Sanidad SOCIEDAD

La resistencia a los antibióticos es un grave problema de Salud Pública

EBFNoticias.-  Los profesionales sanitarios advierten que la resistencia a los antibióticos es un grave problema de Salud Pública y demandan revisar los programas preventivos para el control de las enfermedades tanto en medicina humana como veterinaria , lo que implica planes de vacunación, evitar la profilaxis con antimicrobianos y aplicar tratamientos basados en el diagnóstico y en las pruebas de susceptibilidad.

Estas fueron algunas de las conclusiones de las jornadas Antibióticos, ¿hay futuro?, que tuvieron lugar en el salón de actos de Presidencia del Gobierno de Canarias en la capital tinerfeña, entre el 15 y 16 de noviembre, y que fueron organizadas por los colegios oficiales de Farmacéuticos y Veterinarios de Santa Cruz de Tenerife con la colaboración de la Asociación de Veterinarios Especialistas en Seguridad Alimentaria (AVESA), la Sociedad Canaria de Microbiología Clínica (SOCAMIC) y el Servicio Canario de la Salud.

Estas jornadas contaron con más de un centenar de inscritos y casi coincidieron en el tiempo con la celebración el 18 de noviembre del Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, una iniciativa que se desarrollan en varios Estados miembros de la UE con el objetivo de concienciar a la población de que la resistencia a los antibióticos constituye uno de los mayores desafíos que afronta la medicina moderna en la actualidad.

Antibióticos, ¿hay futuro’ generó una gran expectación entre los asistentes, quienes animaron a los organizadores a la continuidad de las jornadas y a una mayor presencia y participación de los técnicos de política agroalimentaria, médicos y enfermeros, así como a profundizar más en el control del uso de antimicrobianos en Canarias.

Las conclusiones del encuentro consta de doce puntos, y recuerda que en la actualidad existe en España el Plan Nacional de Resistencias a Antimicrobianos, una herramienta de trabajo que se emplea para luchar «desde todos los frentes en la reducción, prevención y control de las resistencias a los antibióticos», una guerra silenciosa que ha llevado a los profesionales sanitarios a reutilizar antibióticos «antiguos» y otros más recientes con nuevas indicaciones.

Los datos revelan que entre 1.500 y 2.000 personas mueren cada año en España a causa de las bacterias multirresistentes a los antibióticos, una cifra que supera a los de los accidentes de tráfico. En la Unión Europea, según datos del Centro de Control de Enfermedades Europeo (ECDC), fallecen al año unos 25.000 individuos por estas mismas circunstancias por lo que «el fenómeno de las resistencias a antibióticos no se puede eliminar al estar unido al uso de los antibióticos aunque el objetivo debe ser «limitarlo o minimizarlo» en la medida de lo posible porque los antimicrobianos son una herramienta necesaria que se debe usar de manera responsable.

Para su control, se recomienda medir su consumo ya que es fundamental para detectar desviaciones en su empleo. Ello permitirá establecer «políticas de mejora y estudiar la relación entre consumo de antimicrobianos y evolución de resistencias» aunque de momento en medicina veterinaria, y con los datos que se disponen, no se puede estimar el consumo de antimicrobianos por especie animal.

Las conclusiones de las jornadas reconocen además que todavía quedan puntos concretos por definir con respecto a la detección de resistencias, así que es muy importante que el número de muestras resulte suficiente para detectar los mecanismos de baja prevalencia porque estos son los que hay que vigilar estrictamente. Se recuerda, por último, que España es uno de los países de la Unión Europea con mayor índice de consumo de antibióticos por personas y también que mas antibióticos usa en animales de producción y que se ha de reducir el consumo de todos.»

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario