FIRMAS Salvador García

Timbres de alarma con Trump. Por Salvador García Llanos

Declina la campaña electoral en Estados Unidos y lo que parecía cantado, el triunfo de Hillary Clinton, es ahora mismo, una incertidumbre. Los factores que animan los días finales antes de los comicios son de lo más variados: interviene hasta el FBI o, al menos, es acusado de la filtración de unos correos electrónicos que probarían el uso indebido de una cuenta por parte de la candidata demócrata. Ni todos los errores cometidos ni los testimonios de desafecto de figuras destacadas del Partido Republicano han mermado las opciones del inefable Donald Trump, tal es así que en alguna encuesta ya aparece por delante en la intención de voto.

Y para echar más pimienta al pote, en los mercados financieros de todo el mundo poco menos que han temblado los cimientos ante la posibilidad de que Trump resulte vencedor. Ojo, cuando el dinero reacciona en Norteamérica o por Norteamérica, es que la cosa está enrevesada. La banca ha llegado a advertir que la victoria de Trump produciría una caída en los parqués de hasta el 13%.

La recta final de la campaña resulta, pues, apasionante. Después de unos debates que, en algunos pasajes, llegaron a ser más propios de una asociación vecinal, con discursos que para nada estuvieron a la altura de lo que puede esperarse, ahora andan los candidatos echando el resto allí donde los caladeros de votos pueden inclinar la balanza. Hay millones de indecisos, dicen algunas informaciones periodísticas.

Pero los timbres de alarma del capital han sonado, tanto, que en medio de los temblores de los mercados, el oro, la plata, el franco suizo y los bonos del Tesoro estadounidense son los que se revalorizan.

Quedan pocos días. A la expectativa, pues. Vaya con Trump.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario