FIRMAS Salvador García

Impulso al Taoro | Salvador García Llanos

De la misma manera que reprobábamos hace una semana la pasividad para desbloquear el proyecto de ampliación del Jardín de Aclimatación de La Orotava, popular Botánico, hoy habrá que congratularse del firme propósito del Cabildo Insular de sacar a concurso, a lo largo del próximo mayo, el arrendamiento del antiguo hotel Taoro, habilitado años después como casino de juego y cerrado desde que éste fue trasladado a las instalaciones del complejo turístico ‘Costa Martiánez’, donde aún funciona una sala de máquinas.

De los datos ofrecidos por los responsables del Cabildo, se desprende que la edificación, debidamente restaurada y acondicionada, servirá para un hotel de cinco estrellas. Por lo tanto, se restituye el uso turístico de un recinto emblemático donde germinaron buena parte de las raíces del turismo de calidad que habría de caracterizar el devenir del socioeconómico del municipio. Bien. Costó lo suyo, en su momento, convencer a dirigentes y técnicos del Cabildo para esa restitución. Y hasta hubo un debate para determinar los usos. Defendimos la idea de que el Puerto de la Cruz, con vistas al futuro y para cualificar su oferta, precisaba de uno o dos establecimientos de máxima categoría. Y también hemos dejado testimonio de que era viable una operación similar a la emprendida con el hotel Mencey para que el proyecto de recuperación cristalizara. Por lo que se lee ahora, íbamos bien orientados.

El arrendador debe afrontar una inversión mínima de 15,3 millones de euros. Las condiciones, en síntesis, recogen que el contrato de arrendamiento será por cuarenta años, con un canon anual de novecientos cuarenta y un mil euros. El Cabildo, según se ha explicado, ofrece la compensación del ochenta por ciento de la inversión inicial y hasta un máximo de 18,8 millones de euros, a través de eximir al arrendador del pago del canon anual hasta cubrir esos gastos, lo que, temporalmente, significa unos veinte años. El hotel Taoro tiene un valor catastral de 9,5 millones de euros. Se quiere incluir en el objeto del concurso una parcela cedida por el Ayuntamiento de la ciudad.

Habrá que aguardar las respuestas de los interesados. No hubo suerte con las presentadas anteriormente, acaso porque faltaban atractivos o los números del negocio no se correspondían con el volumen de la inversión y los plazos del arrendamiento. Ahora, con nuevas condiciones sobre la mesa, se supone que el impulso para recuperar el Taoro va en serio y debe ser definitivo. Para congratularse, sí.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario