FIRMAS Juan Velarde

Gabriel Rufián, el frustrado payaso de ForoCoches. Por Juan Velarde

El señor Gabriel Rufián tiene ínfulas de cómico y, a decir verdad, lo hace de manera impecable. Tiene hechuras de perfecto payaso, sin connotaciones peyorativas, sería el bufón ideal de la corte y el monologuista estrella en ‘El club de la comedia’. Sin duda alguna, el diputado de ERC confundió claramente su carrera y debería estar ahora mismo en plena gira con el circo Ruso o el de los Hermanos Tonetti en vez de estar cobrando, dice él, menos de 900 euros por pulsar el botón en el Congreso.

Rufián, cuyo apellido le viene al pelo, máxime cuando se dedica a las chanzas, burlas e insultos varios en el hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo, debería de abandonar por coherencia su trayectoria como parlamentario y empezar a echar currículums para ir de circo en circo y de ciudad en ciudad. Sus payasadas seguro que le abren la puerta de más de una instalación y, en último término, podría hallar un hueco en ‘Late motiv’ con Buenafuente, otro especialista en reclutar a personajes que suelen cojear siempre de la misma pata ideológica.

Insisto, como ciudadano que paga sus impuestos y que exige nivel a nuestra clase política, no es justo ni aceptable que Rufián siga sufriendo y contaminándose en el Congreso de los Diputados. No solamente está haciendo el más absoluto de los ridículos (como si un poeta se pone a recitar unos versos en medio de un simposio sobre Química inorgánica), sino que encima amenaza con convertir el foro político en la caja de risa y del cachondeo. Repito, señor Rufián, para hacer el payaso hay foros de sobra, pero el hemiciclo no es precisamente el lugar para que usted nos entretenga con sus gracietas más propias de los trolls de ForoCoches.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario