FIRMAS Salvador García

¿Habrá gente para tanta cama? Por Salvador García Llanos

Confiemos en que no se tome al pie de la letra la conclusión: queda suelo, tanto urbano como urbanizable, para albergar ciento cincuenta mil nuevas camas turísticas en Canarias. La empresa pública GESPLAN aporta los datos oficiales (referidos a 2012) y el profesor de Geografía urbana de la Universidad de La Laguna, Moisés Simancas, se hace eco de los mismos en su obra de reciente aparición, La moratoria turística de Canarias. La reconversión de un destino turístico maduro desde la ordenación del territorio.

Este archipiélago de nuestras culpas tiene 54,3 millones de metros cuadrados de suelo turístico. Según son desglosados los datos aludidos, Tenerife es la isla con más plazas potenciales, un 36,2%. Sigue Gran Canaria, con un 35,5%. Después, Fuerteventura, con un 18,2% y Lanzarote, con un 10%. En lo que concierne a superficie urbanizable, la isla de los volcanes dispone de un 37,2%, seguida de Tenerife, con un 23,2%. Sigue Fuerteventura, con el 22,5% y cierra Gran Canaria, con un 17,1%.

Fernando Senante, abogado urbanista, gerente del Consorcio para la Rehabilitación Turística del Puerto de la Cruz, advierte que “las parcelas calificadas como turísticas son unas determinadas y no habrá más suelo urbanizable turístico sino el ya clasificado. Así que ya se puede saber dónde vamos a llegar. Las plazas ‘potenciales’ se deben matizar aplicando estándares lógicos y coherentes de calidad en los nuevos hoteles a crear y pautar ese crecimiento…”.

Pero a ver cómo reaccionan las instituciones y los sectores económico-productivos a la vista de los cálculos y los porcentajes. ¿Está el territorio canario en condiciones de soportar la carga derivada de esas “teóricas” ciento cincuenta mil nuevas camas? ¿Habrá normas o mecanismos para frenar la especulación del suelo? Y tercera cuestión: ¿habrá suficiente capacidad de gestión para afrontar ese salto cuantitativo, si es que se consuma?

Hace poco nos hacíamos eco de un revelador reportaje televisivo sobre las consecuencias de esta misma carga en Baleares, pero este mismo año, no vayan a creer. La millonaria afluencia de visitantes ha desbordado infraestructuras y servicios; ha contribuido a un serio -¿y reversible?- deterioro del medio ambiente y ha distorsionado la oferta hasta hacerla, probablemente, insostenible.

Imaginemos Canarias con ciento cincuenta mil camas más. Pero teniendo en cuenta estos datos aportados por el profesor Simancas en su investigación: las urbanizaciones turísticas en Tenerife suponen el 1,72% del territorio. A continuación, Fuerteventura, con el 1,73%. Siguen Gran Canaria (1,77%) y Lanzarote (3,96%), en tanto que La Palma (0,59%) y La Gomera (0,46%) cierran esta serie porcentual.

Las estimaciones, hechas a corto, medio y largo plazo, incrementarán la oferta sin que haya garantías de calidad en el producto. De ahí, la pregunta del título: ¿habrá gente para tanta cama?

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario