Espectáculos LA LAGUNA Música SOCIEDAD

«God save the Queen», la reina resucita en La Laguna

EBFNoticias/Ale Hernández.- El pabellón Santiago Martín acogió anoche a cinco mil personas ávidas de «monarquía -Mercury».

Debo reconocer que no creo en los milagros, mucho menos en la monarquía, pero anoche pude ser testigo directo de uno: Freddie Mercury resucitó en la anatomía y en la voz de Pablo Padín, vocalista y pianista del grupo argentino «God save the Queen».

Dentro de su espectáculo «Queen forever», el grupo argentino, que no cumplió con el tributo a la popular puntualidad británica, irrumpió en el escenario del Santiago Martín con más de media hora de retraso, hecho que provocó los pitidos de un público ansioso de rememorar el Rock británico de «Queen».

«Hammer to fall» fue el tema elegido para comenzar con un espectáculo vibrante y nostálgico, durante el cual no hubo ni un solo instante para el respiro.

El ritmo cardiaco del público asistente se aceleraba cada vez más ante -como si de una aparición parapsicológica se tratase- la irrefutable reencarnación del inigualable Freddie Mercury en la figura de Pablo Padín.

La eclosión llegó con «Another one bites the dust», que fue la antesala a temas inolvidables  tales como «It’s a king of magic», «I want to break free», «Under pressure», «Somebody to Love», «Love of my life» o «Radio Gaga».

Con la magistral interpretación de «Bohemian Rapsody», el grupo argentino, mostró sus sublimes dotes musicales , así como su facilidad para hacer de un tema tan complicado de interpretar un paseo por las nubes.

El Rockabilly también tuvo su parte de protagonismo durante la velada cuando sonó «Crazy little thing called love», que puso a bailar al unísono al público asistente.

Con dos conatos de falso final, y ante el clamor del público presente por seguir manteniendo a Freddie Mercury vivo, Pablo Padín y su banda no podían abandonar el escenario lagunero sin reiterar que son los irrefutables campeones a la hora de hacer resucitar a la reina. Con «We are the Champions» se daba por concluido un show por el cual el mismísimo Freddie Mercury estaría orgulloso y aplaudiría, desde la grada, si una terrible enfermedad no le hubiese hecho partir, de esta existencia, antes de tiempo.

Anoche, con el espectáculo «Queen forever», el Festival Mar Abierto volvió a consolidarse como una de las mejores ofertas de ocio musical de Canarias.

Anoche, en La Laguna, Freddie Mercury se reencarnó en Pablo Padín e hizo revivir a la reina.

 

Agradecimientos: ArteValle Producciones.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario