FIRMAS Salvador García

Evolución favorable. ¿Causas? Por Salvador García Llanos

Más cifras positivas para el sector turístico y más concretamente para el Puerto de la Cruz. Hay que congratularse, naturalmente, aunque cueste desentrañar las verdaderas razones de esa recuperación. No es querer amargar los registros de la favorable evolución que denotan los registros del presente año pero habrá que preguntarse si se debe a los excedentes de otros destinos, a una eficacia inusitada de los soportes promocionales, a la dimensionada confianza que representa la marca, a la progresiva implantación del Plan de Modernización o a los reclamos que constituyen determinadas actividades locales de indudable proyección. Porque innovaciones en la oferta no se han producido y la realidad municipal de ciertas prestaciones y servicios tampoco ha sobresalido. Frente a la satisfacción que deparen los registros, sería bueno conocer más a fondo -y debatir, incluso- las causas.

Pero, bueno, algo tendrá el agua cuando la bendice un 16% más de visitantes desde enero a septiembre del presente año sobre el mismo período de 2015, en total 664.509 turistas. Llaman la atención en las Estadísticas de Turismo Receptivo del Cabildo de Tenerife datos como el crecimiento a ritmo de dos dígitos de los mercados británico y alemán o el sensible aumento del turismo nacional, cifrado en un 7%, mientras desciende en el resto de la isla.
El Puerto de la Cruz aloja el llamativo 16% de los turistas que escogen la isla como destino vacacional. Se contabiliza más cuatro millones ochocientas mil pernoctaciones, un 18,7% más que el pasado año. La estancia media en la ciudad de esos turistas es de 7,28 días -dato siempre importante para estudiar planes vacacionales, gastos en destino y grados de satisfacción- que propicia una ocupación del 76,1% en establecimientos tantos hoteleros como extrahoteleros. El incremento en este concepto es del 20,5%.
O sea, que con estos registros, la evolución positiva del principal sostén de productividad es un hecho. Sería bueno profundizar en los motivos para extraer consecuencias que impulsen el comportamiento de actuaciones futuras. El Consorcio de Rehabilitación Urbanística sigue teniendo mucho que decir. Si los principales frutos del proceso de recuperación del destino están aún por llegar, cabe preguntarse por su revalorización a medio y largo plazo.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario