FIRMAS

Litoral del Distrito Suroeste, empieza la cuenta atrás. Por Antonio Blanco

El Distrito Suroeste cuenta con un litoral que abarca los barrios de Añaza y Acorán, una franja costera que se encuentra en un estado de abandono y de dejadez que impide a los vecinos de la zona y, en general a todos los santacruceros, disfrutar de una parte especialmente bella de la costa que envuelve a nuestra ciudad.

Santa Cruz de Tenerife es una urbe que debe su razón de ser al mar que la angosta en su línea litoral, es un sentir, una forma de vida, una mirada serena a esa lontananza marina que embelesa a vecinos y foráneos a lo largo y ancho de su frente costero.

En los últimos tiempos la política urbanística de la ciudad se orienta con paso firme y decidido a quitar límites y obstáculos al disfrute de los ciudadanos del litoral tan preciado que tenemos. Pero al frente de playa de Las Teresitas, al litoral de Valleseco y al Parque Marítimo César Manrique, cuyos Planes Especiales ya están iniciados, debe seguir el planeamiento específico del Parque Marítimo Deportivo de Añaza-Acorán que tantos años lleva en la mente de los regidores municipales y que, hasta la fecha, se encuentra sin avances y sin proyectos definidos.

Con un antiguo «Proyecto Pasea» abandonado en los cajones de Urbanismo, con un presupuesto gravoso pero con ideas muy brillantes y aceptadas por la mayor parte de los vecinos, resta que se desbloquee el planeamiento de la zona y que se escuche a las fuerzas vivas de ambos barrios para humanizar una parte fundamental de nuestra ciudad que reúne unas carencias enormes en infraestructuras y dotaciones públicas.

Y ese desbloqueo permitiría que las promesas sempiternas que se han ido sembrando en medios de comunicación y en manifestaciones públicas por los responsables municipales en cada momento histórico en las dos últimas décadas se conviertan en realidades, en acciones claras, concretas y fiables que devuelvan a Añaza y a Acorán la dignidad y el reconocimiento que tanto se merecen ambos barrios capitalinos.

Y en este punto la ciudadanía se pregunta, no sin justificadas razones, ¿la clase política santacrucera puede y quiere modificar esta injusta situación? Pues bien, sin duda PUEDE, hay herramientas y hay presupuesto para que las ideas imaginativas puedan sacar del letargo temporal el planeamiento necesario. Y, a raíz de la moción presentada este viernes por el grupo municipal de Ciudadanos (C´s), que fue apoyada por unanimidad por el resto de los partidos, también queda claro que se QUIERE hacer un trabajo serio, y que dé como resultado del mismo que, en un plazo racionalmente aceptable (2017), vea la luz el ansiado Plan Especial que determine las dotaciones y usos de la zona litoral del distrito Suroeste.

No es casualidad que la sensibilidad política se una a la vecinal porque, en el fondo, la política local se fundamenta y tiene su razón de ser en dar respuesta a las demandas ciudadanas, a las causas justas y a las reclamaciones que se centran en la mejora general de la ciudad en su conjunto. En este caso, el distrito Suroeste ha sido escuchado, ha sido valorado y se ha llegado a la conclusión de que la banda litoral de Santa Cruz de Tenerife no se acaba en el Parque Marítimo César Manrique, como creen algunos, sino que ese cinturón costero termina en la línea litoral de Añaza y Acorán.

Es el momento, es la oportunidad de conseguir que la zona cuente con un planeamiento a la altura de las circunstancias, que sustente las demandas de los vecinos y que promueva las condiciones para que en ambos barrios se tenga la sensación de que, por fin, su litoral es apreciado como lo que es, una joya paisajística de primer orden.

Nada es una panacea, nada es fácil, pero cuando hay intención los obstáculos se superan con más naturalidad, con más celeridad y, en el caso del tan ansiado Plan Especial del Parque Marítimo Deportivo de Añaza-Acorán, la voluntad política de poner en orden esta parte de la ciudad se ha manifestado sin tapujos, con las cartas sobre la mesa, sin trampa ni cartón y de forma inequívoca sobre el tapete del solemne salón de plenos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

Con esta acción política se da cobertura a una reclamación histórica y que, sin duda, definirá mejor lo que hasta aquí ha sido una ausencia de actos y de información hacia los vecinos.

Es un orgullo, sinceramente, que podamos hacer uso de los mecanismos a nuestro alcance para dar unas pinceladas de todo el potencial que la actividad política en el ámbito local tiene para cambiar las cosas más cercanas y que afectan más directamente a la ciudadanía que nos da, democráticamente, el valor de la credibilidad y de la legitimidad.

Tras muchos años de espera, el Plan Especial del Parque Marítimo Deportivo de Añaza-Acorán está preparado para que, tras un período de estudio, pueda ver la luz a lo largo del año 2017. Contribuir a ese hito será algo que nunca nos quitará ni el tiempo ni el olvido.

Ahora solo resta que se cumplan los plazos y que los vecinos de los barrios de Añaza, de Acorán, y de toda la ciudad, vean y disfruten de un litoral atlántico único en su totalidad de línea de costa.

*Antonio Blanco Vázquez es concejal de Ciudadanos (C´s) del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario