FIRMAS Juan Velarde

El último y repugnante vómito de Arnaldo Otegi. Por Juan Velarde

Quien espere de Arnaldo Otegi el más mínimo signo de humanidad con las víctimas del terrorismo o con las agresiones a miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado ya puede ir sentándose porque eso no se va a producir.

Es más, el proetarra batasuno tuvo la noche del 18 de noviembre de 2016 una de esas intervenciones que muestran bien a las claras como se las gasta el personaje en cuestión, gracias, dicho sea de paso, a la televisión pública vasca, la ETB, que en el programa ‘La Noche en Jake’ le dejaron difundir hasta el agotamiento sus proclamas más radicales, solidarizándose con los agresores de dos guardias civiles en Alsasua y además exigió una vez más que tanto Policía como Benemérita se vayan de su país, es decir de Euskadi.

Cuando se le preguntó por lo sucedido en la localidad navarra de Alsasua, Otegi sacó su metralleta dialéctica y aseguró que:

Estos sucesos, no nos equivoquemos, más supuestas agresiones de determinados militantes que al final se han comprobado que no tienen mucha veracidad y determinados debates que se están suscitando no son debates aislados.

Y acusó, sin que ni a él ni a la presentadora se les cayese la cara de vergüenza, al Estado de estar detrás de las agresiones

Es una estrategia del Estado por sabotear la paz en este país. Esta estrategia deliberada se está produciendo en diferente frentes. Por un lado, en la presión a los presos de la banda terrorista y en evitar el desarme. Escenarios como el de Alsasua buscan un objetivo muy claro que es que la paz no sea posible en este país. Nos equivocaríamos  si pensáramos que son fruto de la casualidad.

Reclamó la expulsión de los cuerpos de seguridad estatales:

Suscribo de la A a la Z que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se vayan de este país ya que aquí hoy la violencia la pone el Estado.

Y remató su performance con un guiño a los agresores de Alsasua:

Aprovecho la ocasión para solidarizarme con los detenidos de Alsasua. Todo esto forma parte de una estrategia del Estado para sabotear la paz.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario