FIRMAS Salvador García

Muy en serio. Por Salvador García Llanos

Va muy en serio el asunto del que nos ocupamos el pasado lunes: presencia de despachos de abogados británicos en el exterior de vías y hoteles del sur de Tenerife, predispuestos para captar clientes a los que tramitar posibles reclamaciones por haber enfermado en el establecimiento y compensarles mediante un método muy bien urdido. No quisimos emplear entonces la palabra estafa pero, a medida que se van conociendo detalles, todo da a entender que eso es lo que puede estar fraguándose tras los furgones y mesas anunciadoras.

Ya dijimos que los dirigentes de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife (Ashotel) se había reunido con el delegado del Gobierno en Canarias, Enrique Hernández Bento, y el comisario principal de la Jefatura Superior del Cuerpo Nacional de Policía en Canarias, José María Moreno, para exponerles la naturaleza de las prácticas contrastadas este verano y expresarles la preocupación que propicia este incipiente fenómeno -ya con antecedentes en Baleares y Costa del Sol- que, de no ser atajado, puede generar, a la larga, impredecibles consecuencias. Los perjuicios para las empresas hoteleras, si tienen que afrontar indemnizaciones, son evidentes. Se supone que, en el marco de sus competencias, la policía ya estará contrastando elementos para actuar en consecuencia.

Ahora también llegan noticias sobre el particular desde la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), dispuesta a combatir, con la firma profesional Tourism and Law, los abusos que se vienen advirtiendo en las demandas interpuestas por los bufetes británicos de abogados.

La CEHAT ya dispone de un plan de acción que recoge “actuaciones directas y contundentes a todos los niveles”. Se ha dirigido al ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación del Gobierno, García Margallo; al embajador británico en España; a los consulados y al presidente de la Asociación Británico de Agencias de Viajes (ABTA), para solicitar una actuación firme orientada a frenar estas prácticas supuestamente fraudulentas. El plan prevé también poner en conocimiento de los hechos al organismo que vele por la deontología profesional de los letrados del Reino Unido con el fin de que estudie y determine si estamos ante casos de mala praxis contraria a los códigos deontológicos.

La CEHAT complementa su iniciativa con el desarrollo de una amplia campaña de comunicación y de jornadas formativas dirigidas al propio sector a efectos de estar bien posicionados y dar una respuesta eficaz ante el problema que se ha desatado.

En este aspecto, será fundamental la prevención. De momento, la firma Tourism and Law señala que son acciones elementales informar al cliente, en el momento de registrarse, de que el personal del hotel estará disponible en todo momento para cualquier dolencia o circunstancia que requiera de su atención. En el momento de su salida, también le será ofrecida la posibilidad de una comunicación en la que deje constancia expresa de cualquier incidencia o de que todo ha transcurrido adecuadamente. Los hoteles decidirán sobre la utilización entre su clientela de un documento específico.

Lo dicho: el asunto reviste importancia, incluso desde la proyección de las marcas o destinos turísticos. Atentos, pues.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario