Los helicópteros militares deben seguir con sus maniobras en Güímar-Tenerife

Ene 26, 2017 2 comentarios por

EBFNoticias/María Montero.- Si ya lo dice el refranero, “A quien miel menea, miel se le pega”, sabiduría popular a tener en cuenta en la polémica generada innecesariamente con matiz político incluido, sobre las maniobras de helicópteros militares en el Malpaís de Güímar. Reactivar conflictos minoritarios cuando prima el interés general en lo relativo a la Seguridad sin un mínimo de agradecimiento al Ejército del Aire, resulta cuanto menos sospechoso de parcialidad e interés particular.

Recientes y paupérrimas declaraciones del Portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Güímar, Airam Puerta, han dejado entrever el ausente apoyo de otros partidos políticos a su propuesta, conectada con un grupo de apicultores, que lógicamente luchan por la producción  de su propia miel. “El PSOE pide el cese de los vuelos de helicópteros militares sobre El Socorro” según el edil socialista, alegando el malestar de algunos apicultores que han instalado colmenas de cuadros móviles en la Reserva natural del Malpaís de Güímar (cercano a El Socorro). Este paraje natural en el sureste de Tenerife, fue incluido en 1987 en los  enunciados como espacios naturales protegidos, con un patronato creado en 1989 para su uso y gestión.

IMG-20170120-WA0029

Los helicópteros militares realizan maniobras desde hace años en este paraje.  Hecho reconocido y autorizado por el Plan Director de la Reserva Natural Especial del Malpaís de Güímar -aprobado por la COTMAC- en 2004, que establece “Como actividad militar hay que mencionar que la Reserva es utilizada periódicamente por los helicópteros del ejército para la ejecución de maniobras militares a baja altura. Esta actividad si bien es inocua en general para los biotipos de la Reserva, su vegetación asociada puede causar perturbaciones sobre la fauna y los posibles visitantes de la Reserva”. Es decir, el ejercicio de maniobras con helicópteros militares no perjudica en absoluto a este espacio protegido.

Este enclave natural del Malpaís cuenta con flora y fauna autóctona. Son cerca de 400 especies de invertebrados que conforman la diversidad de insectos. Las abejas llegan en paneles instalados por los apicultores a este paraje natural. Desde mayo a octubre tienen autorización para ubicar colmenas en un área del Parque Nacional del Teide. Existe una tradición de familias abejeras en Güímar que sitúan los paneles en la zona del Peñón y en la Montaña del Cobre por la cantidad de retamas que se encuentran.

Distinto es que algunos apicultores en épocas puntuales del año se repartan el área protegida del Malpaís por condiciones climatológicas, al refugio del frío del Teide en invierno y al abrigo de las abejas.  Habría de tenerse en cuenta que existen más zonas en Güímar con Montes de Interés Nacional. ¿Este paraje del Malpaís es el único posible para acometer la labor privada y puntual de la apicultura en Güímar, o podría haber  otras alternativas? ¿Estos apicultores reciben algún tipo de subvención de la Unión Europea o del Cabildo de Tenerife? ¿El producto de la miel de esta zona que elaboran estos apicultores cumple con los requisitos para considerarse  Denominación Origen Protegida “Miel de Tenerife? ¿Los apicultores consideran esta actividad como oficio o hobby? ¿A cuánto asciende su inversión y su rentabilidad? Estas cuestiones no las aclara el edil del PSOE.

Abejas aparte, la Estrategia de Seguridad Nacional fue aprobada en 2013 por unanimidad por todos los partidos políticos. Además de una exhaustiva Ley de Seguridad Nacional refrendada en 2015. El acento político se ve pautado por el Consejo de Seguridad Nacional con diferentes Estrategias, entre ellas, de Seguridad Marítima tan necesaria para Canarias. Por no hablar de Terrorismo Yihadista.

El Ministerio de Defensa vela por los intereses geo-políticos al servicio de los ciudadanos que define como “aquellos intereses que por su particular importancia, merecen, si llega el caso, un esfuerzo de defensa. Dentro de este grupo se clasifican en vitales, estratégicos y otros intereses”. El Reglamento de Circulación Aérea establece una prohibición de sobrevuelo a una altura inferior de 300 metros para las aeronaves en sentido genérico, contemplando la exención para aeronaves Militares, Policiales, Emergencia y del Estado para aterrizar en un espacio que cumpla condiciones de seguridad a criterio del Comandante en el cumplimiento de las misiones encomendadas.

Resulta casi irónico, por no decir irrisorio, que este concejal socialista de Güímar, obvie Legislación nacional, su propio Plan Director, y la gran labor de los vuelos de helicópteros de los Cuerpos de Seguridad del Estado en el Archipiélago  que, precisamente protegen el espacio de Canarias, realizan rescates a ciudadanos, vigilan el territorio sobre construcciones ilegales, plantaciones prohibidas, participan en catástrofes naturales, extinción de incendios forestales, sumándose al gran trabajo de conservación realizado por SEPRONA.

helicopteros

Vuelos de instrucción sobre el norte de Tenerife.

Fue en 2004 durante  el mandato de la alcaldesa Vicenta Díaz (PP), cuando se aprobó el Plan Director sobre el espacio natural del Malpaís estableciendo como inocuo el sobrevuelo de helicópteros militares en esta área. Si tan perjudicial lo considera el PSOE tuvo su oportunidad de revisar este Plan Director con el alcalde socialista Rafael Yanes en su mandato en 2007-2013, sin embargo no se modificó una sola letra. Es lícito el sobrevuelo. No había nada que alegar.

Desmontar el argumento del concejal Airam Puerta (PSOE) respecto a los pobladores cercanos al paraje natural es sencillo, rescatando el dato del censo de 19.000 habitantes en el municipio Güímar en 2016…¿Cuánta población realmente habita zonas colindantes al Malpaís? ¿Prima el malestar de algunos vecinos cercanos al Malpaís por las maniobras de los helicópteros militares, o prevalece el interés general de Seguridad para Canarias? ¿Para el edil socialista es más importante unos apicultores cabreados por el vuelo de helicópteros en maniobras reconocidas por el Plan Director? ¿O el PSOE le va a recordar que la Seguridad Nacional prevalece sobre unas colmenas?

Aún más increíble resulta que el concejal Airam Puerta no haga alusión a una prohibición expresa del Plan Director del Malpaís que especifica “La variante de la Romería del Socorro, dentro de esta población quedan incluidas específicamente la pernocta en Montaña Grande y la subida y bajada por las laderas”.

No se entiende que este edil solicite en titulares anti-mediáticos peticiones que, o sabe de antemano imposibles conceder a sus apicultores expectantes, o desconoce el Plan Director, lo cual representa una temeridad. Es evidente que sacar a paseo prohibiciones en la Romería del Socorrro, la más multitudinaria de Canarias con una afluencia anual de 100.000 personas,  resta votos. En este aspecto el PSOE no habla del Plan Director, ni del daño de miles de personas pateando zonas prohibidas durante la citada Romería. Tampoco declara que los helicópteros militares están más que autorizados, porque resta votos ante los apicultores.

IMG-20170120-WA0030

En definitiva, algunos políticos de esta era resuelven sus candidaturas en la oposición desde medios de comunicación, que por deferencia a los canarios, deberían publicar explícitamente los puntos claves que deliberadamente o por desconocimiento absoluto de la realidad, o incompetencia, este concejal no dice. Incitar a los apicultores a denunciar al Ejército en su cumplimiento de funciones, además de irresponsable, supone una enorme falta de cintura política, una propensión al conflicto, una desinformación galopante, falta de diálogo preocupante, y una falta de reconocimiento absolutamente lamentable a nuestros héroes anónimos. No quiero ni pensar en una emergencia en Güímar y al edil socialista llamando desesperado a los helicópteros que tanto critica para evacuaciones.

“No se hizo la miel para la boca del asno” es una máxima del refranero muy antigua, que precisamente versa sobre la falta de reconocimiento del valor o la virtud de algo cuando es ajeno, no propio. Si se reconoce el valor de la miel y las abejas, se reconoce el valor de los pilotos de helicópteros que arriesgan su vida por la defensa de todos los ciudadanos, prioridad en Seguridad Nacional.

@MariaMonteroTFE

ANIMALES, FUERZAS ARMADAS, FUERZAS DE SEGURIDAD ESTADO, Medio Ambiente, Partidos, POLÍTICA, SOCIEDAD

Acerca del autor

El autor no ha rellenado su perfil aún

2 respuestas to “Los helicópteros militares deben seguir con sus maniobras en Güímar-Tenerife”

  1. EL PATRIOTA says:

    SOBRE LAS ABEJAS DE GÜÍMAR

    Pitágoras se empleó a fondo con la defensa de los derechos de los animales al equiparar en igualdad el alma humana a la del reino animal argumentando que era inmortal. Fuego y aire eran los elementos que componían el alma según el filósofo considerado el precursor en el reconocimiento de la libertad de los animales. El uso doméstico de la fauna, su explotación y liberalización se discutía cinco siglos antes de nuestra era existiendo el vegetarianismo desde la antigüedad. Las abejas forman parte de la historia totémica de algunas culturas ancestrales, siendo un símbolo de luz, orden y laboriosidad para la masonería, y la inmortalidad para el cristianismo. Su labor de polinización, airear el suelo, o control de plagas es proclive al equilibrio del ecosistema.
    Si las abejas pudieran hablar al tener la organización de comunicación más inteligente después de los humanos, o su alma, de la misma composición humana según nos transmite Pitágoras, alcanzara a dilucidar un mensaje, lejos de convertirme en su interlocutora válida, pero si tratando de ponerme en su piel, no creo estar muy de acuerdo en alterar funciones de las abejas, someterlas al estrés de los colmenas que se utilizan hoy en día, inseminación artificial a la abeja reina sacrificada anualmente, alimentación artificial, pesticidas, exclusas en los paneles para recoger el producto (miel), o corrientes de aire para expulsar abejas de las colmenas que les cortan las alas y las patas. No me gusta esta forma de vida para las abejas.
    Un estudio liderado por Alfredo Valido, desde la Estación Biológica de Doñana (CSIC) y publicado en la revista editada por la Asociación Española de Ecología Terrestre (AEET), alerta de las consecuencias negativas de la explotación agropecuaria privada con abejas de la miel en el Parque Nacional del Teide recomendando su inmediata supresión.
    Alfredo Valido explica que la introducción de la abeja doméstica produce una disminución de la riqueza de especies de polinizadores nativos con efectos nocivos en la reproducción del tajinaste rojo y retama del Teide exclusivas de este ecosistema de Tenerife. Se produce una competición entre especies autóctonas con las abejas domésticas que consumen un alto volumen del néctar disponible y desplazan a los insectos nativos del Parque Nacional albergando el récord mundial de colmenas por kilómetro cuadrado en este paraje. El incremento artificial de la productividad de la abeja doméstica podría llegar al desplazamiento de los insectos nativos perjudicando a la biodiversidad. Los científicos coinciden en una conservación efectiva e inmediata del Teide contundente al concluir con la prohibición de la apicultura en esta extensa área.
    Sería interesante conocer si este riguroso estudio es extensible a la Reserva especial del Malpaís de Güímar, al ser un espacio protegido. En la actualidad se practica apicultura en este área que podría estar provocando el mismo desequilibrio al ecosistema generando además una polémica añadida por parte de los apicultores hacia el ejercicio de maniobras de helicópteros militares que tienen la autorización para el sobrevuelo por el Plan Director hace muchos años. Esta cuestión se debatió recientemente en el pleno del Ayuntamiento de Güímar sin llegar a ninguna resolución dado el escaso nivel político para abordar tan importante equilibrio.
    Asistí en diferido a este pleno del Ayuntamiento de Güímar al acceder a la grabación pública cortesía del consistorio. Lamentable exposición del PSOE en una moción planteada por los socialistas para dar la razón a un apicultor en concreto presente en el pleno, a sabiendas de que hay otras cuestiones superiores en valor en relación a la Seguridad Nacional respecto a las maniobras permitidas de helicópteros militares aprobadas por la COTMAC en 2004 en el Malpaís de Güímar.
    Un edil del PSOE manejado políticamente por el portavoz socialista Airam Puerta, para defender lo indefendible en su insustancial moción, reconoció que hace años los helicópteros militares realizan
vuelos autorizados en Güímar en el espacio convergente con el barrio de El Socorro. Citando el Plan Director del 2004, tímidamente se hizo eco de la Ley Orgánica 6/1980 de 1 de Julio, por la que se regulan los criterios básicos de la Defensa Nacional y la organización militar, pero insolvente este concejal del PSOE para argumentar legalmente qué estricto punto de esta Ley se refiere a la controversia entre colmenas artificiales de abejas incompatibles con las maniobras aéreas militares. ¿Pero cómo se le ocurre citar al concejal socialista una ley derogada en un pleno municipal para solicitar la retirada de helicópteros militares y exigir al Ministerio de Defensa la suspensión de estas maniobras de Seguridad Nacional? ¿Cómo puede haber tanta incompetencia en este ayuntamiento?
    Por informar al portavoz socialista Airam Puerta, ya que su grupo ha demostrado semejante metedura de pata en el pleno, comentarle que la Ley Orgánica 6/1980 estuvo vigente hasta el 8 de Diciembre de 2005, y fue derogada por la Ley Orgánica 5/2005 de 17 de Noviembre de Defensa Nacional. Este es el nivel del aspirante a ser alcalde de Güímar por el PSOE a través de una moción de censura a la actual alcaldesa del PP, que lleva vendiendo en la prensa durante meses y que nunca ejecuta. Airam Puerta no será alcalde en esta legislatura con esta mediocridad política.
    El edil socialista ponente argumentaba “vuelos ilegales militares”, y recordó a la “Plataforma en Defensa del Malpaís de Güímar y el Camino del Socorro” que solicitó ante el Parlamento de Canarias el reconocimiento de este espacio protegido en 2001. Así fue, solo que el PSOE no mencionó que en este manifiesto colectivo con miles de firmas ya se pedía la protección de los insectos autóctonos y su polinización para no desequilibar el ecosistema del Malpaís. El PSOE fue quemando cartuchos sin éxito en el pleno, insistiendo en que el 112 no sabe la ruta de los helicópteros militares. ¿Pero el 112 recibe los planes de actuación militares de vuelos autorizados?
    Quiso agarrarse el PSOE en sus “políticas” en el pleno municipal a la Asociación Valle de Güímar con 195 socios, Asociación Brisas del Mar del Socorro y a los apicultores allí personados como Willy Acosta. Pero los esfuerzos fueron baldíos por la ausencia de coherencia política y jurídica. El remate final fue el anuncio de una reclamación a través de PALCA (Plataforma Agraria Libre de Canarias) ante la Unión Europea, erigiéndose defensores de la abejas como “protegidas”, y obviando cualquier estudio de impacto ambiental negativo producido por las abejas domésticas en el Teide y en Malpaís de Güímar, cuanto menos sin pronunciar el daño que sufren las abejas con las colmenas “modernas”. El PSOE quiere que “se retiren los helicópteros militares, e instar al Gobierno de Canarias y al Ministerio de Defensa a un nuevo Plan Director”. Los socialistas declararon modificar su moción en cuestiones técnicas para que los apicultores usen este texto para protestar. Es obvio que con la moción socialista los apicultores no llegan ni a validarla ante un soldado recién ingresado al Ejército. Qué vergüenza ajena de moción política!
    Y todavía el PSOE se atrevió a argumentar para que lo oigan los apicultores la exigencia de la responsabilidad patrimonial ante Defensa por pérdidas de las colmenas. Algunos apicultores solicitando la retirada de los helicópteros militares de Güímar, se habían reunido con el Presidente del Cabildo, Carlos Alonso (CC), el Presidente del Gobierno, Fernando Clavijo (CC), el Ministerio de Agricultura (PP), escritos ante la Subdelegación del Gobierno de Tenerife, denuncias ante la Guardia Civil… ¿Y qué han conseguido? Nada.
    La alcaldesa de Güímar, Luisa Castro (PP), propuso dejar sobre la mesa la moción del PSOE mientras ganan tiempo y se reúnen con el Subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz (PP) junto a responsables del Ejército, esperando la alcaldesa que los militares le enseñen sus cartas de navegación y le demuestren que vuelan por zonas permitidas y no rebasan ninguna prohibición. Otra reacción política lamentable sin enterarse el PP que el PSOE le metía doblada una ley derogada. El PP no esgrimió un solo argumento medioambiental ni político. Y esta incompetencia política entre el PP y PSOE centró el debate. Todo el tiempo la alcaldesa
    diciendo que dejaba la moción sobre la mesa sin querer aprobarla ni negarla, ni discutirla. Después de tanta tomadura de pelo, el PSOE dijo que “El PP no quiere que salga adelante una moción del PSOE en este ayuntamiento y las mociones socialistas que salen las copian los populares y les ponen la firma del PP”. Y olé por los populares y socialistas. Finalmente con 10 votos a favor (PP) y 7 votos en contra (oposición) se denegó la moción del PSOE, y el PP ya se apuntará algún tanto de tanta desfachatez política.
    Es realmente vergonzoso que ni un solo político en el pleno le diera las gracias al Ejército ni a la Guardia Civil por su magnífica labor de salvamento en Canarias durante décadas. Solo cuenta que un apicultor cabreado exija el cese de las maniobras de helicópteros militares, porque la incompetencia política del Cabildo de Tenerife no le ha dado alternativas a su actividad fuera del Malpaís de Güímar. Son las Consejerías de Agricultura (CC) y Medio Ambiente (PSOE) del Cabildo las que tienen las competencias para resolver este conflicto, dado que la miel es un producto DOP (Denominación de Origen Protegido) en Tenerife. Todo el territorio insular es DOP, por tanto es posible practicar la apicultura en otros espacios, y el apicultor Willy Acosta tiene otros recursos disponibles al margen de practicar esta actividad en un espacio protegido como el Malpaís que tiene 400 especies de insectos autóctonos, mientras las abejas domésticas son invasoras.
    Este episodio tan patético en este ayuntamiento me recuerda a la ironía de la novela “La Colmena” de Camilo José Cela, un enjambre tan bien descrito que aún con censura en la España de los años 50, hoy en día está vigente -el sarcasmo- entre zánganos, currantes y reinas o reyes perdidos en la colmena de sus propias frustraciones.
    Si fuera abeja firmaría la paz con los helicópteros militares, y desistiría de la indefensión de políticos tan insolventes con los intereses generales del pueblo canario.

    “El lenguaje de la verdad debe ser, sin duda alguna, simple y sin artificios” (Séneca)

  2. Maverik says:

    Abejas vs helicópteros. ¿Dónde quedan los seres humanos?.

    Soy vecino de la zona afectada por los vuelos de estos helicópteros, por lo que puedo comentar de primera mano la experiencia y no de oídas o por creencia partidista o de facción…

    El problema, no es de resentidos políticos, ni de fanáticos afiliados o simpatizantes de partidos políticos, que utilizan desde el sentimiento fraternal por las abejas, al amor patrio, para sacar de contexto el problema y tirarse los trastos unos a otros, banalizando el tema.

    Los auténticos afectados somos los vecinos que vivimos en la zona (en El barrio del Socorro, en el Camino del Socorro, en El Malpaís del Cernícalo y en otras zonas cercanas), que sufrimos casi diáriamente los vuelos, raro es el día que no se produzcan.

    En nuestro caso (mi unidad familiar), vivimos a más de 1.5 Km de los límites del malpaís, pero hay muchas casas más cercanas al mismo.
    Si bien es cierto, que casi siempre suele ser de solo una o dos aeronaves a la vez, los vuelos se producen en elipse o en círculo y pasan sobre nuestras cabezas cíclicamente cada 10 o 15 minutos durante 3 ó 4 horas en la mañana y durante varias horas en la tarde. Aunque con bastante frecuencia también nos amenizan la noche varias horas. Así que hay días que los tenemos mañana, tarde y noche sobrevolándonos cual mosquito “cojonero”.

    En muchas de las ocasiones, las pasadas se producen a baja altura (apostaría que a menos de 50m de nuestro techo), con las consecuencias que esto conlleva, tiembla toda la estructura de la vivienda. Donde el helicóptero, al pasar justo por encima hay una especie de acople del sonido en el interior de la misma y parecieran se ralentizan las detonaciones que produce el sonido de la aeronave, con una vibración intensa haciendo titilar todo a su pasar (dura algunos segundos, pero se hacen eternos…). La cosa se hace más difícil de soportar como es nuestro caso, cuando se tienen niños pequeños y no es agradable que se despierten a veces pasadas las 23h, porque toca que pase el helicóptero de maniobras.

    Hay muchas viviendas en la zona, que están mucho antes de que comenzaran el vuelo de helicópteros. Y hace décadas que las pocas que eran segundas residencias, pasaron de ser primeras viviendas (legalmente establecidas y que pagan sus impuestos).
    En el caso de El Socorro, hace muchos años que dejó de ser un caserío de veraneo y fines de semana y ya tiene una población estable. En cualquier caso, pasamos en mucho más de 500 los vecinos afectados.

    Hay numerosas quejas y malestar de los vecinos, por estas continuas y largas maniobras de desgaste, que no cesan nunca, y que se han incentivado en los últimos tiempos. La paciencia de los vecinos ha sido mucha (más de 15 años, pero todo tiene un límite). Y lo que incomoda, es que tras muchas protestas, lo que cuenta y por lo que los políticos y ecologistas alzan la voz, es por las abejas, los cardones, los lagartos y las piedritas de picón a las que estresan los helicópteros en su maniobras. ¿Y los seres humanos que aquí vivimos, que…?

    Luego vienen las apreciaciones de l@s articulistas salva-patrias (que muchos de ell@s ni saben lo que es servir a la patria), con las chorradas que parecen indicar que también nosotros (los afectados), no apreciamos al ejército, ni a la guardia civil, ni a la policía, ni a los pilotos de los helicópteros de rescate,… ¡Y que debemos sacrificarnos para que no vengan a invadirnos los yihadistas!
    ¿Qué tendrán que ver todos estos honestos funcionarios y la encomiable labor que realizan, con este problema de mala gestión política y la errónea decisión de algún mando militar?

    ¡Oiga, que aunque Tenerife no es Australia, tampoco es un islote!.

    Simplemente, que busquen para hacer maniobras un lugar despoblado, como la zona militar El Porís – Abades, o el malpaís de Las Galletas, o en zonas de Anaga, o en las zonas de medianía o cumbre donde no hay viviendas¡.
    O simplemente que no salgan de la zona del malpaís de Güímar donde no hay casas, que no hagan vuelos rasantes y cíclicos uno tras otro haciendo sufrir las estructuras de las viviendas y a sus habitantes, que no sea todos los días y que tampoco realicen vuelos nocturnos a baja altura sobre las viviendas…

    ¡Vaya país que hemos creado!: donde o eres del Barcelona, o eres del Madrid. Donde, eres de izquierda o eres de derecha… Donde todo se lleva a los extremos y donde partidistamente para defender lo idefendible el problema es en este caso, entre las abejas (izquierda) y helicópteros (derecha). Pero los seres humanos afectados (iba a poner “ciudadanos” pero hasta ese término está politizado) no cuentan, no aparecen por ningún lado…

    Y en ese punto, aprovecho para hacer otro paralelismo. También estamos entre abejas (que representan los recientes reconocidos derechos de los animales y el respeto a los bienes y a la empresa privada).
    Por otro lado, los helicópteros (que representan el decretazo legislativo sin tener en cuenta a la ciudadanía y también representa los futuros derechos de la inteligencia artificial, tiempo al tiempo…). ¿Y donde quedamos los seres humanos? ¿Representamos a otras causas, cosas o seres, pero a nosotros mismos quién nos representa?.

    Acabo con una sentencia para cada paralelismo.

    La primera pronunciada por el canciller Otto von Bismarck, siendo primer ministro prusiano (1863) con ocasión de recibir a un embajador español en su corte vienesa.
    -España -le dijo al funcionario llegado de Madrid-, es una gran nación… Yo la admiro profundamente, conozco la historia de la creación de su imperio y creo que resulta indestructible…

    -¿Por qué herr Canciller?, preguntó el poncio.
    -Porque ni siquiera ustedes los españoles, son capaces de destruir su nación…

    La segunda por Albert Einstein.
    Solo hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana.
    Y no estoy tan seguro de la primera…

    Maverik

Deje una respuesta