Sin categorizar

Obras de mejora y reparación de dos caminos rurales en Anaga

EBFNoticias.- El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha culminado las obras de reestructuración parcial de dos vías en Taganana y Almáciga, dentro de la Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga, que habían quedado seriamente dañadas tras las lluvias de octubre del pasado año, y han supuesto la inversión de unos 49.000 euros.

Si bien se actuó en primera instancia -una vez declarada la emergencia- para restablecer la circulación en la zona, esta segunda fase de la mejora de ambas vías está incluida dentro del Plan de Inversiones del área de Medioambiente en Anaga, que a lo largo del ejercicio 2016 ha desarrollado cinco actuaciones con una inversión cercana a los 250.000 euros.

Se trata de dos tramos del Camino El Chorro, en el punto kilométrico 0,40 y de la Pista El Draguillo en el punto 0,30, ambos enteramente en el municipio. El concejal de Sanidad y Medioambiente, Carlos Correa, destacó que “son dos vías de tierra que comunican núcleos del Parque Rural y carecen de los elementos básicos que permitan su uso en condiciones de seguridad”.

Con motivo de las lluvias que afectaron al Parque Rural los días 30 y 31 de octubre de 2015 se produjeron una serie de desperfectos en las vías de comunicación existentes. “Estos daños han merecido la consideración de muy graves, y el proyecto que hemos desarrollado recabando la colaboración de los vecinos ha permitido su recuperación”, señaló Correa.

Las obras del Camino El Chorro han consistido básicamente en el balizado, señalización y protección de la zona de trabajos, la colocación de una nueva barrera que cumpla los estándares de seguridad requeridos, y la realización de los nuevos elementos estructurales que permitan asegurar la circulación. Los nuevos muros se han ejecutado a partir de materiales de la propia excavación, con una altura de 1,20 metros sobre los ya existentes. Asimismo, se hicieron los remates necesarios y se procedió a la limpieza de la zona.

En la Pista El Draguillo se ha balizado, señalizado y protegido la zona de trabajo, que ha requerido un importante trabajo de desmonte y movimiento de tierras para la posterior ubicación de nuevos elementos de mampostería, realizados con altura variable según la topografía existente. Como en el caso anterior, los muros se han levantado con material de la propia excavación.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario