solventes e informes por encargo de parte. No es la primera vez que un abogado firma dos informes distintos para satisfacer a dos partes distintas.

Pero al final la lógica de las cosas suele ser aplastante: ¿Quién se opone a que se licite el concurso? Canarias 7. ¿Quién quiere que se licite el concurso? Todos los demás. ¿Y por qué se opone Canarias 7 a que se licite? Porque le resultaría difícil ganarlo manteniendo sus actuales márgenes de beneficio. Lo ganó hace ocho años, pero en un procedimiento negociado. Y se lo renovó el presidente Rivero -el mismo Rivero que suspendió la mesa de contratación y adjudicó el contrato por un negociado por dos años más, hace ahora cuatro-. Lo que quieren en Canarias 7 es que se siga renovando así. Y es legítimo que Canarias 7 aspire a mantener su canonjía. Pero también lo es que el resto de los medios estén hartos de esta situación. Y de las presiones contra políticos. Especialmente contra Ángel Víctor Torres, que ha pasado de ser un héroe a ser un villano en apenas un par de días.

Esa es la verdad de toda esta historia, una verdad tan evidente y sencilla que cabría en un dedal, pero que ha ocupado páginas y páginas de periódicos porque los periodistas tenemos cierta tendencia a enfadarnos cuando se nos quiere engañar. Y también a creer que nuestros asuntos le interesan mucho a la gente: eso no es cierto, pero sí lo es que hay políticos -Román Rodríguez y Asier Antona- que inexplicablemente han optado por entregarse con escaso pudor a defender los intereses de Canarias 7, y al hacerlo han implicado o intentado implicar a otros grupos y partidos. Ellos sabrán por qué lo han hecho. Yo “llego tarde” a saberlo. Pero lo sospecho?

FIRMAS

Acerca del autor

El autor no ha rellenado su perfil aún
Sin respuestas a “Llega tarde | Francisco Pomares”

Deje una respuesta