FIRMAS

Un Plan de Barrios desde los barrios. Por José Manuel Bermúdez

Uno de los proyectos más ambiciosos que el Ayuntamiento de Santa Cruz tiene en marcha y que desarrollaremos en los próximos cinco años es el nuevo Plan de Barrios, un conjunto amplísimo de obras de pequeña y mediana dimensión que contribuirán a mejorar la calidad de vida de todos nuestros vecinos y al que destinaremos 30 millones de euros.

Esta semana hemos dado un paso especialmente importante para avanzar en su desarrollo con la recepción de las aportaciones de casi 30.000 ciudadanos, que se traducen en 18.000 propuestas de actuación, en un proceso participativo sin parangón en Canarias.

Tengo que decir que la implicación de los vecinos y de sus organizaciones representativas en el proceso ha sido ejemplar, por lo que agradezco enormemente su participación.

Desde el primer momento fuimos conscientes de que un plan de estas características sería más operativo y útil en la medida que respondiera exactamente a las necesidades reales en cada una de nuestras calles, de cada uno de nuestros barrios. Los vecinos son los que están en mejor disposición de proponer las obras, a la vista de las carencias o deficiencias que puedan detectar día a día.

Precisamente por eso, abrimos un proceso de participación a través de múltiples canales, telemáticos y presenciales, que nos permitirá –una vez procesados los datos– disponer de un mapa exacto de las prioridades ciudadanas.

Las aportaciones de los vecinos serán ahora volcadas al portal web del Ayuntamiento, de manera que se podrán consultar. Luego, pondremos en marcha un Observatorio, para que la ciudadanía pueda hacer un seguimiento detallado de todas las actuaciones incorporadas finalmente al Plan de Barrios, incluyendo plazo de ejecución, geolocalización, descripción, importe y grado de avance.

Se trata de un proceso complejo que requiere la suma coordinada de esfuerzos de todo el Ayuntamiento y con el que estamos dando un paso muy grande en relación con la Participación Ciudadana.

Siempre he defendido y promovido la participación de los vecinos en la gestión municipal, algo que me he impuesto como norma de conducta política. Además, ante cualquier proyecto o cualquier obra concreta, los concejales tienen el mandato de escuchar la opinión de los vecinos y buscar el consenso a la hora de ejecutarlos.

Si eso ha sido así siempre, con mucha más razón ahora. Tenemos por delante el reto de invertir una cantidad importante de fondos en los cinco distritos del municipio, con lo que ese proceso de participación abierto está en consonancia directa con la propia dimensión del Plan.

La esencia de una ciudad –al fin y al cabo– está en la suma de los pequeños detalles de cada calle, de cada barrio, además de las grandes obras que le añaden lustre.

En ese sentido, este proyecto es el que mejor puede construir ciudad, porque será un plan de barrios hecho desde los barrios.

 

José Manuel Bermúdez Esparza, es Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario