FIRMAS Francisco Pomares

A babor. Acuerdo sobre el REF. Por Francisco Pomares

Aprovechando una visita de Soraya Sáenz de Santamaría para inaugurar unas jornadas de Casa África, la vicepresidenta se reunió con Clavijo para repasar la agenda canaria. Se esperaban pocas o ninguna novedad de este encuentro, porque todo está pendiente de la aprobación de los Presupuestos, que el Gobierno tiene previsto presentar el 31 de marzo. Pero después de la derrota parlamentaria de Rajoy en la convalidación del decreto ley de la estiba, el Gobierno no quiere permitirse más errores. Los Presupuestos -para los que parece ya contar con el apoyo de Ciudadanos y el PNV- tienen que salir con el voto en primera instancia de Ana Oramas, pero eso no es suficiente cuando se trate de debatir las enmiendas parciales. En ese debate, enmienda por enmienda, el Gobierno precisa del «voto 176» para evitar que se las cuelen todas y al final el presupuesto resulte irreconocible. Ese voto puede ser el del diputado Pedro Quevedo, y para que los votos de las dos formaciones nacionalistas del Archipiélago se materialicen, las cuentas estatales debían recoger con claridad los compromisos de Rajoy con las Islas sobre el REF económico, la reforma del Estatuto y la reactivación de los convenios.

Ayer, la vicepresidenta sorprendió con un anuncio que es como agua bendita para el debate del estado de la cosa, que empieza hoy martes. Soraya Sáenz de Santamaría comunicó a Clavijo la decisión del Gobierno de la nación de aprobar el REF económico «en el cien por cien de su contenido» a finales de este mes o principios del próximo, para devolverlo al Parlamento de Canarias y tramitar después su definitiva entrada en vigor. La aprobación del REF supone poner en marcha seis de las catorce peticiones contempladas en la agenda canaria con Madrid, todas de una tacada.

El REF económico no se tocaba desde 1994. Todos los intentos canarios por actualizar las contrapartidas económicas del REF concluyeron en fracaso. Cuando apenas han pasado cinco meses desde la constitución del Gobierno, la aprobación del REF económico supone introducir de forma permanente el principio de continuidad territorial en el transporte aéreo y marítimo tanto de personas como de mercancías, con una subvención del 50 por ciento al transporte de viajeros entre Canarias y el resto del Estado y en los desplazamientos entre islas, y del 70 por ciento del transporte de mercancías por aire y por mar, entre Canarias y la Península y otros Estados de la Unión. El REF garantiza también entre del 50 al 75 por ciento de financiación adicional de las medidas de fomento de las producciones agrícolas locales incluidas en el Posei, y la inclusión de incentivos regionales y de un tratamiento diferenciado para las islas no capitalinas. Un reconocimiento de la ultraperificidad y de la doble insularidad, dos asuntos por los que Canarias lleva batallando desde hace décadas.

Sáenz de Santamaría ha vinculado la ficha financiera necesaria para cubrir todas estas cuestiones a que se aprueben los Presupuestos, y nadie ha dado cifras, quizá para no asustar a Montoro. Pero las cifras existen y suponen pasar de los casi 1.450 millones del REF actual a algo menos de 2.000 millones en los Presupuestos de 2018 y siguientes, al margen de la financiación general. Mucho dinero pendiente sólo de unos Presupuestos que todo apunta a que serán aprobados.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario