FIRMAS

El mar, la salida natural de Santa Cruz | José Manuel Bermúdez Esparza

La recuperación del contacto directo entre el mar y la ciudad ha sido una aspiración de los vecinos de Santa Cruz durante muchos años, casi tantos como tiene el actual trazado urbanístico de la capital en su franja litoral. Una ciudad es el resultado de la suma de aciertos y desaciertos, sobre todo en el diseño arquitectónico y aprovechamiento de los espacios públicos o privados en diferentes períodos de su historia.

La fachada marítima de Santa Cruz es la que es debido, precisamente, a la concatenación de concepciones diversas -cuando no contrapuestas- en materia urbanística y económica. En este último aspecto, el puerto ha jugado un papel decisivo en el desarrollo de la ciudad, hasta tal punto de que no se puede entender el Santa Cruz actual sin ponderar la contribución de la actividad portuaria a su progreso.

Pero hoy en día debemos dar nuevos pasos que nos permitan, en la medida de lo posible, integrar las instalaciones del puerto con la vida diaria de la ciudad: en otras palabras, acercar el mar a la ciudad y llevar la ciudad al mar. Y esto solo es posible con un aprovechamiento inteligente del espacio disponible y una reordenación de usos en la que ambos, puerto y ciudad, ganemos.

Con ese objetivo, las Administraciones públicas implicadas -Ayuntamiento, Cabildo, Autoridad Portuaria y Gobierno de Canarias- venimos trabajando desde hace tiempo en distintos proyectos que comienzan a tomar forma, como son los casos del enlace Puerto-Ciudad, la rehabilitación del litoral de Valleseco, los planes especiales de Las Teresitas y el Parque Marítimo o los accesos a las playas de Anaga y el litoral de Añaza.

Esta misma semana, el Cabildo ha anunciado la aprobación del convenio que permita licitar próximamente la nueva fase del proyecto de enlace Puerto-Ciudad, que abarca la franja de suelo ocupada por la Vía Litoral y el túnel de servicio del Puerto, que linda al oeste con la Plaza de España y al este con el Muelle de Enlace. Se trata de una obra estratégica que cambiará la fachada marítima de la ciudad y que, por lo pronto, permitirá el uso ciudadano de los terrenos ganados por el forjado del túnel de la vía de servicio portuaria.

Este es, precisamente, el tramo de mayor relevancia en la conformación del frente de la ciudad, esencial a su vez para resolver el tránsito de cruceristas y asegurar la conexión de itinerarios con la marina deportiva y el edificio previsto en ella.

La eliminación de obstáculos en nuestro camino hacia el litoral está en marcha y, si bien es verdad que ha habido retrasos achacables a la complejidad administrativa de los expedientes, la ciudad está conformando ya un trazado de continuidad hasta el mar. Pronto será posible pasear, sin encontrar trabas, desde la plaza de Weyler hasta el mismo cantil del muelle.

Tengo meridianamente claro que la salida natural de Santa Cruz es el mar, desde todos los puntos de vista: económico, turístico y recreativo. Y tengo claro que nuestro futuro pasa por la concreción de todos esos proyectos relacionados con el litoral, que contribuirán a recuperar el aire marino y el aspecto marítimo que nunca debimos perder.

José Manuel Bermúdez esparza, es Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Comentarios recientes