FIRMAS

Rajoy en funciones…de enchufe. Por Odalys Padrón

El Partido Popular (PP) amenazaba antes del repudiado intento de investidura de Mariano Rajoy con no subir las pensiones ni los sueldos de los funcionarios. El Vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto, afirmaba que «pagarán el pato los más débiles» coaccionando con la inviabilidad de presentarse los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en septiembre. Reconocía Maroto que serían subidas de una 0.25% en el caso de las pensiones y de un 1% para los funcionarios.

La Constitución recoge en su artículo 134 que el Gobierno deberá presentar ante el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado al menos tres meses antes de la expiración de los del año anterior. Si los Presupuestos no se aprobaran antes del primer día del ejercicio económico correspondiente, se considerarán automáticamente prorrogados los Presupuestos del ejercicio anterior hasta la aprobación de los nuevos.

Asimismo especifica, en su apartado 6, que toda proposición o enmienda que suponga el aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios requerirá la conformidad del Gobierno para su tramitación. Esto significa que el Gobierno puede presentar una modificación presupuestaria para desbloquear la actualización de pensiones y sueldos públicos. Sin embargo Rajoy prefiere amenazar que trabajar en conseguir una actualización de las pensiones. Ingresos de los que dependen muchas familias.

Rajoy ha estado trabajando en conseguir que José Manuel Soria, el ministro que obligaron a dimitir por su vinculación con sociedades «offshore» – paraísos fiscales tras la aparición de su nombre en los «Papeles de Panamá», consiga un sueldo mensual de 18.000 euros libres de impuestos. Ahora, abortada esa posibilidad por la presión popular, supongo que Rajoy seguirá trabajando en buscarle otro retiro dorado a su amigo mientras Soria sigue cobrando 4.644 euros al mes, el 80 por ciento de su sueldo de ministro, sueldo que seguiremos proporcionándole los españoles hasta mayo de 2018 si Rajoy no le encuentra otro enchufe. En total, tras engañar con alevosía y premeditación, los españoles le pagaremos, si agota el plazo de cobros, 111.000 euros en dos años.

Es curioso averiguar que este gobierno en funciones, a la vista de las informaciones aparecidas en los medios, trabaja para «colocar» a sus amigos y familiares. En estos días se ha publicado en los medios de comunicación que han renovado, con total oscurantismo ya que el renombramiento se produjo en Junio y ni Paradores ni el Ministerio de Industria lo habían comunicado públicamente, como Presidenta de la empresa pública Paradores a la ex mujer de Rodrigo Rato, María Ángeles Alarcó.

Su principal mérito es ser amiga personal de Ana Botella, Esperanza Aguirre y Mariano Rajoy. Así tras dejar su tienda de antigüedades en el barrio de Salamanca, Aguirre la aupó como consejera de Telemadrid en 2007, puesto que deja para ser nombrada Vicepresidenta ejecutiva de Turismo en Madrid para posteriormente ser nombrada Presidenta y consejera delegada de Paradores, con un sueldo anual y actual de 173.184 euros, mientras la justicia la relaciona con supuestos delitos de su ex marido Rato.

Desde que fue nombrada Presidenta de Paradores, apenas dos meses y medio después de que Rajoy ganara las elecciones en noviembre de 2011, y a lo largo de su primer mandato ha solicitado hasta en seis ocasiones inyecciones de capital con cargo a las arcas públicas. En total ha pedido un rescate que asciende a 152,4 millones de euros y ha aprobado un expediente de regulación de empleo (ERE) para 350 personas así como reducción del 25% de la jornada para otros 400 trabajadores. Mientras, altos cargos como la directora de Recursos Humanos, Teresa Cervera, elevó su sueldo desde los 80.000 euros hasta los 110.000 euros en 2013 además de crear nuevos cargos como un adjunto al director comercial cuyo sueldo base en 2013 era de 60.000 euros.

En el 2015 se publicó que la ex mujer de Rato destinó 393.000 euros a televisión de pago, 175.000 a grifería y 2,5 millones de euros a publicidad. La ocupación de Paradores sigue siendo muy baja, cerca del 55%, muy lejos del 70% que llegó a alcanzar en 2007. Seis ejercicios en pérdidas, ajustes en plantilla y red en el último trienio y ampliación de capital en 2012, 2013, 2014 y 2015 por un total de más de 152 millones de euros por parte del Estado para hacer frente al pago de deudas incurridas. Esta es la carta de presentación de la renombrada Presidenta de la red pública de Paradores de Turismo, una empresa ahogada en pérdidas que premia a su Presidenta renovándole el cargo con 173.183 euros brutos anuales.

También hemos conocido que tres sobrinas de Luís de Guindos, ministro de Economía, con funciones de enchufe, han sido «colocadas» en Washington con sueldos, según se ha publicado, de unos 16.119 euros al mes y con jornadas de trabajo desde su domicilio, horarios alternativos, jornadas reducidas y disponibilidad de un centro de fitness con un equipamiento de última generación, vestuarios, duchas, saunas y salas de ejercicios además de servicio de guardería.

Isabel Borrego, la mujer de Vicente Martínez-Pujalte, el ex diputado del PP durante 21 años consecutivos, al que obligaron a renunciar después de que se hiciera público que percibió 75.000 euros en poco más de un año por asesorar a una empresa constructora, fue «colocada» como Secretaria de Estado de Turismo con un sueldo de 108.414 euros. En su currículo destaca que su carrera política arrancó en Baleares bajo los gobiernos de Jaume Matas.

María Zaplana, recientemente investigada en relación al caso Oleguer Pujol por delitos de blanqueo de capitales y contra la hacienda pública e hija de Eduardo Zaplana, ex ministro de Trabajo y expresidente de la Generalitat Valenciana, la «colocaron», recién licenciada, como «asesora parlamentaria» desde enero de 2012 en el Gabinete del Secretariado de Estado de Turismo. Por su asesoramiento cobró en 2013 62.286,70 euros. No tenemos el sueldo actual dado que el Portal de Transparencia no publica el sueldo de los asesores desde hace más de 20 meses. Es posible que se debiera a la indignación causada por muchos españoles al saber que asesoras como Ana Serrano, dependiente del Ministro Cristóbal Montoro, había cobrado 25.163 euros por tres meses y 11 días de trabajo.

Y la lista de los «colocados» continúa porque el PP gobierna en funciones y parece que el nepotismo y el tráfico de influencias funcionan, el resto es discutible…

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario