ANIMALES FUERZAS ARMADAS Medio Ambiente SOCIEDAD

Abejas de Güímar firman la paz con helicópteros militares autorizados a volar en Tenerife

EBFNoticias | María Montero.- Pitágoras se empleó a fondo con la defensa de los derechos de los animales al equiparar en igualdad el alma humana a la del reino animal argumentando que era inmortal. Fuego y aire eran los elementos que componían el alma según el filósofo considerado el precursor en el reconocimiento de la libertad de los animales. El uso doméstico de la fauna, su explotación y liberalización se discutía cinco siglos antes de nuestra era existiendo el vegetarianismo desde la antigüedad. Las abejas forman parte de la historia totémica de algunas culturas ancestrales, siendo un símbolo de luz, orden y laboriosidad para la masonería, y la inmortalidad para el cristianismo. Su labor de polinización, airear el suelo, o control de plagas es proclive al equilibrio del ecosistema.

Si las abejas pudieran hablar al tener la organización de comunicación más inteligente después de los humanos, o su alma, de la misma composición humana según nos transmite Pitágoras, alcanzara a dilucidar un mensaje, lejos de convertirme en su interlocutora válida, pero si tratando de ponerme en su piel, no creo estar muy de acuerdo en alterar funciones de las abejas, someterlas al estrés de los colmenas que se utilizan hoy en día, inseminación artificial a la abeja reina sacrificada anualmente, alimentación artificial, pesticidas, exclusas en los paneles para recoger el producto (miel), o corrientes de aire para expulsar abejas de las colmenas que les cortan las alas y las patas. No me gusta esta forma de vida para las abejas.

Un estudio liderado por Alfredo Valido, desde la Estación Biológica de Doñana (CSIC) y publicado en la revista editada por la Asociación Española de Ecología Terrestre (AEET), alerta de las consecuencias negativas de la explotación agropecuaria privada con abejas de la miel en el Parque Nacional del Teide recomendando su inmediata supresión.

Alfredo Valido explica que  la introducción de la abeja doméstica produce una disminución de la riqueza de especies de polinizadores nativos con efectos nocivos en la reproducción del tajinaste rojo y retama del Teide exclusivas de este ecosistema de Tenerife. Se produce una competición entre especies autóctonas con las abejas domésticas que consumen un alto volumen del néctar disponible y desplazan a los insectos nativos del Parque Nacional albergando el récord mundial de colmenas por kilómetro cuadrado en este paraje. El incremento artificial de la productividad de la abeja doméstica podría llegar al desplazamiento de los insectos nativos perjudicando a la biodiversidad. Los científicos coinciden en una conservación efectiva e inmediata del Teide contundente al concluir con  la prohibición de la apicultura en esta extensa área.

Sería interesante conocer si este riguroso estudio es extensible a la Reserva especial del Malpaís de Güímar, al ser un espacio protegido. En la actualidad se practica apicultura en este área que podría estar provocando el mismo desequilibrio al ecosistema generando además una polémica añadida por parte de los apicultores hacia el ejercicio de maniobras de helicópteros militares que tienen la autorización para el sobrevuelo por el Plan Director hace muchos años. Esta cuestión se debatió recientemente en el pleno del Ayuntamiento de Güímar sin llegar a ninguna resolución dado el escaso nivel político para abordar tan importante equilibrio.

Asistí en diferido a este pleno del Ayuntamiento de Güímar al acceder a la grabación pública cortesía del consistorio. Lamentable exposición del PSOE en una moción planteada por los socialistas para dar la razón a un apicultor en concreto presente en el pleno, a sabiendas de que hay otras cuestiones superiores en valor en relación a la Seguridad Nacional respecto a las maniobras permitidas de helicópteros militares aprobadas por la COTMAC en 2004 en el Malpaís de Güímar.

Un edil del PSOE manejado políticamente por el portavoz socialista Airam Puerta, para defender lo indefendible en su insustancial moción, reconoció que hace años los helicópteros militares realizan vuelos  autorizados en Güímar en el espacio convergente con el barrio de El Socorro. Citando el Plan Director del 2004, tímidamente se hizo eco de la Ley Orgánica 6/1980 de 1 de Julio, por la que se regulan los criterios básicos de la Defensa Nacional y la organización militar, pero insolvente este concejal del PSOE para argumentar legalmente qué estricto punto de esta Ley se refiere a la controversia entre colmenas artificiales de abejas incompatibles con las maniobras aéreas militares. ¿Pero cómo se le ocurre citar al concejal socialista una ley derogada en un pleno municipal para solicitar la retirada de helicópteros militares y exigir al Ministerio de Defensa la suspensión de estas maniobras de Seguridad Nacional? ¿Cómo puede haber tanta incompetencia en este ayuntamiento?

Por informar al portavoz socialista  Airam Puerta, ya que su grupo ha demostrado semejante metedura de pata en el pleno, comentarle que la Ley Orgánica 6/1980 estuvo vigente hasta el 8 de Diciembre de 2005, y fue derogada por la Ley Orgánica 5/2005 de 17 de Noviembre de Defensa Nacional. Este es el nivel del aspirante a ser alcalde de Güímar  por el PSOE a través de una moción de censura a la actual alcaldesa del PP, que lleva vendiendo en la prensa durante meses y que nunca ejecuta. Airam Puerta no será alcalde en esta legislatura con esta mediocridad política.

El edil socialista ponente argumentaba “vuelos ilegales militares”, y recordó a la “Plataforma en Defensa del Malpaís de Güímar y el Camino del Socorro” que solicitó ante el Parlamento de Canarias el reconocimiento de este espacio protegido en 2001. Así fue, solo que el PSOE no mencionó que en este manifiesto colectivo con miles de firmas ya se pedía la protección de los insectos autóctonos y su polinización para no desequilibar el ecosistema del Malpaís. El PSOE fue quemando cartuchos sin éxito en el pleno, insistiendo en que el 112 no sabe la ruta de los helicópteros militares. ¿Pero el 112 recibe los planes de actuación militares de vuelos autorizados?

Quiso agarrarse el PSOE en sus “políticas” en el pleno municipal a la Asociación Valle de Güímar con 195 socios, Asociación Brisas del Mar del Socorro y a los apicultores allí personados como Willy Acosta. Pero los esfuerzos fueron baldíos por la ausencia de coherencia política y jurídica. El remate final fue el anuncio de una reclamación a través de PALCA (Plataforma Agraria Libre de Canarias) ante la Unión Europea, erigiéndose defensores de la abejas como “protegidas”, y obviando cualquier estudio de impacto ambiental negativo producido por las abejas domésticas en el Teide y en Malpaís de Güímar, cuanto menos sin pronunciar el daño que sufren las abejas con las colmenas “modernas”. El PSOE quiere que “se retiren los helicópteros militares, e instar al Gobierno de Canarias y al Ministerio de Defensa a un nuevo Plan Director”. Los socialistas declararon modificar su moción en cuestiones técnicas para que los apicultores usen este texto para protestar. Es obvio que con la moción socialista los apicultores no llegan ni a validarla ante un soldado recién ingresado al Ejército. Qué vergüenza ajena de moción política!

Y todavía el PSOE se atrevió a argumentar para que lo oigan los apicultores la exigencia de la responsabilidad patrimonial ante Defensa por pérdidas de  las colmenas. Algunos apicultores solicitando la retirada de los helicópteros militares de Güímar, se habían reunido con el Presidente del Cabildo, Carlos Alonso (CC), el Presidente del Gobierno, Fernando Clavijo (CC), el Ministerio de Agricultura (PP), escritos ante la Subdelegación del Gobierno de Tenerife, denuncias ante la Guardia Civil… ¿Y qué han conseguido? Nada.

La alcaldesa de Güímar, Luisa Castro (PP), propuso dejar sobre la mesa la moción del PSOE mientras ganan tiempo y se reúnen con el Subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz (PP) junto a responsables del Ejército, esperando la alcaldesa que los militares le enseñen sus cartas de navegación y le demuestren que vuelan por zonas permitidas y no rebasan ninguna prohibición. Otra reacción política lamentable sin enterarse el PP que el PSOE le metía doblada una ley derogada. El PP no esgrimió un solo argumento medioambiental ni político. Y esta incompetencia política entre el PP y PSOE centró el debate. Todo el tiempo la alcaldesa diciendo que dejaba la moción sobre la mesa sin querer aprobarla ni negarla, ni discutirla. Después de tanta tomadura de pelo, el PSOE dijo que “El PP no quiere que salga adelante una moción del PSOE en este ayuntamiento y las mociones socialistas que salen  las copian los populares y les ponen la firma del PP”. Y olé por los populares y socialistas. Finalmente con 10 votos a favor (PP) y 7 votos en contra (oposición) se denegó la moción del PSOE, y el PP ya se apuntará algún tanto de tanta desfachatez política.

Es realmente vergonzoso que ni un solo político en el pleno le diera las gracias al Ejército ni a la Guardia Civil por su magnífica labor de salvamento en Canarias durante décadas. Solo cuenta que un apicultor cabreado exija el cese de las maniobras de helicópteros militares, porque la incompetencia política del Cabildo de Tenerife no le ha dado alternativas a su actividad fuera del Malpaís de Güímar. Son las Consejerías de Agricultura (CC) y Medio Ambiente (PSOE) del Cabildo las que tienen las competencias para resolver este conflicto, dado que la miel es un producto DOP (Denominación de Origen Protegido) en Tenerife. Todo el territorio insular es DOP, por tanto es posible practicar la apicultura en otros espacios, y el apicultor Willy Acosta tiene otros recursos disponibles al margen de practicar esta actividad en un espacio protegido como el Malpaís que tiene 400 especies de insectos autóctonos, mientras las abejas domésticas son invasoras.

Este episodio tan patético en este ayuntamiento me recuerda a la ironía de la novela “La Colmena” de Camilo José Cela, un enjambre tan bien descrito que aún con censura en la España de los años 50, hoy en día está vigente -el sarcasmo- entre zánganos, currantes y reinas o reyes perdidos en la colmena de sus propias frustraciones.

Si fuera abeja firmaría la paz con los helicópteros militares, y desistiría de la indefensión de políticos tan insolventes con los intereses generales del pueblo canario.

El lenguaje de la verdad debe ser, sin duda alguna, simple y sin artificios” (Séneca)

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario