Justicia SANTA CRUZ SOCIEDAD

JUICIO LAS TERESITAS. Un informe “secreto” creíble o increíble

EBFNoticias/María Montero.- El informe hasta la fecha oculto en el Juicio de Las Teresitas, y aportado in situ  por el apoderado de la Sociedad de Tasación S.A (SOTASA), revela una tasación desconocida del frente de playa, valorando los terrenos en 18 millones de euros, provocando una flagrante indefensión a los encartados según sus defensas, que han solicitado  la suspensión del juicio.

Cada sesión pública de la vista oral del Juicio de Las Teresitas, celebradas en la Audiencia Provincial de Tenerife, revelan en su más puro estado esencial, la información exponencial que se conserva en los archivos materiales en la Sala, con miles de hojas foliadas. Una cosa son las pruebas practicadas sui géneris, y otro aspecto bien distinto, es la aparición “exnovo” de un informe demoledor que irrumpe sin anestesia en plena sesión, sacudiendo a las estrategias de la defensa, y elevando las protestas del mismísimo Ministerio Fiscal.

Se iniciaba la prueba pericial del juicio, con más de una decena de profesionales expertos, para ilustrar con su sapiencia los hechos que se están juzgando, con un criterio “imparcial” y meramente técnico, con la Fiscal  María Farnés, en un arduo esfuerzo fiscalizador de cada palabra esgrimida por los peritos citados…Pero la brusca  irrupción de un informe de la Sociedad de Tasación S.A, argumentado y presentado materialmente por el apoderado de esta  Sociedad, José Luis Estevas-Guilmain, ha puesto en tela de juicio todo el sumario al completo, no por las actuaciones, sino por la información que aporta. Según este informe, la tasación de las 11 parcelas del frente de playa de Las Teresitas asciende a 18.505.163 millones de euros, una cifra muy similar a la aportada  por la ex-arquitecta municipal Pía Oramas en su informe referido a una tasación por 19 millones de euros, respecto a los terrenos comprados por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife a ILT (Inversiones Las Teresitas) por 52 millones de euros en 2001.

José Luis Estevas, presentó con suma vehemencia el citado informe tasador por 18 millones de euros, alegando que “ha realizado cientos de informes durante años, que había encontrado esta documentación y la aportaba al juicio”. Sin embargo, cuando la Fiscal Farnés le pregunta al perito sentado contiguo a Estevas, si reconoce su firma, alega que “llevo muchos años retirado y no sé si es mi firma, o si firmé este informe”.

Igual de contundente es otro documento al que ha accedido www.elblogoferoz.com que demuestra claramente dos hechos profundament reveladores, y son las comunicaciones  entre la Gerencia de Urbanismo y la Sociedad de Tasación en 2001.

El Gerente de Urbanismo, José Tomás Martín González, el 22/6/2001 solicitaba a la Sociedad de Tasación una segunda valoración, y acusaba recibo de su valoración en el informe 0014500DEST01 respecto a las parcelas del Plan Parcial Playa de Las Teresitas recibido el 25/4/2001 tasando los terrenos en 7.789.000.000 pesetas. El Gerente solicitaba a la Sociedad una opinión concreta acerca de una tasación pactada de 8.750.000.000 pesetas sobre los mismos terrenos, entre el Ayuntamiento y la Junta de Compensación, para saber si representaba esta cantidad el valor de mercado calculado con las mismas hipótesis del informe con la cifra final de 7.789.000.000 pesetas en abril de 2001.

En un fax remitido por la Sociedad de Tasación (SOTASA) el 25/6/2001 y firmado por el tasador Francisco Pérez, ratifica el informe tasador de los terrenos de Las Teresitas por 7.789.000.000 pesetas, y alega que “la tasación de 8.750.000.000 pesetas por el frente de playa excede en un 12.3% del valor del mercado, alegando a otros condicionantes de carácter público, social, o medioambiental pero no considerado en un análisis estrictamente económico”.

Sin embargo, el apoderado de la Sociedad de Tasación, José Luis Estevas, en el juicio ha declarado en su aportación documental en la pericial practicada, la existencia de una tasación de las 11 parcelas por 3.079.000.000 pesetas, alegando que “incluyó este “Anexo B” a pesar de presiones sufridas por un interés flagrante en elevar el precio, enviando el citado documento al Consistorio”

El informe de SOTASA aceptado por el Magistrado y Presidente de la Audiencia Provincial de Tenerife, Astor Landete, tras un conveniente receso en la vista oral, representa un dato que bien podría “virar” el curso de la Acusación hacia los encartados cuanto menos, reforzar su estrategia, sin embargo, las defensas de los 13 encausados solicitaron la suspensión del juicio, alegaron indefensión y cuestionaron la autenticidad del informe tasador de 18 millones de euros, preguntándose porqué no se incluyó este informe en el sumario, además de sacarlo a relucir 15 años después.

¿Con qué intención José Luis Estevas aportó este documento de tasación de 3.079.000.000 pesetas contraviniendo un informe de la misma Sociedad de Tasación de 7.789.000.000 pesetas?

¿Dónde está la credibilidad de SOTASA con dos informes propios y contradictorios a la vez en un desfase de 4.410.000.000 pesetas? ¿Cuál es el informe creíble? ¿Si Estevas recibió presiones por qué no lo denunció en 2001? ¿Con qué podría estar relacionado el silencio de SOTASA?

El abogado defensor del ex-alcalde Miguel Zerolo, Jorge Muñoz, alegó indefensión refiriéndose a este informe como un documento “exnovo”, y respecto a la declaración prestada por la ex-arquitecta municipal Pía Oramas, igualmente alegó las diferencias sustanciales entre el informe, lo declarado y lo que consta en el sumario, según Muñoz, muy “lejano a la información barajada con anterioridad, así como la necesaria regulación de la parte de los terrenos a inscripción por el Ayuntamiento en detrimento de la Junta de Compensación, concretamente destinados a docencia o  epígrafe cultural”.

El informe de tasación del frente de playa por 19 millones de euros, redactado por Pía Oramas, definitivamente vio la luz en el Juicio de Las Teresitas, representado en una pantalla con todo lujo de detalles los planos e identificación de los terrenos. Pía Oramas, visiblemente afectada por el estrés mediático, ha declarado que “no sólo le dije a la jurista Luisa del Toro, sino a todos los compañeros que estábamos en la misma sala en la Gerencia de Urbanismo, que guardaran el informe que redacté por lo que pudiera pasar”, aclarando que era regularmente solicitado su informe por el Juzgado, al haber una causa abierta. Oramas recalcó que “Victor Reyes, me dijo que si alguien preguntaba por mi informe, dijera que yo no había elaborado ningún informe”, relatando que se podía tomar como un simple estudio interno.

La ininteligible actitud de la Acusación Popular, interrumpiendo la declaración de Pía Oramas, contestando al Ministerio Fiscal, en el preciso momento en que Oramas entraba en confianza contando como era su relación con los compañeros respecto a su citado informe, alegando que
“su testimonio era más bien un relato que una pericial”, ha dejado en suspensión la carga emocional que podía estar sufriendo esta arquitecta municipal, si bien en ningún momento declaró sufrir amenazas personales, aunque si presiones laborales. Las defensas de los encartados en los pasillos durante el receso se preguntaban “¿la Acusación Popular interrumpió a Oramas en su declaración porque no confesó amenazas, y eso no les viene bien para su estrategia?”

Otra de las claves, donde la Fiscal Farnés  atinó con unos cuantos peritos, fue en esclarecer si habían hecho las actuaciones necesarias, para averiguar exactamente el desfase de metros declarados entre el Catrastro y el Registro de la Propiedad, al no coincidir los metros exactos de los terrenos de Las Teresitas entre ambos, con el fin de desentrañar, como encajan los metros del frente de playa con el aprovechamiento urbanístico. Fue otro momento tenso entre peritos en la Sala, en desacuerdo en ciertos criterios, así como las posibles indemnizaciones  si no hubiera aprovechamiento urbanístico, encendiendo la llama entre peritos y personas del público. Algunos arquitectos trataron de dar clases de Urbanismo en el juicio, con la disciplinada cortesía de Landete en la vista, que permite licencias muy justas a cada declaración.

La Fiscal defendió criterios legales de prevalencia de la protección a la naturaleza, respecto al aprovechamiento urbanístico.

Esta fase probatoria, también arrojó a la luz que, un 43% de los terrenos no son edificables, poniendo en entredicho, la viabilidad de la construcción en el frente playero, aunque el 51% son suelos en transición urbanizable con una sustitución de calificación residencial a calificación hotelera.

ALEA IACTA EST: LA SUERTE ESTÁ ECHADA

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario