Sin categorizar

El 30% de las lesiones de accidentes de tráfico son a causa del latigazo cervical

EBFNoticias.- Según la Dirección General de Tráfico se prevé que durante los meses de julio y agosto se realicen 84 millones de desplazamientos de vehículos por carretera, un 3,5% más que los movimientos que se produjeron el verano pasado. Las previsiones para el mes de julio son de 41 millones y para agosto de 43 millones. Es normal que este aumento del volumen de tráfico conlleve una elevación del número de accidentes. Por eso es necesario extremar precauciones.

Según el Dr. Manuel Galván, responsable de la Unidad de Lesionados de Tráfico de Hospital La Paloma, las lesiones más habituales derivadas de un accidente leve de tráfico son los traumatismos en las cervicales, que es la zona que mantiene estabilizada la cabeza, y es una de las zonas que más impacto reciben. Como consecuencia del accidente pueden producirse esguinces, rectificación de la curva fisiológica, descompensación del procesos patológicos previos, etc.  

Otra lesión habitual son las lumbalgias pues la zona inferior de la columna suele sufrir en un accidente. Por último, en este ranking de lesiones nos encontramos los traumatismos craneoencefálicos, una lesión muy habitual en los accidentes de moto. Dependiendo de la gravedad del golpe y las condiciones de éste, los traumatismos craneoencefálicos varían desde una contusión con cefaleas graves, hasta una lesión neurológica irreversible.

El latigazo cervical, la lesión más habitual

El 30% de las lesiones de tráfico son a causa del llamado latigazo cervical. Es muy común por el hecho de ser la lesión más habitual en accidentes por alcance, incluso a velocidades muy bajas. Sus consecuencias pueden oscilar entre molestias durante los días posteriores al choque, hasta fuertes dolores durante semanas e incluso meses. «Estas lesiones pueden evitarse, o como mínimo mitigar sus consecuencias, con una correcta colocación del reposacabezas», apunta el Dr. Galván.

Lo primero que hay que entender es que el reposacabezas no está diseñado, como su propio nombre indica, para que reposemos sobre él la cabeza sino para evitar la hiperextensión del cuello en caso de accidente. En conducción nuestra cabeza no tiene que apoyar sobre el reposacabezas ni tampoco estar muy alejada del mismo, pues en caso de sufrir una colisión, el impacto que sufrirá nuestra cabeza y espalda contra el asiento y el rebote posterior agravarán los daños sufridos, detalla el responsable de la Unidad de Lesionados de Tráfico del Hospital La Paloma.

Recomendaciones para nuestro viaje en carretera

Los canarios solemos elegir destinos nacionales en nuestras vacaciones. Una vez en Península realizamos los traslados habitualmente en coche, preferimos este medio de transporte frente al avión o al tren, ya que resulta más económico. Sin embargo, si no conocemos cómo realizar estos viajes, es posible que puedan llegar a afectar a nuestra salud. El Dr. Manuel Galván ofrece una serie de recomendaciones  para realizar un viaje saludable en coche.

1. Postura corporal: es muy importante ya que si el conductor, o cualquier viajero, no se coloca bien en su asiento puede provocarle daños en las articulaciones a medio y largo plazo. Según el Dr. Galván: » la posición adecuada del reposa cabeza que evitarían la lesión mayoritaria en los mismos que es el latigazo cervical , así como el uso adecuado de los retrovisores que evitarían movimientos cervicales repetitivos o la conducción prolongada que podrían dar dolores y contracturas musculares en la columna fundamentalmente cervical y lumbar».

La postura correcta para el conductor es sentado con la espalda pegada al respaldo y en un ángulo de 90º con respecto a las piernas. No es aconsejable una inclinación del respaldo ya que el cinturón debe estar siempre bien anclado. Los demás pasajeros deben imitar la postura del conductor para que el cinturón de seguridad esté bien ajustado.

2. La visión: Cerca de 40 % de los conductores desconocen que tienen una patología ocular:  miopía, hipermetropía o astigmatismo. En caso de padecer alguna de ellas el conductor debe disponer de la corrección óptica adecuada y acudir al menos una vez al año a su oftalmólogo para una revisión. Además, se debe evitar conducir con alteraciones oculares como la conjuntivitis o blefaritis, que pueden enturbiar la vista. Respecto a las horas del día, se recomienda evitar conducir de noche, ya que las luces de los automóviles pueden dificultar la visión del conductor. Por  otro lado, cuando se conduzca en las horas en las que el sol está sobre el parabrisas es necesario emplear gafas de sol, para no sufrir deslumbramientos. Además, para evitar los mareos, el conductor ha de evitar cambiar la dirección  de la mirada de forma brusca.

3. No ir apretados en el coche: conviene mantener plazas libres para mayor comodidad de los pasajeros y, además, para mejorar la ventilación del vehículo. Por otro lado el reparto de las cargas será mejor y los ocupantes podrán ir más relajados y no entorpecerán la conducción.

4. Combatir el calor: para esto se ha de mantener el aire acondicionado a una temperatura confort, colocando la dirección de los conductos de aire de forma que la corriente no sea directa. Se recomienda también tapar las ventanillas traseras del vehículo con algún parasol que evite el calor. Esto tiene el objetivo de evitar que el sol dé de lleno en estas zonas. Por último debemos evitar conducir en las horas centrales del día ya que son las más calurosas. Conviene hidratarse bien durante el viaje y tomar líquidos refrigerados con cierta frecuencia. Una buena ventilación, además, evita los mareos.

5. Estirar las piernas: Conviene estirar las piernas cada dos horas. Esto se debe a que al estar mucho tiempo sentados, con las piernas dobladas, se entorpece la circulación de retorno, es decir la que sube de los pies hasta el corazón. Esto es especialmente importante en las personas de avanzada edad o con varices ya que esta postura puede favorecer la aparición de tromboflebitis.

6. Frecuencias de descanso: Es recomendable descansar cada dos horas, más o menos. Esto se debe, primero, a la necesidad de estirar las piernas y a que está demostrado que una vez rebasado este tiempo aparecen signos de fatiga física, que pueden acarrear perjuicios en la atención de la conducción.

7. La nutrición es importante: el conductor deberá evitar las comidas copiosas, por ello, las deben ser ligeras y tomarse cada cuatro horas. Esto se debe a que el proceso digestivo produce más aporte sanguíneo hacia el tubo digestivo en detrimento de otras zonas del organismo como el cerebro. Esto ocasionaría somnolencia y por tanto riesgo de accidente. Las bebidas son muy importantes: han de tomarse siempre sin alcohol, ligeramente azucaradas y frescas, ya que así se absorben mejor. Los líquidos han de tomarse con más frecuencia que los sólidos.

8. Fármacos: dependiendo del fármaco, han de seguirse las instrucciones que se indican en él. En la conducción es obligatorio seguir las señalizaciones y las indicaciones de tráfico, así como mantener la regularidad en la marcha sin exceder límites de velocidad. Por eso es imprescindible evitar medicamentos que puedan alterar la conducción.

9. Calzado recomendado. Hay que llevar un calzado cómo que sujete bien el pie, tipo náutico o deportivo. Evitar el uso de chanclas o sandalias abiertas. 

10. Qué hacer si sufres un accidente: Si durante el desplazamiento sufres alguna colisión con otro vehículo y precisas de asistencia médica puedes acudir a cualquier centro médico público o privado.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario