Educación Medio Ambiente SOCIEDAD

TEGUESTE. Los escolares, contra el rabo de gato

EBFNoticias.-  El Ayuntamiento de Tegueste, a través del área de Medio Ambiente  y la Asociación Desaplatánate, están llevando a cabo en los diferentes colegios del municipio unas «Jornadas de Sensibilización, Acción y Protección de Nuestro Entorno».

Estos talleres son una oportunidad para seguir trabajando con los alumnos y alumnas de primaria y conseguir un aprendizaje teórico -práctico sobre la problemática de las especies invasoras de las islas y sus implicaciones para la importante biodiversidad del territorio.

En este sentido, una de las actividades que se han llevado a cabo este lunes 27 de marzo con los y las alumnas de la Villa fue una actuación para erradicar el rabo de gato. Concretamente, escolares de 5º y 6º del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Francisca Santos Melián recibieron una charla y, posteriormente, llevaron a cabo una actuación práctica en los alrededores del colegio donde los alumnos y alumnas aprendieron los pasos para la correcta eliminación del Rabo de Gato.

Además, los escolares han plantado vegetación en la zona y tendrán una segunda jornada mañana martes 28 de marzo, con un taller de elaboración de casas para insectos y pájaros con material reciclado y biodegradable. El fin es colocar estas casas en la misma zona de actuación donde se desarrolló la erradicación del Rabo de Gato.

La Corporación lleva a cabo campañas de erradicación de esta planta exótica cuya expansión causa gran preocupación en la isla. El «Pennisetum Setaceum» es una planta exótica de la familia de las gramíneas originaria de África nororiental y Asia occidental que se ha difundido por el resto del planeta. Fue introducida en la década de los años 60 en Canarias como planta ornamental y el principal problema es que desplaza a la vegetación propia, algo que genera los consiguientes perjuicios, sobre todo en los espacios protegidos donde se hace necesario incrementar el esfuerzo de conservación.

El rabo de gato se localiza principalmente en los márgenes de carreteras, cauces de barrancos y en terrenos que hayan sido removidos. Su expansión ha causado preocupación, no sólo por su potencial peligro para la vegetación autóctona sino también por su agresividad con los cultivos, especialmente con los viñedos.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario