FIRMAS

Blockchain, la tecnología que lo cambiará todo | Momo Marrero

Es bastante probable que alguna vez hayas recibido información sobre el blockchain. Tan probable como que seguramente no te generara especial interés. Si este es tu caso, creo que sería conveniente que a partir de ahora empieces a prestar atención a esta tecnología que sin duda cambiará la forma de entender los negocios.

El blockchain o cadena de bloques supone un cambio de paradigma socioeconómico que transformará los negocios y la sociedad tal y como los entendemos ahora. Se trata de una tecnología o sistema de codificación de la información descentralizada, con un alto grado de sofisticación y altamente segura, que los expertos explican como una base de datos compartida que funciona a modo de libro de anotación o apuntes digital donde quedan registradas, mediante códigos y claves criptográficas, todas las transacciones del entorno digital. No precisa de intermediarios que identifiquen y certifiquen la anotación, pues está repartida en múltiples bloques o nodos independientes que la validan sin que pueda ser borrada una vez introducida, siempre que la mayoría de estos bloques la reconozcan como legítima.

Hay que destacar lo que supone la relación entre los llamados bloques o nodos respecto a la seguridad, pues con que sólo uno de los infinitos bloques se mantenga ante la caída o deterioro físico de la información, el servicio se mantendría y esta información no se perdería, lo que implica de facto la desaparición de la centralización.

Siempre según la opinión de los expertos, esta tecnología supondrá un hito superior al que significó el uso de los ordenadores o el acceso a Internet, y su irrupción traerá consigo un cambio rupturista en nuestra forma de entender la sociedad y, por ende, los negocios.

Uno de los procesos más interesantes que nos permite esta tecnología es el llamado contrato inteligente, que podríamos definir como un acuerdo o transacción entre dos o más partes sin necesidad de intermediación, con la garantía de que ninguna de las partes puede acceder a información confidencial de las otras, lo que podría suponer de facto la desaparición de entidades bancarias o financieras a la hora de contratar un servicio como, por ejemplo, una reserva de hotel, avión o coche de alquiler.

Especialmente relevante resulta la relación del blockchain con el IoT (Internet de las cosas), pues nuestros aparatos tecnológicos se podrán comunicar entre sí de forma segura y transparente, estableciendo cuándo realizar acciones automáticas o sugeridas un función de determinadas variables, como por ejemplo hacer la compra indicando los artículos que nos hacen falta, bien porque no quedan o bien porque se consumirán en el periodo determinado.

La irrupción de esta tecnología en el sector turístico podría implicar la desaparición de la intermediación y la aparición de nuevas fórmulas de pago one to one y de monedas locales o asociadas a actos o acciones especiales, entre otras. Un ejemplo actual de aplicación de esta tecnología es la moneda virtual bitcoin.

Imagen: Momo Marrero

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario