Defensa Espectáculos SANTA CRUZ SOCIEDAD

VIDEO. LA GESTA DEL 25 DE JULIO. Entre tapones para los oídos y olor a pólvora

EBFNoticias.- Un año más un grupo de chalados, capaces de volver a ponerse unos trajes de lana en pleno mes de julio que les hace sudar la gota gorda (¿Sabían que la batalla que rememoran se llevó por delante a algunos ingleses que murieron por  golpes de calor, incluso antes de entrar en acción, subiendo las montañas que rodean la capital?) y liarse a tiro limpio, han recordado la grandeza y la imbatibilidad de esta plaza.

Sin duda, una voluntariosa puesta en escena a la que le han dedicado muchas horas de preparación, dejando de lado a las familias para esa noche, la de ayer.

La edición del próximo año, con una ayuda desde la corporación municipal, parece que dignificará aún más el trabajo de estos figurantes que, no solo no cobran sino que además les cuenta dinero esta conmemoración y la de 2017 promete ser una de las mejores rememoraciones de la Gesta del 25 de Julio de 1797 en las que las tropas inglesas, al mando de nada menos que Horacio Nelson, fueron vapuleadas por las tropas locales, al mando del General Gutiérrez, con la colaboración de la tripulación de un barco francés que se encontraba en la rada santacrucera.

Mucho ruido y muchas nueces. Pasaban 7 minutos de las 21:00 horas cuando el herrero, que faenaba en el cañón tigre para bajarle el disparo y atinar a las barcazas que llegaban a las playas chicharreras, dio la voz de alarma de la llegada de los ingleses.

Casi al mismo tiempo, un grupito de la misma nacionalidad, se marchaba de la zona ya que no es grata que estando de vacaciones veas como zurran a tu país.

Representación de La Gesta

Mientras, el público local se lo pasaba pipa poniéndose los tapones que los figurantes habían repartido minutos antes, y a las 21:19n horas retumbó el primer disparo de fusil y no paró hasta que los invasores sacaran la bandera blanca tras una lluvia de plomo figurado. Lo que sí era real fue el olor a pólvora que llenó la Plaza de la Candelaria, abarrotada de público.

Tras la rendición, desfile de los vencidos, seguidos de los vencedores, y capitulaciones en la Alameda del Duque de Santa Elena, donde desde las 17:00 horas se había instalado el campamento de las tropas tinerfeñas.

Hasta el año que viene.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario