FIRMAS

Santa Cruz, adelante | José Manuel Bermúdez Esparza

Santa Cruz de Tenerife es una plaza segura para la inversión económica. Lo venimos advirtiendo desde hace tiempo, a tenor de todos los indicadores conocidos, que proyectan al municipio como la capital de las oportunidades para el empleo y los negocios en Tenerife y Canarias. Cabe recordar, en ese sentido, un reportaje publicado hace ahora un año por el diario económico ‘Financial Times’, que ya nos situaba al frente de un ranking de ciudades medias -de entre 150.000 y 400.000 habitantes- en crecimiento de inversión foránea en nuevos nichos de mercado, entre los años 2011 y 2015.

Como consecuencia de esta situación, la cifra de desempleados ha caído en Santa Cruz en casi 7.000 personas en cuatro años, al tiempo que mes a mes se multiplican las contrataciones. Avanzamos en la dirección correcta hacia una diversificación económica que genera nuevas oportunidades de inversión y, por consiguiente, de empleo para nuestros vecinos.

La anulación del Plan General de Ordenación (PGO) de la ciudad, notificada este miércoles por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), no va a generar la menor afección a la economía local. La situación socioeconómica que hemos descrito, acerca de una recuperación incontestable, resulta igual de válida para antes y después de este pronunciamiento judicial. El pulso de Santa Cruz se mantiene inalterable. Sobran razones para la tranquilidad.

No obstante, como dijimos desde el primer momento, el Ayuntamiento piensa recurrir en casación, ante el Tribunal Supremo, por lo que el plan mantiene su vigencia y se seguirá aplicando con todas las garantías. Criticar, patalear, cuestionar públicamente no lleva a nada positivo salvo recurrir jurídicamente y eso es lo que haremos.

Confiamos además que el Gobierno de Canarias proceda de la misma manera: recurriendo el fallo del TSJC. Sobre todo si tiene en cuenta que la resolución es contra un acuerdo del órgano de la Comunidad Autónoma encargado de controlar la legalidad en la aprobación de los planes, la COTMAC, que el 30 de julio de 2013 dio luz verde a la ordenación urbanística de la ciudad.

Esta determinación municipal obedece al convencimiento de que ambas instituciones -COTMAC y Ayuntamiento- obraron correctamente en toda la tramitación del expediente administrativo, ajustándose siempre a la legalidad. El tribunal ha cuestionado el trabajo ininterrumpido de técnicos y jurídicos desde 2006 hasta 2013.

En esa línea, la COTMAC validó los criterios del Ayuntamiento declarando cumplido el trámite de evaluación ambiental del PGO en los términos señalados en la legislación, con el contenido exigible a los Informes de Sostenibilidad, según las tesis avaladas por sus servicios jurídicos y técnicos. O sea, daba por resuelto el contenido ambiental de acuerdo a todos los informes.

Además, en un camino paralelo, aprovecharemos este revés jurídico -que de ninguna manera es un revés de la Ciudad- para convertirlo en una oportunidad para mejorar la ordenación urbanística de Santa Cruz, con la actualización del PGO y su adecuación a las nuevas herramientas legislativas en la materia. Cuando accedí a la Alcaldía, en junio de 2011, el plan ya se había aprobado. Desde entonces a 2013, prácticamente resultaba imposible establecer cualquier modificación en el documento. De ahí que ahora también podamos aprovechar esta oportunidad y acometer su revisión.

Por lo tanto, no hallamos razones para la preocupación. Muy al contrario: sobran razones para la tranquilidad y la esperanza. Mientras los equipos jurídicos y técnicos del Ayuntamiento trabajan en las dos líneas apuntadas -la presentación de un recuso de casación y la actualización del PGO-, Santa Cruz mantiene toda su viveza, como capital que prospera. Recurriremos, modificaremos y seguiremos adelante.

* Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

Add Comment

Click here to post a comment